Páginas vistas en total

jueves, 26 de marzo de 2020

¡Siempre Tudela!

Hace unos días lo escuché y me enganchó desde el principio. 
Me puse a investigar de dónde había salido esa maravilla y no aparecía ni en la SGAE ni en la Biblioteca Nacional. La única versión cantada que encontré fue la de los Auroros de Tudela, en la Navidad de 2014. Y en la Red ni siquiera encontré la letra de este bonito pasacalles.
En la prensa, gracias a la hemeroteca de DN, había una única referencia, pero muy sugerente:
Los Auroros de Tudela en su vermú
 concierto en la plaza Mercadal 2019

"Canciones como 'Brisa de mi pueblo', 'Siempre Tudela' o 'El Barquero del Ebro' fueron las que se escucharon este jueves, a media mañana, en la plaza Mercadal de la capital ribera. Fue el escenario para los Auroros de Tudela, que volvieron a ofrecer su tradicional vermú concierto ante decenas de asistentes."

Es una pena que canciones con títulos tan sugerentes no estén más promocionadas y sean unas perfectas desconocidas. Por lo menos, de 'El Barquero del Ebro', sí encontré un vídeo con una grabación ¡de 1971! de la Orquesta Amanecer, que lo presenta como jota-soul. Pero de las otras dos, nada de nada.

Así que recurrí a mi buen amigo Alberto Gurrea para ver si él, con el complemento de una 2ª voz,  podía hacer una versión de ¡Siempre Tudela!
No hizo falta. En un periquete, Alberto me mando un enlace con un vídeo y audio fabulosos de la Gala de los premios Goya Ciudad de Tudela 2016, organizado por la Peña la Teba. Y allí estaba un magnífico  "¡Siempre Tudela!" interpretado por la Escuela de Jotas  de Camino Martínez.
Exactamente lo que yo buscaba.

Origen de ¡Siempre Tudela!
En la presentación, Camino nos explica el origen del pasacalles:
Se cocinó en los fogones de los Auroros de Tudela (ya nos iremos enterando de quién es el autor de letra y música). Y ¡cómo no! fueron nuestros viejos amigos Jesús María Iturre, "Puchero", y Felipe Andía, "el Maño", los encargados de llevar tan delicioso plato a la Escuela de Jotas. Esta vez no tocaba caracoles, sino una delicatessen cien por cien tudelana.

Letra y vídeo
A ritmo de pasacalles, "¡Siempre Tudela!" va desgranando todos los ingredientes de la esencia del tudelano. Ese verso de "y son -dice el cura- un regalo de Dios"...¡chapeau!
Lo mejor de este pasacalles es el buen sabor de boca que deja y la pena que da que se acabe tan pronto. "Lo bueno, si breve...", en este caso, dos veces breve.
Que sirva para avivar la esperanza de que pronto saldremos de ésta y podremos cantarlo y bailarlo por las calles de Tudela.

Voy a cantarle a Tudela, que está en la Ribera, donde yo nací. 
El Ebro baña esta tierra, junto a la Bardena reseca y hostil. 
Son muy famosas sus fiestas, sus toros, sus peñas y la Procesión.
Y sin igual sus verduras, son arte y cultura, trabajo y sudor.
Destacan por su textura y son -dice el cura- un regalo de Dios.
¡Siempre Tudela! Tienes algo que enamora, cristiana, judía y mora, tan moderna y medieval
¡Siempre Tudela! Bajo el manto de Santa Ana, junto al Ebro y la Mejana, nunca te puedo olvidar

No hay comentarios: