Páginas vistas en total

sábado, 28 de diciembre de 2019

La Higa, de monte a antena

Al ser mis padres de Cemboráin, entre "Higa de Monreal e Izaga", al conocer desde crío términos como Diablozulo, Higalepo, Malpica.., la Higa siempre ha sido para mí la montaña misteriosa de mis raíces familiares, la que mejor representa mi apellido (Mendi-buru: "cumbre del monte"), la que -en cuanto la veía viniendo de fuera- me acogía y me decía mejor que ninguna: "ya estás en casa".
Quiero presentaros la foto más antigua y sugerente que conozco. Es de Santa María del Villar y está sacada desde Idocin. Por el estado de la "carretera", con rodadas de carretas y bicis, yo diría que es de los primeros años del siglo XX.
Esta foto representa la Higa que recibimos de nuestros antepasados, tal y como entró en el siglo pasado.
Veamos algunos detalles de esa herencia

A. La herencia del pasado
Culturales o físicas, tres son las huellas que nuestros antepasados nos han dejado en este monte:

A1. El nombre
Años 50. Desde casa Macaya (casa de mi madre)
Si miramos en la Toponimia Oficial de Navarra, veremos que ya hace más de mil años se llamaba Hiiga, Yhiga... lo que sugiere "ihi" (junco) + el abundancial "-ga" (abundante en juncos, juncal, junquera).
Arturo Campión (a quien no tengo mucha simpatía), no supo reconocer el carácter vasco de "Iga" y, rizando el rizo, la rebautizó, hace menos de un siglo, como Elomendi ("Monte de Monreal"). Sin embargo, la toponimia oficial -como habéis visto- ni siquiera lo menciona. A pesar de ello, todavía hoy, en ciertos ambientes montañeros (más que vasquistas, vascorros), repiten, creyéndose propagandistas de lo vasco, la falsa interpretación de Campión. Como bien dice Mikel Belasko "A quien dude de la vasqueidad de Higa habrá que recordarle que la parte trasera de la Higa se llama Higaguibela, un collado Higalepo y su parte baja Higaondoa".

A2. Santa Bárbara  
En la misma cumbre de la Higa, hubo una ermita a la que se accedía por un sendero que, a partir de un delicioso pradillo, llamado El Sario, giraba al sudeste y te llevaba entre hayas hasta Santa Bárbara.
Monreal subía a la Higa en la Cruz de mayo. En 1629 el fiscal acusa a García de Urdax, vicario de la de S. Martín, de catorce cargos, entre los que figura no querer ir en la procesión de la villa a la cumbre, y de haber estado todo el día jugando a pelota. 
18 de Junio de 1939. Restos de Sanjurjo en Noáin
También subían los de Elorz, cuya parroquia repartía a los vecinos tres robos de trigo, tres cántaros de vino, once reales y 14 maravedíes. La jornada se llamaba Elizabesta ("fiesta de la iglesia"). Igual de Soria la quiso suprimir, pero los de Elorz se opusieron y ganaron el litigio. Tal colación se suspendió en 1858. 
En el SITNA de 1929 ya se puede apreciar, junto a la ermita, un refugio.
Santa Bárbara recibió en 1939 el tejado de la de Santiago. 
Saqueada por , mostraba en los años sesenta un estado deplorable. 
Fue adecentada, sin que durase mucho el arreglo: hasta julio de 1972, en que fueron -ermita y refugio- de nuevo destrozados. 
En 1974 se consigna una partida de 1.550.567 pesetas para la Ermita-Refugio, que fue reconstruida un poco más abajo de la cumbre.
Las obras de radio y televisión en la Higa provocaron el traslado de la ermita, que fue reedificada por la Diputación Foral algo más abajo de la cumbre. Y allá se utilizó la portada de S. Babil, guardada desde un año antes en la sacristía del pueblo. 
La nueva ermita se bendijo el 25 de septiembre de 1977.

A3. Explotación maderera, ganadera y caza
Diablozulo
Desde tiempo inmemorial (desde el neolítico, supongo), ha tenido que haber un camino ("Camino de Malpica") desde Monreal, que ascendía hacia el oeste por la cara norte de la Higa y que, tras superar el Barranco de Diablozulo, se internaba al sur, en las entrañas de la Sierra de Alaiz.
Allí han campado a sus anchas, vacas, yeguas... 
Y por supuesto, Alaiz ha sido territorio de caza. Me contaba mi madre que a unos parientes que vivían en el Caserío de Alaiz les entraban los jabalíes en la vivienda.
Todavía en los años 60 se veía con toda nitidez una marca, casi limpia de vegetación, de varios metros de anchura que subía recta, paralela al barranco de Diablozulo, desde la Borda de Ibarrola hasta la curva del Camino de Malpica. Por ese abrupto sendero subía mi padre desde Cemboráin para plantar pinos detrás de la Higa (Higaguibela). Supongo que, en sentido inverso, por ahí descendían los troncos para llevarlos hasta la Serrería, junto a la Cadena de Monreal.

B. La transformación de la Higa
La primera mitad del siglo XX transcurrió con toda placidez para la Higa, pero cuando llegó la televisión a nuestras casas...
En 1956 se fundó TVE y, a partir de 1959, empiezan las conexiones de Madrid con las capitales más importantes.
Yo recuerdo que no vi por primera vez la tele hasta después de los 60. Primero en comercios, como Segarra, y luego en casa de un amigo. Recuerdo una de las eliminatorias del Barça-Benfica en un comercio de Carlos III que hacía chaflán:
26/04/1961 "El partido de Hamburgo se televisó en España. Iba 2-0 cuando en el minuto 89 se apagó la señal. El horario contratado de los enlaces internacionales se ajustó tanto que un pequeño retraso del partido hizo que la pantalla se fuera a negro, con 2-0 y el choque expirando. Fue entonces, en el último instante y lejos de los ojos de la afición, cuando Kocsis marcó el 2-1. En España, la mayoría nos enteramos el día siguiente, por el periódico. En la época no había ni programas de radio nocturnos. Aquel gol milagroso de Kocsis dio paso a un desempate en París que ganó el Barça".
Rouzaut h. 1929 Acueducto Noáin. A la derecha, la Higa
B1. Primeros avisos (1963-72)
En estos años aparecen algunas cartas al director -que el Diario hace suyas- y que ya avisan de que la Higa tiene todos los boletos:
28/07/1972 Refugio y la Ermita
de la Higa fueron arrasados
-15/03/1964 Un lector de nuestro periódico nos escribe acerca del poste de la Televisión, y opina que el sitio indicado para ponerlo es la Higa de Monreal, de menos altura que Leire e Izaga, pero de mucha mayor visibilidad, ya que la Higa de Monreal es uno de los pocos vértices geodésicos de España y se ve de todas las partes menos el Baztan y tiene su carretera forestal hasta cerca de la punta del monte y luz eléctrica en Monreal a dos kilómetros de distancia. La Higa se ve del Guadarrama, se ve de toda Navarra, de Soria, de Guipúzcoa, del Roncal, Salazar..., de la Ribera. Ese es, a mi juicio, el sitio de poner el poste retransmisor. mejor que Leire, mejor que Aralar, que Ori y que cualquier otro, y a la vista del Sollube y Pamplona y con la carretera al pie y la forestal hasta cerca de su cumbre. De todas formas, los técnicos tienen la palabra...
Otros proyectos y acciones de este periodo son muy distintos y contradictorios:
-02/07/1970 Jueves El domingo, inauguración de la reserva de buitres de Monreal. Sobre estas grandes rapaces dará el sábado una conferencia el Dr. Rodríguez de la Fuente
-28/07/1972 De cómo el Refugio y la Ermita de la Higa fueron arrasados.

B2. Decisión tomada (1973)
Ingenieros de TVE se desplazaron a lo alto del Perdón y vieron que existían numerosas dificultades y abandonaron esta idea. Entonces se barajaron varias soluciones, después de llevar a cabo distintos estudios. 
La Higa desde Monreal hacia 1970
Y se pensó en San Donato, San Miguel, Izaga y la Higa de Monreal... 
Al fin, en julio de 1973 TVE comunicaba a nuestra Diputación que la Higa había sido elegida como muy óptima para emplazar el Centro Emisor. 
Y de igual forma que en otros lugares de España en los que las administraciones locales se hacen cargo de las obras de infraestructura, la Diputación adquirió el compromiso de realizar la carretera de acceso, la línea de transporte de energía eléctrica y el edificio para el Centro Emisor. Por su parte TVE correría a cargo del equipamiento del edificio, torre y sistema de antenas...  

B3. Carretera, Centro emisor y Ermita (1974-77)
-17/03/1974 El 17 de marzo del 74, se publica el anuncio de subaste para la contratación de las obras de apertura de la caja de la carretera de acceso a las futuras instalaciones de TV en la Higa de Monreal.
-28/05/1976 Los trabajos para la instalación de un centro emisor de televisión en la Higa van muy avanzados (foto) Algo más de ocho kiIómetros de carretera, con catorce curvas cuyo radio oscila entre los 18 y los 46 metros, desniveles de hasta un 23,60 por ciento, sirven para ascender a lo alto de la Higa de Monreal desde los 550 metros de su base hasta los 1.237 en que hace algún tiempo se encontraba la ermita dedicada a Santa Bárbara. Una obra que ha dado y seguirá dando que hablar. 
-27/09/1977 Un momento de la misa concelebrada por 11 sacerdotes en la inauguración de la nueva ermita de la Higa de Monreal. (Foto Zubieta y Retegui)
-Recuerdos 1976-77 Intento imposible de subir por el sendero con una amiga: la carretera lo había cortado de tal modo que se hacía incomodísimo acceder a ella por el terraplén para atravesarla y continuar por el sendero.

B4 Compás de espera (Junio 78-Febrero 82)
-07/10/1980 Cartas al Director que hablan de una Higa inútil, de imágenes deficientísimas, constantes interrupciones, chisporroteos. "Cualquiera que haya visitado otras ciudades fuera de Navarra podrá comprobar que Pamplona es una de las que peor ven la TVE en toda España. Es increíble que los responsables de estos menesteres en la provincia puedan sentarse delante de su televisor sin que se les caiga la cara de vergüenza ante su responsabilidad o su incompetencia".
Y por fin, con cuentagotas y más retrasos, una explicación de la excesiva demora y unas fechas:
01/04/1981 El presidente de la Diputación señor Arza anunció que la Televisión regional navarra estará emitiendo un mes antes de los sanfermines y que para el final de año funcionará el repetidor de la Higa de Monreal. De este modo se podrá contrarrestar la «acción do acoso» sobre Navarra que algunos dirigentes vascos quieren efectuar desde la televisión de Euskadi, en cuanto dispongan de ella.
Quizás a alguien le pueda parecer exagerada la opinión de Arza, pero no a Wikipedia:
"Con la recuperación de la democracia en España tras el fin de la dictadura franquista y la convocatoria para la elección de las cortes constituyentes de 1977 se inicia en Navarra un virulento debate político, jurídico e identitario...
Los sectores nacionalistas vascos, con el apoyo del PSOE apostaron por la adhesión de Navarra al proyecto de comunidad autónoma del País Vasco, logrando el beneplácito inicial del gobierno del presidente Adolfo Suárez... Esa proclividad gubernamental a la constitución de una autonomía conjunta entre las tres provincias vascas y la de Navarra fue rechazada por los sectores foralistas navarros y por la UCD de Navarra que defendían el proyecto autonómico foral independiente para Navarra.
Con alguna prórroga y algún retraso, para Junio de 1978 Diputación ya había cumplido su parte: tanto la carretera de acceso como el edificio que albergará los equipos como la línea de transporte de energía eléctrica, estaban listos. Pero no llegaban los medios técnicos ni la torre de 70,50 m. para soportar los sistemas de antenas necesarios para difundir las señales.
Pío Cabanillas Gallas
Así las cosas, el 27 de Junio del 78 una Comisión de la Diputación presidida por el Diputado Foral,  Jesús Fortún, visitó al Ministro de Cultura, Pío Cabanillas, para conocer la situación del expediente del Centro Emisor de la Higa de Monreal y recabar el urgente comienzo de las obras que corresponde ejecutar al Ministerio. El ministro garantizó que las obras darían comienzo en el plazo de ocho días. Pasan los días, los meses, los años... Y comienzan las sospechas de que todo está a la espera de alguna decisión política.
Como fórmula de compromiso se llegó al acuerdo de diferir el tema de la adhesión de Navarra al proceso autonómico vasco para más adelante, cuando las instituciones forales se hubieran democratizado regulando en la Disposición Transitoria Cuarta de la Constitución un procedimiento para que Navarra fuera incorporada a la comunidad autónoma del País Vasco...
Pese a todo, este compromiso político sobre la manera de abordar constitucionalmente la cuestión navarra no fue aceptado por un sector de la UCD navarra que descontento con la introducción en el texto constitucional del mecanismo de incorporación de Navarra al País Vasco decidió abandonar la formación centrista y fundar un nuevo partido, UPN...
Por fin, el PSOE varió su inicial apuesta por la autonomía conjunta con las demás provincias vascas al apoyo a la autonomía propia para Navarra."
Así pues, Arza no andaba en absoluto descaminado. Y ahora sí, se avanza con rapidez:
-16/06/1981 El recién nombrado director del centro regional de RTVE en Navarra y ex-jefe de realizadores de Televisión Española, José Marín, estuvo ayer en Pamplona para visitar las instalaciones del edificio Tele-Navarra y el poste emisor de la Higa de Monreal. Como es sabido, el edificio de Tele-Navarra está situado e la calle Aoiz y consta de tres plantas. La puesta en funcionamiento de este centro está prevista para antes de Sanfermines. 
-02/07/1981 ...l. Castedo se entrevistó con el presidente del Parlamento, Victor Manuel Arbeloa, y con el alcalde de Pamplona, Julián Balduz. A continuación el director general acompañado de distintas autoridades visitó el Centro Regional y las instalaciones de la Higa de Monreal. Los actos concluyeron con un almuerzo con las autoridades provinciales en el Gobierno Civil. A finales de año se emitirá para toda Navarra «En principio vamos a emitir únicamente al área de Pamplona pero tenemos la confianza de poder hacerlo a toda Navarra para finales de este año. 

B5. Comienzan las emisiones y Helipuerto (Febrero-Diciembre 1982)
Primera foto de la antena
-18/02/1982 ...tarde de ayer, el centro emisor de Radiotelevísión de la Higa de Monreal comenzó a emítir (1ª foto de la antena) en período de pruebas y programó cartas de ajuste, música y fotografías aprovechando el horario de cierre de la emisión nacional, según manifestó a DIARIO...
Y hace un resumen de los gastos:
"En 1974 la Diputación inició las obras cuyo coste se elevó a unos ochenta millones de pesetas y que se desglosaron así: accesos (carretera asfaltada desde Monreal hasta la Higa). 51.465.186 pesetas; edificio, 18.689.625; capilla-refugio, 1.550.567 y línea eléctrica, 7.007.446 pesetas."
-10.03.1982 Ayer comenzaron a emitirse los programas de las dos cadenas de TV desde el Centro Emisor de la Higa de Monreal.
-13/03/1982 Carlos Robles Piquer, director general de RTV Española, inauguró a la 1,30 de la tarde de ayer el nuevo centro emisor, de RTVE de la Higa de Monreal y visitó las dependencias de Telenavarra y Radiocadena Española en Pamplona 
-16/07/1982 ...de un helipuerto en la Higa de Monreal Entre los acuerdos adoptados por la Comisión Delegada de la Diputación Foral de Navarra en su última sesión figura el de construcción de un helipuerto en la cumbre de la Higa de Monreal, junto al edificio del centro emisor de televisión. El objetivo de la obra es .
-08/12/1982 Las obras dieron comienzo en septiembre y finalizaron la semana última. con un presupuesto de adjudicación de 2.845.604. El helipuerto de la Higa de Monreal ha sido construido por la Diputación Foral, a petición de la Guardia Civil, para facilitarel acceso al centro cuando las nieves o los hielos impidan el paso por la carretera a los servicios técnicos y de vigilancia


En resumen...
-1974 La transformación de la Higa, de monte a centro emisor de radio-televisión, comenzó a partir de 1974.
-1974-77 En tres años, Diputación hizo su parte: carretera de acceso, línea de transporte de energía eléctrica, el edificio para el Centro Emisor y traslado de la Ermita.
-1978-82 Cuatro años de compás de espera por las dudas sobre la identidad de Navarra. En el último año, 1981, se da por fin el visto bueno a Tele-Navarra.
-1982 Comienzan las emisiones y se hace el Helipuerto.

viernes, 27 de diciembre de 2019

Olentzero: manipulación, importación y parasitismo

Cuando la manipulación es tan burda como lo ha sido en Huarte donde los niños han recibido al Olentzero en un escenario "'forrado' con banderas del País Vasco, esteladas catalanas y enseñas forales 'amputadas', sin cadenas ni esmeraldas" y con "emblemas que hacían referencia al acercamiento de los miembros de la banda terrorista ETA" (pincha, por favor, en esta oportuna página de Navarra.com), tiene uno la ingenua esperanza de que a Bildu (camuflado de entidad privada, que tontos no son) le resulte contraproducente y hasta reciba alguna hipócrita crítica de Geroa Bai (que no del PSN, que sigue de vacaciones).
Esperanza que enseguida se desvanece en cuanto uno hace la siguiente reflexión:
Si habiendo asesinado a socialistas, hoy tienen la llave del Gobierno de Chivite, manipular un Olentzero seguro que también les da premio.
***
Pero lo que hoy quiero contar es que desde su origen el Olentzero de Pamplona y Comarca, importado de Lesaca, Vera... por un capuchino donostiarra, es -además de un producto importado desde la zona vascófona- un fenómeno de parasitismo (como el "A San Fermín pedimos").
Hizo popular una melodía desconocida con una letra pamplonesa y universal
Uno de enero, dos de febrero
Es la canción sanferminera por antonomasia. Tiene todos los ingredientes para haberse convertido en la banda sonora y en la tarjeta de presentación de las fiestas más universales: brevedad, pamplonesismo, música sencilla y pegadiza; letra pedagógica, que viene muy bien a los extranjeros para aprenderse los números, los meses del año; elementos surrealistas ("con una media y un calcetín"); y hasta juega con el equívoco, porque, aunque el día de San Fermín es el 7 de julio -como dice la canción- las fiestas empiezan el día 6. 
Será de las pocas canciones que no hace falta repartir la letra, porque todo chichifú se la sabe y, encima, bien.
Partitura del "Uno de Enero" escrita por Carmelo Cervantes, 
 hijo de Silvanio Cervantes, arreglista de Baleztena
Mucha gente sabe que quien, en la 2ª década del siglo XX, creó el "Uno de enero" es Ignacio Baleztena Ascárate (no Azcárate, como se leía antes en Wikipedia), pero no tanta sabe que Ignacio no registró su ocurrencia, ni siquiera en la Biblioteca Nacional, y que quien la registró en la SGAE, y cobra (y sigue cobrando) los derechos de autor, es nuestro viejo conocido J.Trayter (José de Juan del Águila).
Escuchémosla, con la imagen de su creador, tan joven como siempre, acompañando a los Gigantes en el atrio de la Catedral:

Olentzero buru haundia
Mucha gente conoce también el más que parentesco entre el "Uno de enero" y esa canción dedicada a un Olentzero cabezón, borracho y gordo como un cerdo (si hacemos caso a la letra):
Olentzero buru handia
entendimentuz jantzia,
bart arratsean edan omen du
hamar arroako zahagia.
Ai, urde tripa handia!
Tralaralala, tralaralala.
Ai, urde tripa handia!
sagar ustelez betea.
Olentzero, cabezón,
vestido de entendimiento;
ayer al anochecer dicen que bebió
un odre de diez arrobas.
¡Ay, gran tripa de cerdo!
laralalala laralalala
¡Ay, gran tripa de cerdo!
llena de manzanas podridas.

El parentesco es total, hasta el punto de que se pueden mezclar ambas canciones sin mayor dificultad:

La madre del cordero
Algunas personas creen que fue primero la canción del Olentzero y que el "Uno de enero" es posterior. Hay una muy buena página, "Curiosidades de Pamplona" que, aunque no dice exactamente eso, sí que da pie a llegar a esa conclusión:
La melodía que se canta con esta copla (la del Olentzero) le sirvió a Ignacio Baleztena para superponer otra letra que se hizo muy popular y anuncia las fiestas de San Fermín: “Uno de enero, dos de febrero…”
Pero no parece ser así si le hacemos caso a Javier Baleztena (hijo de Ignacio):
"Ignacio aprovechaba música popular (principalmente de la Montaña de Navarra) que no tenía letra y le aplicaba la suya propia, cosechada de su ingenioso cacumen.
Su "Uno de enero, dos de fe­brero..." es la primera letra que tuvo tan conocida melodía, y es más tarde cuando ha sido utilizada para otras numerosas versiones, como villancicos en vascuence."

Conclusión
1. Tenemos en primer lugar una melodía popular, sin letra, que se tocaba en la Montaña de Navarra (y que proviene del norte de la Occitania en Francia). Es la "N° 73 La farandole de Joyeuse, (pincha y comprueba) que Vincente D’Indy transcribe en su colección Chants du Vivarais".
2. Ignacio Baleztena, en la segunda década del XX, superpone a esa melodía que se interpretaba en la Montaña de Navarra la letra del "Uno de enero". Se hace tan famosa que traspasa las fronteras. Cuadrillas de Pamplona empiezan a celebrar "la escalera sanferminera" con alegres cenas en las fechas de la letra de Baleztena. En los últimos años Santos Villanueva, ex-párroco de San Lorenzo, bautiza estas celebraciones laicas con "misas de la escalera sanferminera" en la capilla de San Fermín, que siguen en plena forma de la mano del actual párroco Javier Leoz.
3. Años después del Uno de Enero, el Olentzero parasita también el éxito de Beleztena con la letra de "Olentzero buru haundia", que aparece por primera vez en la hemeroteca de DN el 16.01.1936, en la crónica de Lesaca. Y digo el éxito del Uno de Enero, de Baleztena porque quien ha hecho famosa esa melodía ha sido él, y no la original francesa.
4. En conclusión, fue Ignacio Baleztena quien hizo popular una melodía casi desconocida, poniéndole una letra pamplonesa y, a la vez, universal. Ý cuando una canción en castellano tiene éxito ("A San Fermín pedimos...", por ejemplo), ya tenemos al nacionalismo vasco parasitando.

martes, 24 de diciembre de 2019

Empezar la Navidad con las Víctimas

Impresionantes las imágenes de IÑIGO ALZUGARAY en la Galería de Navarra.com
En agradecimiento, puede disponer de los 7 vídeos de esta entrada
Cientos de personas, cada vez más, homenajeamos el día 23, en las puertas de la Navidad, a todas las víctimas de ETA, en España y en Navarra, con motivo del 34 aniversario del asesinato -¡la víspera de la Nochebuena!- de Juan Atarés Peña. 
23.12.1985 Juan Atarés (pincha, por favor)
En Navidad -las fiestas más familiares, en las que cantamos con nostalgia los villancicos que aprendimos de niños- recordamos a todas esas familias a las que ETA arrebató un padre, un hermano, un hijo... y que en estas fechas sienten -más, si cabe- su pérdida.
Estos homenajes navideños son profundamente entrañables y emotivos. Presidido por las banderas de Navarra y España, Javier Horno, con su viola, ha interpretado Noche de Paz y los himnos de nuestras patrias (grande y chica), se han cantado villancicos ('Savia nueva') y salves rocieras, ha habido responsos y oraciones, poemas que animaban a salir a la calle sin miedo, se han colocado velas a cada una de las 44 víctimas de ETA relacionadas con Navarra (42 personas asesinadas por ETA en Navarra y de los dos navarros que fueron asesinados fuera de la Comunidad)

Fue un acto para el que no encuentro otro calificativo: PRECIOSO. Y un acto reciente (comenzó en 2016), pero que se ha convertido en el punto de arranque de la Navidad pamplonesa y en imprescindible para quienes consideramos que sólo podemos celebrar estos días entrañables con este lema: "En Navidad: Memoria, Verdad, Justicia y Dignidad"
Enhorabuena a Vecinos de Paz, organizadores del acto, y a todos los que asistieron DE CORAZÓN (lo pongo bien claro porque hubo representación de "Cementos Rezola", uno de los cuales, Remírez, "Estuvo a mi lado venga mirar el móvil") 
Y quienes no pudisteis venir, aquí tenéis este resumen que intenta recoger la emoción que se vivió.

Pero, vayamos por partes...

1  Agradecimientos y Responso
Tras los agradecimientos de Maribel a la colaboración musical desinteresada de Javier Horno y Savia Nueva, César Magaña, párroco de San Nicolás y capellán castrense, ofició un responso en honor de Atarés y el resto de víctimas de ETA que terminó con un padrenuestro coreado por los presentes 

Me ha encantado también esta "Oración para las Víctimas del Terrorismo" (pincha) que Alfredo Igartua ha subido a Facebook para este acto. Gracias, Alfredo.

2. Savia Nueva: La Carta
Savia Nueva interpretó La Carta (ahí tienes la letra), en la que un niño les dice a los Reyes que no quiere juguetes ni regalos sino "para el hombre un poco de cordura, por un mundo feliz y sincero y acabar ya con está locura". Como locura es que el año pasado Asirón cediera el principal paseo de la ciudad para "colocar una celda de ocho metros, con una cama, una mesa y una silla y mostrar la conculcación de los derechos de los presos". Si Villoslada, Javier Ybarra u Ortega Lara hablaran... Y cobardía, que el Delegado del Gobierno pretendiera convencernos de que no había nada que hacer. Y encima fue el día 28, Día de los Inocentes, que ese año tuvimos que cambiarle el nombre: Día de los Herodes.

3. Comunicado (por Juan Frommknecht)
Juan Frommknecht ha dado lectura a un comunicado en el que ha lamentado que "año tras año, aún nos seguimos preguntando el porqué de aquellas atrocidades, de aquellos asesinatos cobardes, crueles e inútiles, de aquellos odios que nos los arrebataron y que nos hicieron vivir con miedo".

4. Ofrendas al son de la viola de Javier Horno
La emoción, que ya había subido muchos enteros, alcanzó el máximo con la Sonata Nº5 de Vivaldi, las primeras notas del villancico ‘Noche de Paz’ y el Adeste fideles, interpretados por Javier, y la lectura a cargo de tres niños de los nombres de las 44 víctimas de ETA en Navarra. Por cada nombre recordado, una persona se fue acercando hasta el centro de los concentrados para depositar junto a un pequeño belén una vela en recuerdo del amigo, pariente o vecino desaparecido violentamente a manos de los asesinos de ETA. Muchos de los presentes no pudieron contener las lágrimas.

5. Savia Nueva: Salve Rociera
Fernando y su grupo Savia Nueva, curtidos en mil conciertos, han interpretado a continuación con sus voces, guitarras, panderetas...  la Salve Rociera, coreada cada año por más gente y cuya letra tenéis en ese enlace


6. Javier Horno: Himnos de Navarra y España
Interpretados magistralmente por Javier, que sabe darle la fuerza necesaria en los momentos adecuados, escuchamos con todo respeto.  Tras ellos, se vitoreó a España, a Navarra, a las víctimas, Policía y Guardia Civil.


7. Maribel: Hasta el 2020 (veinte, vente)
Sabiendo que, por parte del Gobierno de Navarra, había representación de "Cementos Rezola", Maribel recalcó eso de "bienvenidos quienes, de corazón, habéis acudido a la cita de Vecinos de Paz". Continuó con sus dos lemas favoritos y nos emplazó para el 23 de Diciembre de 2020, cifra ("veinte, vente") que te invita a asistir con mucha fuerza.

lunes, 23 de diciembre de 2019

Calahorra (La Rioja), ciudad de acogida

Hoy he conocido en persona a Josemari. Un hombre impactado por lo que hizo la G.C. en el atentado de ETA contra el Cuartel de Calahorra. Por eso, como promotor del homenaje a las Víctimas, ha querido destacar a los que más sufrieron el zarpazo del terrorismo.
Josemari, un enorme placer haber brindado contigo con un buen "Rioja".

Calahorra (La Rioja), 21 dic (EFE).- Alrededor de trescientas personas han participado este sábado en la ciudad riojana de Calahorra en una marcha de apoyo a las víctimas del terrorismo y la Guardia Civil, promovida por un particular y sin siglas políticas, con el único lema de "Verdad, memoria, dignidad y justicia".
José María Munilla, Charo Cadarso y Víctor López
El promotor de este acto, José María Munilla, ha explicado a los periodistas que "las víctimas del terrorismo se merecían un homenaje en esta zona", ya que en Calahorra hubo dos atentados de ETA, los dos contra el Cuartel de de Guardia Civil, de los que él tiene en la retina imágenes que "nunca" olvidará; y "la Guardia Civil se merece el apoyo de la población".
Ha desligado este acto de la manifestación convocada en Calahorra el pasado 30 de noviembre por el partido Hegoalde Rioja Tierras del Sur, en favor de una mesa de diálogo en Cataluña y de los presos de Alsasua (Navarra), ya que él había pensado en organizar esta marcha desde hace mucho tiempo.[No he logrado descargarme las palabras de Josemari, pero las podéis oír, pinchando en el minuto 5'49"]
Maite Pagazaurtundúa, quien ha recordado que vivió en La Rioja tras ser amenazada por ETA, banda que asesinó a su hermano, ha señalado que esta marcha es "un acto de reparación" y "para hablar de la justicia y la dignidad de los que han sido perseguidos".
"Todos queremos pasar página, pero hay que hacerlo de forma correcta, sin blanquear a quien no condena el terrorismo porque eso intoxica la política y la sociedad". EFE

La vicesecretaria de Política Social de PP, Cuca Gamarra; la eurodiputada de Ciudadanos, Maite Pagazaurtundua; y el vicepresidente en La Rioja de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, Víctor López, José Ignacio Toca y Olga Izquierdo, por ANVITE, han participado en esta marcha, en la que muchos de los asistentes han portado banderas de España y carteles pequeños con el lema de este acto.
Al llegar al Parque dedicado a las Víctimas de ETA, tras el minuto de silencio, se ha dedicado a ellas una ofrenda floral:


Finalmente una víctima -por partida doble-, Charo Cadarso (por favor, pincha para ver por lo que ha pasado esta mujer), ha dirigido un emotivo discurso que ha terminado -dirigiendo la mano hacia el cielo- pidiendo un aplauso para todos los asesinados que no pueden estar entre nosotros.

En Navidad: Memoria, Verdad, Justicia y Dignidad


"Queridos amigos: no hay forma más digna de dar comienzo a la Navidad que recordando con un sentido homenaje a quienes la ETA quitó la vida y mostrando nuestro cariño a sus familias. Nos vemos" (Maribel Vals). Hoy, lunes, a las 7 de la tarde, nos vemos en el lugar y fecha del asesinato del General Juan Atarés
Homenaje extensivo a todas las víctimas del terror en Navarra (pincha foto)
Con las víctimas
En 2016, en el homenaje navideño a las víctimas del terror, Juan Frommknecht dijo alto y claro lo que todos pensamos en voz baja:
“Durante muchos años, mientras que las personas que generaron tanto dolor tenían un reconocimiento público en estas fechas de Navidad y se pedía su excarcelación en los olencheros de los barrios de Pamplona, nadie recordaba a las familias de las víctimas. Hemos sido cómplices, por omisión, de una tremenda injusticia que aquí, a partir de este año 2016, queremos reparar”.

Más asesinatos por esclarecer que asesinos en la cárcel
Además de ese reconocimiento a las víctimas de ETA en las puertas de la Navidad, hay una exigencia para acabar con otra cruel injusticia:
(pincha, por favor)
Los presos de ETA siguen saliendo (homenajeados, para escarnio de las víctimas). En estos momentos quedan menos de 250 presos de la banda terrorista encarcelados en distintos recintos y, sin embargo, existen todavía 300 familias que ni tan siquiera han tenido la reparación mínima de que se juzgara a los autores del asesinato de su ser querido. Cada año que transcurre, hay más asesinatos por esclarecer que asesinos en la cárcel.
Por todo ello, te invitamos al homenaje navideño a todas las víctimas del terrorismo en el día – hoy, 23 de diciembre- y el lugar -Vuelta del Castillo con Fuente del Hierro (pincha)- en el que cayó asesinado Juan Atarés Peña
Como dice Maribel: nos vemos... a las siete.

domingo, 22 de diciembre de 2019

Juan Apesteguía, disfrutando siempre de la vida

Este chaval de 78 años, que despierta la admiración de todos y la envidia de algunos (como yo), es el mayor difusor de este blog -"Desolvidar"- entre sus amigos de Asturias (mi 2ª patria chica querida). Esta página completa que le dedica La Nueva España es la excusa perfecta para expresarle mi agradecimiento, admiración, cochina envidia y, sobre todo, mi amistad.
¡¡¡Un navrazo, Campeón!!!
CAMPEONES Toda la información sobre el deporte base 
Grupo Covadonga. Un veterano en plena forma 
El esquiador Juan Apesteguía es, a sus 78 años, el deportista federado de más edad del club gijonés y ya tiene programadas las competiciones en las que participará en 2020 
Juan Apesteguía es, a sus 78 años, el deportista federado de más edad de los casi 3.800 con que cuenta el Grupo Covadonga. Su afición es el esquí y ya tiene previstas las competiciones en las que va a tomar parte esta temporada. 
De padre navarro y madre asturiana -"nací en Pajares", advierte-, tal vez sea esto lo que le decantó por ese deporte. Su juventud la pasó en Pamplona, pero 'hará como unos 50 años, me destinaron en mi trabajo a Luarca”, recuerda. luan se declicó a la banca y tras Luarca "pasé por Torrelavega, Logroño, Madrid, antes de venir a Gijón, donde fue director del Banesto situado en la calle Corrida. 
"Empecé con el esquí en Pamplona con un grupo de gente que iba a una pequeña estación que había cerca de Roncesvalles, tenía solo un telesquí, con los pontones de madera. Era la época que todavía había maquis por los Pirineos y era casi todo zona militar", recuerda Apesteguía. "Pero en todos los sitios que estuve me las arreglaba para poder ir a esquiar, en Logroño, a Valdezcaray; en Madrid, a Guadarrama". Juan practica todas las modalidades: gigante, slalom y supergigante. Por supuesto el material era muy diferente al de ahora, "los esquís de madera y sin cantos", por ejemplo, "era un material que nos facilitaba la OJE". 
Juan también competía, "pero primero solo lo hacía en trofeos de empresa; no fue hasta que me jubilé cuando empecé a hacerlo en campeonatos oficiales". Hoy en día tiene varios en su haber y este año buscará alguno más. "Comenzaré la temporada en febrero en Alto Campoo con el Campeonato de España y también tengo pensado ir a Formigal en marzo que es también Campeonato de España y a Sierra Nevada en abril, al Trofeo Nacional Máster”, apunta. También ha salido a competir fuera de España. Aquí prefiere "Pajares a las otras estaciones, porque lo encuentro más familiar". Por ese motivo le duele la situación en la que se encuentra la estación y espera que se puedan hacer las inversiones necesarias para sacarle todo el potencial que tiene. 
A Juan Apesteguía siempre le gustaron los deportes "en Navarra por supuesto jugué a pala y ahora también lo hago a golf". De hecho ya ha competido por ejemplo en torneo que organiza LA NUEVA ESPAÑA. "Al golf empecé porque en el banco había un pase para poder jugar en Castiello, pero nadie lo usaba. Así que un día me dio por probar y me gustó y sigo jugando de vez en cuando. 
Juan ha tenido suerte con las lesiones "grave no he tenido ninguna, solo algún esguince, poca cosa, aunque sí me he caído más de una vez pero, afortunadamente, sin consecuencias". Está muy contento con haber decidido inscribirse en el SAFYS (Servicio de Actividad Física y Salud), que existe en el Grupo Covadonga, y que considera "decisivo para poder seguir esquiando y compitiendo. 
Juan, lanzando un zurdazo, al final de Chapitela
“Muchas veces, cuando gano algo, me preguntan: ‘¿cuántos participabais?’. Y yo les contesto que los que estábamos, porque a esta edad, el mérito es estar”.
Para Apesteguía, ser “el federado más veterano es un motivo de orgullo” y un ejemplo para que “los jóvenes vean que se puede hacer deporte a cualquier edad”. De momento tiene pensado seguir al menos hasta los 80". Entusiasmo y buena forma no le faltan. Seguro que en 2020 sumará más trofeos a su colección. 

sábado, 21 de diciembre de 2019

A la Higa con Patxi Andión

La Higa de Monreal, sin antena, desde Casa Macaya, en Cemboráin, el pueblo de mis padres
Hacia 1970. Teníamos 20 años. Desde Pamplona hasta la cumbre de la Higa (sin carretera ni antena), andando. Mi amigo llevaba un casete con una sola cinta: Patxi Andión. Pasamos la noche arriba, junto a la ermita, aguantando el frío abrazados, con una botella de vino y cantando sus canciones. El amanecer, el más bello que he vivido: el cielo limpio, la niebla -como un mar blanco- cubría toda la Ribera y el Moncayo se podía tocar con los dedos.
Gracias, Patxi Andión, por esos momentos únicos. Los recuerdo como si fuera ayer.

AMOR PRIMERO 
Estamos ahora en 1983. Patxi Andión publica el L.P. Amor primero, título de la canción homónima que, en el libro Patxi Andión, Camiones y otras palabras previas (1) se recoge como 'Echarme la vista atrás": 
Se me ha dormido el tiempo sobre la piel 
vencido por el frío del amanecer 
nunca he llevado encima ningún carnet 
ni me ha importado un huevo el ser o no ser»... 
(1) Patxi Andión. “Canciones y otras palabras previas”. Emiliano Escolar Editor. Madrid, 1980.
Un poema que evoluciona hacia "Amor primero", canción de indudable éxito en la que interviene, haciendo dueto, la inconfundible voz de Amaya Uranga y que llegó a ser número uno de ventas tanto en España como en diversos países de América Latina. El texto, adaptado para ser canción, queda así:  
Se me ha dormido un sueño en el café, 
vencido por el tiempo de «nunca volver...
La tarde en el colegio y un corazón, 
grabado en el pupitre, entre los dos.

Eras algo más rubia y así, de pie, 
pareces aún más alta de lo que pensé, 
cuando tú eras la envidia y yo el porqué, 
que tu padre decía te iba a perder.

Quiero echar la vista atrás, 
donde se encuentran mi plumier y mi compás y tus trenzas. 
Y volver a rebuscar por un solar, 
yo mis ganas de pelear... y yo el susto 
que me daba no verte más a fin de curso.

¡Ay amor! Amor primero 
y de segundo, tercero y cuarto. 
¡Ay amor, te quise tanto! [cuando el
 beso, era amor y el amor... ¡Tanto! 

Amor, desde el gimnasio a la excursión, 
desde la Geografía, amor sin control. 
Amor de tinta y tiza, amor de portal, 
amor de cada día y en cada lugar. 

Amor que, aún ahora, guardo en la piel, 
la párvula caricia, el torpe temblor. 
Amor vestido, amor de “nunca volver”.... 
¡Camarero, por favor... otro café! 

¿Dónde están, dónde se encuentran 
mi plumier y mi compás?... 
¿Y tus trenzas? 
Y volver a rebuscar por un solar 
tú, las ganas de pelear... y tú, el susto 
que me daba no verte más a fin de curso.

Acerca de esta famosa canción que llegó a ser número uno en las listas musicales del momento, Patxi reflexiona y piensa que ese éxito lo está arrastrando -de una manera muy suave, pero decidida- a cantar cosas que, aunque no reniegue de ellas, no son lo que él quiere hacer. 
De ahí que tuviera problemas para hacer el siguiente disco, porque las canciones no pasan, no les gustan, le dicen que esas canciones no pueden ser. Por eso, cuando publica El balcón abierto, comenta en la canción de idéntico título: Aquí llegan mis zapatos con mis manías, / ya me estoy yendo, ya me he ido, / dejad el balcón abierto tres días.. Es decir —como comenta Patxi—, "caballeros: hasta aquí hemos llegado".

jueves, 19 de diciembre de 2019

Pongamos que hablo... de ANVITE


Al PSN y a Geroa (de Bildu, mejor ni hablamos) no les gustan las víctimas navarras de ANVITE y se defienden diciendo que hay otras víctimas de ETA que están con ellos. Quizás haya alguna. Pero las que aquí organizan cosas son las que son. Ayer, José Ignacio Toca se despachó a gusto y Remírez y Ollo -como en Berriozar-  tuvieron que ponerse el careto de "Cementos Rezola".
Gracias José Ignacio, gracias Olga, gracias ANVITE por la claridad de vuestro mensaje
Subo a Face algunas fotos que muestran la contradicción que vivimos en Navarra.

Sin presentaciones                                                                       José Ignacio Toca (Pte ANVITE)
Alberto Toca (padre de José Ignacio)
El libro “Testigo de Cargo. La historia de ETA y sus víctimas en televisión” analiza el modo en que la televisión no informativa, esto es: el documental y las teleseries, ha narrado la historia de ETA y sus víctimas y su tardía aparición a finales de los 90, fruto, según se analiza en la obra, tanto de las diferencias de producción entre el cine y la televisión como también y sobre todo por la visibilización de las víctimas del terrorismo con la aparición de asociaciones y grupos civiles que comenzaron a dar una respuesta social a la situación de “omertá” y a su abandono o aislamiento social e institucional. 
A través del libro, los autores van desgranando y analizando toda una sucesión de documentales y series de ficción en los que se ha abordado el tema del terrorismo etarra, de su complejo entorno social y de las víctimas de sus acciones. 

Deslegitimar
Pero no lo hacen de una manera aséptica cual crítico televisivo al uso, sino que lo abordan desde un punto de vista riguroso y analítico y siempre desde una clara deslegitimación de la violencia, especialmente la empleada para conseguir objetivos políticos. 
Así vamos viendo pasar todo tipo de documentales desde los primeros tiempos de TVE y ETB hasta la aparición de las televisiones privadas, documentales de todos los pelajes e intencionalidades, desde los más tendenciosos, o “de parte”, hasta los más rigurosos, y vemos como se analizan los orígenes y la evolución de la banda terrorista, vemos desfilar en los distintos trabajos a figuras como Pardines (el primer asesinado por ETA) y Etxebarrieta (su asesino), Julen Madariaga o Teo Uriarte, Carrero Blanco, Mario Onaindía, Yoyes, Joaquín Ímaz, Jose María Ryan o Ángel Pascual, Juan Atarés, José Luis López de Lacalle, Isaías Carrasco, Fernando Buesa, Gregorio Ordoñez, Tomas Caballero y como no Miguel Angel Blanco. Podemos escuchar a etarras presos arrepentidos como Carmen Guisasola y a otros que no; saber de históricos dirigentes de HB como Telesforo Monzón o Idígoras, también de Aguirre, Ardanza. Ibarreche o Arzallus, escuchar a Setién o a Uriarte, a los diferentes presidentes del gobierno español, saber de Amedo y Domínguez, de Vera y Damborenea, Mayor Oreja…… en fin, todos los actores principales desde los 60 hasta nuestros días. 
Insisto en lo dicho anteriormente: siempre desde un punto de vista riguroso y crítico y con una clara idea deslegitimadora del uso de la violencia. 

Relatos de plomo y Patria
Especial mención merece hoy el tratamiento que los autores hacen de la obra documental que todos conocemos “Relatos de Plomo” centrado en los atentados y las víctimas de la comunidad Foral Navarra y basada en el trabajo homónimo coordinado por Javier Marrodán. Nos cuentan también como la obra audiovisual fue impulsado por el Gobierno de Navarra junto con el ministerio del interior en 2011 y las idas y venidas en las webs institucionales del propio gobierno de Navarra hasta su actual disponibilidad y alojamiento en la web oficial de la Dirección General de Paz y Convivencia. También está disponible, por cierto, en nuestra web de ANVITE. 
Acaba la obra con una revisión de estos personajes y acontecimientos a través de series de ficción y Telefilms como “Cuéntame cómo pasó”, “Los hombres de Paco” o “Santuario”, “48 Horas” o “El hijo de Caín” para dejar abierta la continuidad de este tipo de producto con las apariciones el próximo año de la esperada “Patria” de Fernando Aramburu, la teleserie “La línea Invisible” sobre el asesinato de Pardines, y otras que añado yo como la serie documental de Amazon “El desafío: ETA” o la recientemente estrenada “ETA el final del silencio” de Jon Sistiaga para Movistar +.
En la lectura del libro encontré una frase de las que hacen reflexionar: “Estudios recientes demuestran cierta tendencia a olvidar un pasado reciente y traumático por parte de la sociedad, pero la existencia de la ya mencionada batalla por el relato muestra la importancia de contar con una historia y una memoria que haga justicia a las víctimas, contando la realidad de lo sucedido en el País Vasco (y en Navarra, añado yo) durante los últimos 50 años”.

Al final, para ETA, "casi todo era ETA"
Asirón: "Amaia (asiento vacío) hizo bien su trabajo"
En este momento de “post violencia”, las víctimas del terrorismo estamos pasando por momentos realmente complicados. A nadie que haya tenido un mínimo interés por el tema, que haya leído un poco (este libro ayuda bastante), o simplemente que no sea un ingenuo o tenga dobles intenciones, se le escapa que ETA estaba formada no solo por el aparato militar, sino también por otros muchos frentes como han sido el el financiero, el periodístico, el entramado de frente de cárceles y jurídico (del que por cierto formaba parte una exconcejal -Amaia Izko- del Ayuntamiento de esta ciudad que recientemente ha reconocido su pertenencia a la banda armada) y por supuesto su frente político con la sucesión de siglas que todos conocemos desde HB, EH, Batasuna, Sortu... hasta la actual Bildu. En alguna ocasión anterior he sacado a relucir la frase del último comunicado de ETA en la que ellos mismos decían: 
“La organización ha sido más que la lucha armada. El mayor logro de ETA ha sido el haber creado un movimiento completo alrededor de su proyecto y haber controlado amplios sectores populares” 
Así que a nosotros no nos valen los paños calientes de que ETA se ha acabado porque “ha decidido” -y lo pongo entre comillas- dejar de matar.

Estamos perdiendo la batalla del relato 
No me voy a fijar en el pasado de horror que todos bien conocemos y que desgraciadamente no se puede cambiar; el libro que presentamos y las intervenciones de sus autores nos llevaran a esos trágicos momentos, quiero por cierto destacar, la interesante y magistralmente resumida Introducción Histórica que nos presentan los autores desde la década de los 60 hasta nuestros días en la que enfocan de manera excelente todo este proceso histórico. 
Oñate: jaleando al carcelero de Ortega Lara 
Tampoco voy a hacerlo en las causas que hayan llevado a ese cese armado, ese “dejar de matar”, sino que hoy quiero poner el foco en el presente y sobre todo en el futuro, en esa parte de ETA que persiste y que machaconamente sigue trabajando día a día arrogándose el prurito de hablar en nombre del pueblo vasco, y especialmente en lo que estamos dejando a nuestros hijos como legado. 
Decía que las víctimas estamos pasando por momentos complicados porque da la impresión de que estamos perdiendo la batalla del relato. 
La izquierda abertzale hace trampas y quiere mirar al futuro con la venda puesta en los ojos del pasado, hacen trampas porque quieren jugar al juego democrático – y se les permite – sin el paso previo y fundamental del reconocimiento de su horroroso historial, sin deslegitimar la violencia pasada, además de la del presente o la futura. 

Normalizando a ETA
Y digo que estamos perdiendo la batalla del relato porque a esta gente se le está legitimando y dando carta de naturalidad, tratándolos como a iguales cuando no lo son. Cosas fundamentales nos diferencian, también lo he expresado en alguna ocasión. 
¿Estamos transmitiendo la idea de que la violencia no sirve para nada? Yo creo que no. 
Cuando a un asesino etarra que ha cumplido su condena, pero no se ha reinsertado, en tanto en cuanto que no ha manifestado arrepentimiento alguno, se le permite dar una conferencia en el aulario de una universidad pública y, lo que es peor, con un éxito total de asistencia mientras en el exterior los hijos de sus víctimas solo consiguen reunir a un puñado de seguidores para protestar por ello, es que algo estamos haciendo mal como sociedad. 
Éste es el relato que se debe transmitir
Cuando se les permite instalar celdas simuladas en pleno centro de Pamplona para empatizar con el sufrimiento de los asesinos, desafiando a los mínimos de ética y moralidad y humillándonos a las víctimas (y a la sociedad en su conjunto) y desde las instituciones se dice que nada puede hacerse, es que algo estamos haciendo mal como sociedad. 
Cuando cada vez que se excarcela a un etarra (de esos que han resistido sin arrepentirse y sin renegar de la causa), se le recibe con honores rodeado del cariño y las alabanzas de niños y mayores, y nadie puede impedirlo, es que algo estamos haciendo mal como sociedad. Igual que cuando vemos las fotos de los asesinos de nuestros familiares en fiestas y manifestaciones populares y deportivas y aun mediando denuncias, se dice que nada puede hacerse. 
Echando la vista atrás, en estos días especialmente en que acabamos de conmemorar el trigésimo segundo aniversario de la matanza de la casa cuartel de Zaragoza, el hecho de que su mayor sospechoso además de responsable de otros atentados llegara a formar parte de la comisión de DDHH del gobierno vasco. ¿No es una anomalía que indica que algo hacíamos mal como sociedad y aún no lo hemos solucionado?

Bildu tiene la llave 
Cuando se les concede - y voy a emplear sus propias palabras - “tener la llave” de la gobernabilidad tanto local como nacional y se les permite hacerlo sin pasar por el peaje de la autocrítica y la deslegitimación de la violencia, a mi juicio algo estamos haciendo mal como sociedad. 

Voy a leer unas palabras del Guardia Civil Juan Salgado Fuentes, víctima del terrorismo de ETA, herido en un atentado en Leiza en el año 1983: 
“A las víctimas no se nos puede pedir más. Nunca hemos respondido con la violencia. Pusimos los muertos, pusimos la sangre, pusimos el sufrimiento y pusimos las lágrimas. ¿Qué más se nos puede pedir? A quienes más les queda de poner de su parte es a los políticos y a los terroristas. Los políticos y los gobiernos deben estar siempre cerca de las víctimas y nunca equiparar a las víctimas con los asesinos”
Pues bien, a las víctimas, después de unos largos primeros años de total ostracismo, aunque hoy seamos reconocidas por la mayor parte de la sociedad (o eso quiero creer), se nos sigue exigiendo un esfuerzo extraordinario. Hemos podido ver en recientes documentales y en algunos ya añejos y de los que habla el libro, el testimonio de etarras arrepentidos (esos que no tienen ni tendrán ongi etorris), expresando su admiración por la entereza con la que las víctimas hemos reaccionado a su horror durante todos estos años, con la respuesta no violenta y con la ausencia de odio con la que hemos transmitido nuestra historia en nuestras propias familias y a la sociedad. 
Sin embargo, somos nosotros los que nos vemos obligados a dejar a un lado nuestros duelos y fantasmas personales y pelear constantemente por mantener viva la llama del recuerdo y sobre todo velar por la transmisión veraz y justa de la historia, sin blanqueamiento de los terroristas y su aparato político, con perseverancia e infinitas dosis de paciencia y de templanza, en vez de descansar con la satisfacción de ver honrada y preservada la memoria de los nuestros por los representantes públicos y por la sociedad en general. 

Mensajes tóxicos
2015 Bildu y Cía, con Charlie Hebdo;
¿y Ollarra? El PSN, con cara de póquer
Si bien es cierto que hay personas anónimas, asociaciones civiles y gente dentro de la política que sentimos cercanos en esta lucha, no es menos cierto que hay otros muchos que se encargan de hacernos llegar mensajes envenenados. 
No podemos olvidar que las víctimas del terrorismo de ETA, los objetivos, lo fueron no porque sí, de una manera aleatoria, sino que se les escogió desde la defensa de una determinada ideología para atacar a todo un país y a un modelo de convivencia que nos habíamos otorgado y que aún no conseguimos disfrutar plenamente. Ellos murieron, fueron asesinados, lo aceptemos o no, en nombre de todos nosotros. 
Si toda esta violencia acaba siendo justificada y obtiene sus réditos, estaremos regando y abonando una semilla de odio que otros plantaron y que nuestras futuras generaciones sin duda recogerán. 

Espiral de silencio
Últimamente se habla mucho del “¿Dónde estabas tú o que hacías cuando todo esto estaba pasando? Estoy de acuerdo en que es fundamental echar la vista atrás, comprender, hacer autocrítica y aprender, sí. Pero el pasado no se puede cambiar, lo que sí se pueden cambiar son las actitudes en el presente y hacia el futuro. Para mí es muchísimo más importante el “¿Dónde estamos hoy en relación a todo esto? y ¿A dónde queremos llegar? 
¡Aupa Julio!
Me ha llamado bastante la atención una expresión que se repite en el libro frecuentemente y es la de la “espiral del silencio”. Es cierto que se ha avanzado enormemente desde esos años de plomo y esa “espiral del silencio”, pero también es cierto que nos queda mucho camino que recorrer. Pensando en esa expresión y en nuestros principios de MEMORIA, DIGNIDAD, JUSTICIA y sobre todo VERDAD me vino a la cabeza la frase de Unamuno que decía: “A veces el silencio es la peor mentira”.
Animo a todos a que, desde nuestros ámbitos, miremos al futuro luchando contra ese silencio y saquemos a la luz la VERDAD, porque es de JUSTICIA. Os doy las gracias por estar hoy aquí, contribuyendo y aportando vuestro granito de arena con vuestra presencia; a los autores por su generoso trabajo en pos de la MEMORIA y la VERDAD y al Memorial de víctimas del Terrorismo por estar siempre con nosotros. 
Y cedo la palabra a su Director, Florencio Domínguez.
Pamplona 17/12/2019