Páginas vistas en total

viernes, 3 de noviembre de 2017

A Arturo Campión, mejor no


Tan sólo ésta frase -dicha, además, en castellano- que lleva 32 años (con gobiernos municipales socialistas, por tanto) en Ansoáin, insultando a todos los navarros, ya le incapacita para recibir la Medalla de Oro.
También el PSN se ha posicionado en contra, lo mismo que Izquierda-Ezkerra, que aporta, además, los siguientes motivos:

A mi querida Higa ('juncal', en vasco)
le quiso poner 'Elomendi'
Izquierda-Ezkerra critica la medalla de oro a Arturo Campión y pide al Gobierno que rectifique 
Recuerdan que “Arturo Campión apoyó el golpe fascista de 1936, que tantos asesinatos y represión conllevó en Navarra”
La entrega de la Medalla de Oro a Arturo Campión ha molestado a uno de los socios del Gobierno cuatripartito, Izquierda-Ezkerra quienes en una nota han mostrado este jueves su rechazo a la decisión tomada y pide al Ejecutivo Foral que rectifique en su decisión.
Placa facha de Ansoáin
La coalición de izquierdas considera que “de entrada a Izquierda-Ezkerra nos deja muy fríos que éste (el diseño de la bandera) sea un motivo suficiente para entregar el máximo reconocimiento institucional de la Comunidad Foral de Navarra” y recuerdan que “no creemos que diseñar una bandera, aunque sea la propia, sea un mérito excepcional que haga a sus autores acreedores de este galardón”.
En todo caso, la coalición considera que “supera lo asumible que uno de los galardonados sea Arturo Campión” y recuerda que “apoyó el golpe fascista de 1936 que tantos asesinatos y represión conllevó en Navarra, y añaden que Arturo Campión, en la defensa de su ideología, tomó posiciones abiertamente racistas y xenófobas contra las personas que ya entonces llegaban de otras tierras”.
Para I-E “esto no se puede pasar por alto cuando estamos hablando de un reconocimiento, el máximo que concede Navarra, oficial e institucional” y recuerdan que “los valores que se deben premiar y reconocer con la Medalla de Oro de Navarra son incompatibles con discursos racistas o con apoyo a golpes de Estado”.
La coalición aporta dos ejemplos de la actitud de Arturo Campión: 

"Por su frecuencia y dureza destacan los de La Avalancha. (órgano de la Biblioteca Católico-Propagandista, que advirtió a los católicos de que incurrían en pecado si compraban, leían o retenían periódicos socialistas, puesto que atacaban a la Religión y a la Iglesia. En esta línea, entre otros colaboradores. destacó Arturo Campión. que llegó a escribir en esta revista:
Entre el genio vasco y el socialismo media repulsión absoluta e irreductible. Así se explica que los propagandistas, los fautores y los secuaces de esas ideas, oprobio do Bizcaya, sean los advenedizos. los nómadas de la inmigración servil. Esta es la última invasión del extranjero que padecemos. Y de igual suerte que atentan a la pureza de nuestra raza y a la integridad de nuestra fisonomía castiza con sus oleadas de detritus étnico, masa híbrida de Celtas bastardeados, de latinos decadentes y de Moros corrompidos, todavía pretenden señores, causarnos un daño mayor, envenenándonos las almas, con un grosero ideal. propio de envidiosos esclavos.
En una nota a pie de página, el polígrafo pamplonés explicaba que sus críticas iban dirigidas contra el socialismo militante y sus dirigentes, que se comportaban como burgueses, e instaba a los obreros a combatir al socialismo"

La actitud de Arturo Campión respecto a la sublevación del 18 de julio de 1936 ha sido siempre objeto de controversia, especialmente por la carta que, con fecha 14 de septiembre de 1936, recibió el Diario de Navarra y se le atribuye a Campión :
San Sebastián, 14 de septiembre de 1936. Tengo el gusto de hacer constar que, liberada esta ciudad de la tiranía roja, quiero manifestar, a la vez que mi protesta más enérgica por el incalificable proceder del nacionalismo vasco, mi adhesión inquebrantable a la Junta Nacional de Burgos.Fdo: Arturo Campión.

No obstante, el historiador y editor nacionalista vasco Bernardo Estornés Lasa, que visitó a Campión en su casa en 1936 antes de la caída de la ciudad en manos de los sublevados, publicó en 1996 una carta en defensa de la actitud de Campión aquellos días (Ver en Wikipedia)

1 comentario:

Maite Ibañez dijo...

Hola, la guerra duró del 36 al 39. El racionamiento, 13 años duró del 39 al 52. El año que yo nací, quitaron el racionamiento. Ahora la vida es diferente, las generaciones van cambiando. Un saludo.