Páginas vistas en total

viernes, 26 de febrero de 2021

Mon. a Franco (Melilla) y a Sanjurjo (Pamplona)

La última estatua de Franco que quedaba en suelo español ha sido retirada, justo, este martes, 23-F. La estatua se erigió para rendir homenaje a Francisco Franco, que, como comandante de la Legión, contribuyó a la defensa de Melilla del ataque de los soldados de Abd el Krim durante la Guerra del Rif (1921)
Así dice este escrito -anónimo, por cierto- que corre por las redes: 
Meses después del desastre
"El próximo 22 de julio hará 100 años del desastre de Annual en que 11.500 soldados del ejército español murieron a manos de los rifeños. Melilla quedó desguarnecida, a merced de los moros que ocupaban ya los montes aledaños, cuando desembarcó en su puerto la primera bandera de la Legión que había recorrido a pie, hasta ser embarcada, una distancia de 100 Km. en menos de dos días. La mandaba el comandante Franco.
La ciudad, agradecida, levantó años después un sencillo monumento de una figura de Franco, ataviado con el sombrero flexible de campaña de la Legión.
Ayer TVE anunciaba pomposamente que hoy será desmontado "el último monumento con la efigie del dictador".
Esa estatua no es del Franco dictador, esa estatua es de un oficial del ejército español que, además de una brillante carrera que le llevó a ser Jefe de Estado Mayor de la Segunda República, salvó a Melilla de un destino horrible a manos de las cabilas sublevadas.
Al que me tilde de franquista le diré que me da igual, pero acciones como la que se anuncia para hoy me da vergüenza ajena y asco.
Por cierto el PP se abstuvo y VOX votó en contra."
Franco. Hoy, Baja Navarra 11
Para que el lector juzgue sobre la objetividad de este escrito, he puesto en neguita tan solo lo de "años después". El autor no quiere concretar la fecha porque pone al descubierto su intento de manipulación.
El Desastre de Annual se produjo en 1921 y el monumento al "oficial del ejército español" no lo levantó "la ciudad agradecida" en los meses o años siguientes. No. El monumento se instaló en 1978, tres años después de la muerte de Franco y justo cuando estaba a punto de aprobarse la Constitución de 1978 que iba a poner fin a 40 años de Dictadura.
Ese monumento a Franco en Melilla fue toda una provocación: un homenaje camuflado al dictador, cuando todas las ciudades de España estaban retirando el nombre del "General Franco" de sus principales avenidas.

Nada que ver, pues, con lo que pasó con el Monumento a Sanjurjo -el otro héroe de la Guerra del Rif- en Pamplona, su ciudad natal. Destrucciones, reposiciones... Al final, un sinvivir. Habrá que hacerle caso a Ana Hueso, la archivera municipal (AMP): "Personas en vida, jamás, porque pueden hacer alguna fechoría".
Algunos, dos.

Zaragüeta 1929. Leo: "Navarra/a su/hijo esclarecido/don José Sanjurjo"
Noventa años después de su inauguración, el Ayuntamiento ha recurrido a la solución más fácil: la retirada de los restos del monumento, colocando en su lugar un jardincillo.
21 fotografías del Archivo Municipal, perfectamente fichadas y ordenadas, que conformaban (Facebook me han roto el enlace) un álbum de Facebook, son testimonio gráfico de todos los avatares por los que ha pasado el monumento, erigido al  pamplonés -de la calle Mayor-, en agradecimiento por su papel decisivo en la Guerra del Rif.

Comienzos de 1929: Presentación del busto
1929, estudio de Fructuoso Orduna. Tres navarros en la imagen. De izda a dcha: el escultor, nacido en Roncal; José Sanjurjo, nacido en la calle Mayor 37, de Pamplona;  y el periodista Ezequiel Endériz, de Tudela, cubriendo (y promocionando) la presentación del busto.
Da la impresión de que, para la foto, le han pedido a Sanjurjo que adopte el mismo gesto que la escultura, porque el parecido es asombroso.
Ezequiel conocía a ambos: estuvo de corresponsal en la Guerra del Rif y había sido también esculpido (1926) por Orduna. Como saben nuestros lectores, Endériz, autor de las letras más populares que cantó Raimundo Lanas, fue un republicano de izquierdas, cercano al anarcosindicalismo, que murió en el exilio. Su presencia en la presentación abría el abanico de apoyos al monumento.
Escultura de Endériz (hecha por Orduna), con el título de sus letras
Cualquiera que haya leído "Cuando leas esta carta" -sobre todo si es historiador (ver primer comentario)- tendrá que reconocer el papel relevante de Sanjurjo en la pacificación de Marruecos, que desde el desastre de Annual se había convertido en una sangría para el ejército español.
Estos seminaristas no estaban fusilando a nadie en el 36, sino haciendo ejercicios
de tiro en la Plaza Vieja de Pamplona entre el 1 y el 10 de agosto de 1921.
 La sotana les libró de ser pasados a cuchillo en el Desastre de Annual
***
Inauguración 13.07.29
El monumento a Sanjurjo, sufragado por suscripción popular, fue inaugurado el 13 de julio de 1929, acto al que no pudo asistir el homenajeado a causa de una enfermedad, acudiendo su hijo en representación del General y una enorme multitud de vecinos. 

Tomada por el aviador Enrique Ansaldo Bejarana AMP
***
1ª destrucción: madrugada del 13 al 14.04.31
Nos lo cuenta Javier Aliaga:
Durante la madrugada del 13 al 14 salió a la calle una manifestación de regocijo, disparando cohetes y vitoreando a la república. Los manifestantes derribaron el busto del monumento del general Sanjurjo -inaugurado en 1929-, arrancaron las placas de la Avenida de Alfonso XIII –actual de la Baja Navarra- y de la plaza Primo de Rivera –actual de las Merindades-.
Zaragüeta. Una multitud concentrada en la Plaza Consistorial el 14 
de abril de 1931 asiste a la proclamación de las II República
Dice Arazuri: "En 1931, al principio de la República, una noche fue arrancado el busto de bronce del pedestal, arrastrado, con el consiguiente deterioro, y después fue abandonado, si mal no recuerdo, en las proximidades de la Cárcel, de donde fue recogido y guardado por un vecino de sus proximidades"
Sobre la actitud de Sanjurjo ante la llegada de la República, añade Aliaga:
"El 14 de abril de 1931, el general Sanjurjo, siendo director general de la Guardia Civil, se puso al servicio del Comité revolucionario. Su gesto fue primordial para la proclamación de la II Republica sin disturbios y sin derramamiento de sangre."
Por eso no se entiende muy bien la postura de los manifestantes.
Mariano Ansó, primer alcalde republicano de Pamplona de la II República, lo reconoce en su libro “Yo fui ministro de Negrín”: «Uno de mis primeros actos como alcalde fue presentar una moción pidiendo a mi Ayuntamiento que se restaurara el monumento al general Sanjurjo, derribado en la madrugada del 13 al 14 de abril; alegué que la ira popular iba dirigida contra el acto inaugural del monumento en plena Dictadura y no contra el general Sanjurjo, hijo de Pamplona, director general de la Guardia Civil y que había cooperado al advenimiento de la República. Mi propuesta se aceptó sin discusión y se votó unánimemente por la restauración del monumento». 
***
Sanjurjo y otros oficiales en el banquillo de acusados, durante su juicio (1932).
La Sanjurjada
Quince meses después, el 10 de agosto de 1932, se perpetraba el primer golpe militar contra la Segunda República, que sería conocido como “la Sanjurjada”. La intentona resultó un rotundo fracaso, y a las pocas horas el movimiento había sido completamente neutralizado. Condenado a muerte, le fue conmutada la pena por la de cadena perpetua y durante los gobiernos del segundo bienio republicano logró la excarcelación, exiliándose en el vecino Portugal.
***
Última foto del General Sanjurjo. Moriría carbonizado en la avioneta

1ª Reposición: 19.07.36
Sin embargo, hubo que esperar hasta el 19 de julio de 1936, cuando se repuso el busto sobre su pedestal, cubierto con una gran boina roja. 
1ª Reposición: 19.07.36 El general Miguel Cabanellas, a la izquierda
Posteriormente se arregló la cara, se colocó una nueva placa dedicada, y el desnudo representativo de la Vida se transformó en el actual. 

Un día después de la reposición, Sanjurjo volvió a alzarse, pero su intentona quedó truncada por el mortal accidente de su avioneta, cuando intentaba despegar desde un aeródromo improvisado. Murió carbonizado. Esto sucedía el 20 de julio de 1936.
***
ETA 26.06.72 y ataque 86
2ª Destrucción: 26.06.72 y 2ª Restauración: 30.12.72
El 26 de junio de 1972 se celebraba en Pamplona una importante cita cultural. ETA explosionó un artefacto, la noche de la inauguración de los Encuentros, en el monumento a Sanjurjo, y otra bomba estalló, en el transcurso de los mismos, frente al Gobierno Civil. Según ETA, el Monumento a Sanjurjo era franquista. Sin embargo, hay que recordar que fue levantado por suscripción popular en 1929, en agradecimiento a Sanjurjo por su papel decisivo en la Guerra del Rif.
El 30 de diciembre del mismo año terminó su restauración.
***
Retirada de busto y placa: 23.05.88
A pesar de ello, el monumento siguió siendo objeto de ataques y actos de vandalismo, de modo que el 23 de mayo de 1988 -por acuerdo plenario de 28 de abril- se procedió a retirar el busto y la placa ("Pamplona a su hijo esclarecido el general Exmo. Señor D. José Sanjurjo Sacanell").
Para terminar, las lamentables palabras de Asirón:
"En cuanto al desaparecido busto de Sanjurjo, y vistos los antecedentes, es posible que lo guarde en un cajón de su casa alguna célebre exalcaldesa (sic) de Pamplona. Quién sabe..."
Todo un ejemplo de elegancia (no machista, faltaría más).

Retirada del resto del Monumento (2019, finales)
A finales del año pasado, 2019, aprovechando la remodelación de la calle Navas de Tolosa, fueron retirados los restos del monumento (pedestal y los dos bellisimos relieves). Y en su lugar se han plantado unos jardincillos:

Nunca en vida
Ana Hueso, archivera Municipal, con su exquisita amabilidad, me ha puesto al tanto de los siguientes datos:

Acuerdo pleno 26 junio 1979 
Orden de preferencia denominación nombres calles ciudad 
1. Recuperación de topónimos 
2. Respeto a las agrupaciones, como músicos, pintores, montes, monasterios...
3. No utilizar nombres de personas, ni vivas ni muertas. Pero en el caso de tener que dedicar una calle a alguien, que sea una vez fallecida y por sus valores exclusivamente humanos, prescindiendo de su significación política. Personas en vida, jamás (porque pueden hacer alguna fechoría) 

Estas decisiones se tomaron en aquel pleno de hace ahora más de 40 años. José Luis Molíns (anterior archivero) y Ana Hueso coinciden en la corrección de esa decisión.
Así pues, el villavés Miguel Induráin deberá esperar, como esperó José Joaquín Arazuri.

5 comentarios:

Carmelo dijo...

Gracias Pachi, muy bueno.
Todo lo que nos cuentas pone de manifiesto todo los peor del ser humano y la capacidad de manipular la historia a lo largo del tiempo por las diferentes generaciones y sobre todo por ciertas ideologías fascistoides como la del Doctorcito Asiron.
Cuando se pretende contar la historia sin contextualizarla en el momento histórico, se está cometiendo un grave error y una grandísima injusticia, esto solo se comprende cuando el que lo hace o es un tonto indocumentado o bien un cretino manipulador, que se vale de su posición para captar adeptos ignorantes, a los cuales seguir manipulado como borregos.
Navrazon

desolvidar dijo...

Carmelo, cada día te superas. Muchas gracias

Carmelo dijo...

Muchas gracias Pachi.

Anónimo dijo...

Gracias por esta información. Pero falta un dato que no sé si está a tu alcance, y es quién y cuándo decidió retirar lo que quedaba del monumento, es decir, las dos piezas de Orduña, junto con el resto del monumento. Y, ya de paso, quién y dónde ha guardado esas obras de arte.

desolvidar dijo...

Lo dice:
Retirada del resto del Monumento (2019, finales)
A finales del año pasado, 2019, aprovechando la remodelación de la calle Navas de Tolosa, fueron retirados los restos del monumento de Orduna (pedestal y los dos bellisimos relieves). Y en su lugar se han plantado unos jardincillos.
Con foto y todo.
Falta el quién y el dónde. Supongo que el alcalde, Enrique Maya, sabrá dónde se han guardado