Páginas vistas en total

sábado, 6 de marzo de 2021

Agapito y Anselmo Goñi, padre e hijo

La Estellesa (a vapor), en la Carretera a Estella. 1902. Anselmo Goñi (Arazuri, PCB II, 334)
Me refiero a Agapito y a Anselmo, los dos "Goñi" más veteranos en la fototeca del AMP.
Hace ya unos meses descubrí que a Anselmo se le atribuían fotos anteriores incluso a su año de nacimiento. Pero no había manera de encontrar datos de Agapito y de la relación entre esos dos Goñi.
De Anselmo fue fácil dar con una biografía de garantía. Tanto la Gran Enciclopedia Navarra como Azpilicueta y Domench, coinciden:

Anselmo Goñi Nagore (1884-1970) es un fotógrafo aficionado, médico de profesión y jefe de la Beneficencia Municipal, además de socio fundador de la Agrupación Fotográfica y Cinematográfica de Navarra. Su obra, paisajes y vistas urbanas, la realizó entre 1930 y 1960. Nació y murió en Pamplona a los ochenta y seis años de edad.

1900ca. Agapito con su hermano (izda) y los tres chicos. Anselmo podría ser el de la dcha. AMP
Pero, como veis, nadie habla de su relación con Agapito. Ni siquiera, Arazuri, en la foto de portada: 
"A la izquierda D. Agapito Goñi y su hijo Emiliano. Foto: Goñi (D. Anselmo)"
Más aún, Arazuri, con ese "Goñi (D. Anselmo)", me lleva a la confusión: da la impresión de que D. Agapito y D. Anselmo son dos adultos, quizás hermanos, y, en cambio, Emiliano y "D. Anselmo" parece difícil que lo sean.
Y sin embargo, lo son. Esa foto de portada, si repasáis el año de nacimiento de Anselmo y la fecha de la foto, ha sido sacada por un chaval de 18 años: el hermano de Emiliano y, por tanto, hijos los dos de D. Agapito.
Dice AMP 1900 ca, pero aún está la espadaña de San Agustín: 1897ca.
Si es de Anselmo, la hizo con 13 años.
Tenemos que esperar al obituario de D. Agapito para aclarar este embrollo:
"Agapito Goñi y Eseverri... Falleció el 7 de Marzo (tal día como hoy) de 1911... A su atribulada viuda doña Angela Nagore, hijos Lucía, Anselmo, Emiliano y Ramón, hermanos don Domingo y don Fermín y demás familia..." (ver, al final, obituario completo)
Agapito no tiene ningún hermano que se llame Anselmo y sí, un hijo con ese nombre.
Podemos calcular su fecha de nacimiento (suponiendo que se jubilara a los 65 años) hacia 1854 y la de su muerte, el 7 de Marzo de 1911.
En resumen, los Goñi veteranos -padre e hijo- de la fototeca municipal tienen estos datos biográficos:
- Agapito Goñi Eseverri (1854 ca.-1911)
- Anselmo Goñi Nagore (1884-1970), es el 2º de los hermanos, tras Lucía.
Aunque ajeno al tema que nos ocupa, si quiero señalar que el hijo pequeño, Ramón, se afilió muy joven al PNV, pero que, al llegar la guerra, se dio de baja debido a su disconformidad con la adhesión del PNV de Guipúzcoa y Vizcaya a la República (documento 10). Tiene también un interesantísimo Diario de Guerra de la Campaña del Norte (página 8).
JUNTA DIRECTIVA DEL CENTRO VASCO DE IRUÑA Zaragüeta Años 30
En Navarra pesó más la cruz que la ikurriña
En consecuencia...
Si yo escribo Agapito Goñi en el buscador de la fototeca, me salen 12 registros. Entre ellos hay 3 (el 3º: 1920 ca.; el 5º: 1922 y el 8º: 1918) posteriores a la muerte (1911) de Agapito.
En cuanto al hijo, si escribo Anselmo Goñi en el buscador, me aparecen 8 registros, todos entre 1898 y 1905 (cuando Anselmo contaba entre 14 y 21 años). Sabiendo que "su obra, paisajes y vistas urbanas, la realizó entre 1930 y 1960", se me hace muy extraño que un chaval de 14 años ande retratando procesiones, panteones, conducciones...
Por cierto, muchas gracias, fototeca, por retirarle a Anselmo la autoría de la foto de 1872 ca.

Agapito Goñi y Eseverri (Obituario)
Cuando al cabo de una vida laboriosa, entregado por completo y sin descanso al trabajo, disfrutaba ahora de la quietud y el reposo, la muerte. nos ha arrebatado á nuestro querido y distinguido amigo don Agapito Goñi y Eseverri. 
Su muerte, acaecida casi repentinamente, ocurrió á la una de la madrugada de ayer. 
La noticia del fallecimiento del señor Goñi y Eseverri ha sido acogida con unánime sentimiento por todo el vecindario de Pamplona, pues ninguno que haya vivido en esta ciudad olvida ni puede olvidar lo mucho que debe al que fué dignísimo, ilustrado y celosísimo secretario do nuestro Ayuntamiento. 
La propia personalidad del finado, conquistada y afianzada en 25 años do servicios municipales desempeñados á satisfacción de todos, nos relevan de tributar las debidas y justas alabanzas á sus merecimientos. 
En el terreno particular tampoco tenía enemigos: era de todos querido: su carácter bondadoso y afable, su trato cariñoso y sincero atraían, cautivaban. 
Fué nombrado secretario del Ayuntamiento de Pamplona el día 12 de Abril de 1884: se posesionó del cargo á los dos días del acuerdo del Concejo y lo desempeñó hasta el 6 de Diciembre de 1909 en que solicitó la jubilación que le fué concedida al cabo de 25 años 1 meses y 23 días de relevantes servicios, tanto que para los efectos de la jubilación, en su grado máximo, se le computó su calidad de letrado. 
A las cuatro y media de la tarde de ayer se verificó la conducción al cementerio de los restos mortales del señor Goñi y Eseverri, constituyendo el acto nutridísima y consoladora manifestación de pésame. 
Al acto asistió el Ayuntamiento en pleno y una comisión de empleados municipales compuesta de los señores Cadena, Arteaga, Olivier, Guerra y García. 
También concurrieron representaciones de otras dependencias municipales así como una comisión de la guardia municipal. 
Descanse en paz el alma de nuestro querido y buen amigo. 
A su atribulada viuda doña Angela Nagore, hijos Lucía, Anselmo, Emiliano y Ramón, hermanos don Domingo y don Fermín y demás familia, nos asociamos en la honda pena que sufren por tan gran pérdida, haciendo fervientes y sinceros votos por que la necesaria fortaleza cristiana les ayude á sobrellevar tan rudo golpe y á mitigar su dolor del que participa Pamplona entera.
R. I. P.

2 comentarios:

Aritz Lizarraga Olascoaga dijo...

Cierto, el PNV navarro, que no era muy grande, se unió en masa al alzamiento de Franco.

Anónimo dijo...

Llegué a conocer personalmente a don Anselmo allá por 1960. Vivía en uno de los tres chalecitos adosados que había en la entonces avenida de Franco, entre la droguería Varela y el almacén de frutas Maganto. Aunque ya muy mayor y jubilado, alguna vez fue a casa de mi amigo Jesús Mari Viguiristi, a visitar a su abuela doña Cecilia Artozqui, que no quería otro médico que él. Lo recuerdo perfectamente, con su sombrero y sus gafitas doradas, parecía como de otra época, y es que seguramente lo era.
JJM