Páginas vistas en total

lunes, 17 de diciembre de 2018

Soto Lezcairu, 'Pilarica' y 'Blancas'

Día de la "Pilarica" celebrándose en el Soto de Lezcairu. Foto: Galle.  
Por los 60 viví en la calle Aralar 36, y por la 'cuesta rompeculos' bajábamos en verano al Soto Lezcairu a echar emocionantes partidos de fútbol. Jamás sospeché que 25 años antes (antes de la guerra) aquello fuera el 'Soto de la Pilarica'. La Hemeroteca y las fotos de Arazuri me han sorprendido. 

Tras la Guerra Civil
(pincha)
Hemeroteca Diario de Navarra 
HACE 100 AÑOS JUEVES 
1916 Las meriendas en las afueras y Lezcairu vaciaron Pamplona ■ 
El sol radiante y la “inmejorable” temperatura hicieron que se cumpliera la tradición del día de la Virgen del Pilar en Pamplona. A las 12 del mediodía se dejó de trabajar en las oficinas y para las dos de la tarde ya no quedaba ni un comercio sin cerrar. A media tarde “no quedábamos en la población más que los guardias municipales y cuatro vecinos aburridos”. El resto, el “vecindario en masa”, desfiló hacia las afueras de la ciudad, Los más, al Soto de Lezcairu, que estuvo muy concurrido hasta primera hora de la noche. “Merendando, bailando, cantando y saltando” se pasó la tarde; y tanto en el soto como en otros “parajes campestres” se hizo un “verdadero derroche de meriendas”. 
Por supuesto, el carácter religioso de la fiesta mariana estuvo presente en la jornada, con especial solemnidad en la iglesia de San Nicolás.

LEZCAIRU (Soto) [escrito en 1979-80]
En el antiquísimo término de Lezcairu, existe en la actualidad un pequeño y modesto barrio construido a comienzos de la segunda mitad de nuestra centuria; anteriormente sólo existían unas pequeñas casas de labranza. [hoy, ni te cuento]
El término de Lezcairu estaba unido al de la Fuente de la Teja, formando uno solo.

Lezcairu Este antiguo término se halla documentado desde el siglo XIII. En el XIV, aquel nuestro rey Carlos II vendió una finca que poseía en dicho lugar (Arch. Nav. IDOATE, Florencio, cat. Comptos, t. LI, n.° 52, 172, 191, 422, 507. ).
Lezcairu es nombre vasco que indica lugar o sitio en donde abundan  lezcas, juncos o aneas.
12 de Octubre 1927. Soto de la Pilarica, (pincha)

Soto de la Pilarica. Una costumbre pamplonesa del siglo pasado y del presente, hasta la guerra del 36, fue la de guardar fiesta las tardes del 12 de octubre, día de la Virgen del Pilar, para acudir al Soto de Lezcairu familias enteras, grupos de amigos, jóvenes, maduros y hasta alguno que otro viejo. Allí se merendaba (abundaban las cazuelas de ajoarriero y magras con tomate), se bailaba, se saltaba a la cuerda y se divertían honestamente a juegos inocentes como a la gallina ciega y a prendas. Al atardecer regresábamos todos a la ciudad ¡Qué largo se hacía el camino hasta llegar a la Plaza del Castillo! Aquella costumbre pintoresca y simpática desapareció en 1936. En 1971, el actual barrio de Lezcairu, intentó resucitar aquellas antiguas jiras vespertinas, organizando una fiesta barrial que no llegó a alcanzar el éxito esperado.
Actualización 22.12.2018
Acabo de hablar con Don Silverio Hualde que, como sospechaba, fue quien hacia 1970 recuperó la fiesta del Pilar en el barrio de Lezcairu. Don Silverio desmiente que "la fiesta barrial no llegó a alcanzar el éxito esperado", como afirma Arazuri. Silverio era el encargado por la parroquia de Cristo Rey para atender a las casas de Lezcairu y con los jóvenes del barrio y la Junta barrial organizaron las fiestas hacia 1970 y todavía hoy, 2018, se sigue celebrando con motivo de la Virgen del Pilar. Es cierto que algún año no se han hecho, pero desde los 70 se habrán celebrado más de 40 años, con asistencia de todas las  familias del Soto de Lezcairu que hacían una comida del barrio. "El primer año llamamos a un acordeón, pero al siguiente ya teníamos orquesta", asegura con orgullo el bueno de don Silverio:
Año 1913. Convento de Franciscanas Misioneras de María,
Soto de Lezcairu Inaugurado e1 22 - IX - 1902.

Soto de las Blancas. El 12 de diciembre de 1900, la Madre María de la Pasión, fundó en el Soto de Lezcairu, un convento de M.M. Franciscanas Misioneras de María. Mientras se edificaba el cenobio, las monjas se instalaron provisionalmente en la Casa de los Baños (el de dos plantas) del entonces Paseo de Valencia, hasta el 22 de septiembre de 1902 en que se trasladaron al nuevo edificio. Por el color del hábito, aquel convento fue bautizado por el pueblo con el título de «las Blancas», y al antiguo topónimo pamplonés con el de «Soto de las Blancas».
En 1950, las «Blancas» colocaron la primera piedra de un nuevo convento en el comienzo de la calle Aoiz, junto al del Sagrado Corazón. En 1952, la mayor parte de la comunidad se trasladó al nuevo edificio hasta 1972, en que al venderlo a las M.M. Ursulinas, se vieron precisadas a regresar otra vez al de Lezcairu. Durante estos últimos años se ha vuelto otra vez a la antigua denominación de «Soto de Lezcairu».

No hay comentarios: