Páginas vistas en total

sábado, 7 de marzo de 2020

Escalatorres (Arazuri Hª SF)



Una mañana, no recuerdo de qué mes ni año, aunque estoy seguro de que era allá por los años veinte, un escalatorres ascendió —vestido de blanco, con una calavera y dos tibias negras bordadas en el pecho— hasta el vértice de la pirámide que durante muchos años coronó la torre de la parroquia de San Lorenzo. Hasta el rosetón de la fachada ascendió trepando por un lateral de la portada hasta alcanzar la crucecita (mueve la imagen) que la corona. De allí al rosetón no tuvo ninguna dificultad. Una vez llegado a éste, remontó hasta la torre utilizando una gruesa maroma que previamente se había descolgado desde la torre. Recuerdo que a los niños nos defraudó mucho aquella forma de escalar, ya que nuestra fantasía nos hacía imaginar que aquellos hombres reptaban por las paredes verticales igual que las lagartijas. Sin embargo, nos entusiasmó el verle subir por la cuerda como los monos, izándose con los brazos y ayudándose con los pies, con los que se apoyaba metiendo la cuerda entre los dedos. Llegando al campanario abandonó la cuerda y subió por sus propios medios hasta el pináculo de la torre.
Línea blanca: subida; roja, bajada. Números 1 y 2, lugares aproximados de las dos fotos
Poco tiempo después, el día 11 de julio de 1929 tuvo lugar la ascensión de un tal Néstor López por la fachada de la casa del Iruña en la Plaza del Castillo, edificio que ostenta el número 44 de la misma, consiguiendo alcanzar la parte más alta que corona el frontis de la bonita construcción de 1887 llamada antiguamente «casa del Crédito». Aquel escalatorres ascendió limpiamente aprovechando las molduras, adornos y balcones del frontispicio. En la parte más alta de la fachada ejecutó varios ejercicios de equilibrio, simulando varias veces una fatal caída, y consiguiendo, sobre todo, que las mujeres lanzasen chillos de espanto. 
11 de julio de 1929. Néstor López, escalando la casa del Iruña
entre el segundo y tercer piso de su arriesgada ascensión
El descenso lo ejecutó por la fachada de la casa contigua que hace esquina con la calle de la Chapitela. A la altura del cuarto piso de este edificio, se había colocado previamente una maroma sujeta en uno de los balcones de esta casa, y el otro extremo, en otro del Hotel La Perla. El paso por la cuerda, de un lado a otro de la Chapitela, fue muy emocionante por los ejercicios que realizó colgado, incluso hasta con una sola pierna, momento que recoge una de las fotografías que publicamos, la cual sirve también para constatar el gentío que contempló el espectáculo, naturalmente "a precio de novena" (gratis), aunque, según se dijo, el público se mostró muy espléndido cuando se pasó la bandeja.
SF de 1929. El escalatorres Néstor López, cruzando sobre una maroma la Chapitela.
Puede observarse el numeroso público que llenaba la Plaza del Castillo. (Foto Galle)

Nota: pie de foto erróneo. Es el escalatorres alemán Becker, el 17/05/1931
A los mocetes nos entusiasmó mucho la proeza, jugando durante muchos días a escalar toda clase de puertas y ventanas.
***
Treinta años después, en 1959, viví con 9 años la fuerte experiencia de ver a un escalatorres subir a la Catedral y hacer diabluras encima de la bola de la punta. Si os apetece, pinchad en:

1959, un escalatorres en la Catedral



Cierre de edición

Cuando ya había publicado la entrada, me he dado cuenta de que al bueno de Arazuri la memoria le ha jugado una mala pasada: el pantalón del escalatorres en la maroma es mucho más oscuro que el de Néstor López del 11 de julio de 1929. A no ser que el escalatorres sea también mago, se trata de dos artistas distintos y en fechas distintas. 
La hemeroteca de DN nos echa una mano y nos proporciona la última foto como prueba definitiva:

19/05/1931 (martes) El domingo pasado (día 17) ...ofreció al mediodía en la plaza del Castillo el escalatorres alemán Becker, que sin poetizar se encaramó por la casa del Casino y en ella hizo admirablamente de gato, dicho sea en el sentido más ágil y seguro del vocablo. Y después de esto música, paseo y vuelta al ruedo a cargo del escalatorres y su familia para recoger los consiguientes donativos.

No hay comentarios: