Páginas vistas en total

sábado, 25 de noviembre de 2017

¿Por qué está torcid@ Carlos III?

¡Pobre Carlos III! ¿Por qué l@ pusieron torcid@?
La Avenida Carlos III, recta desde Conde Rodezno (Plaza de la Libertad, ahora), se tuerce para entrar en la Plaza del Castillo. Así fue previsto por Serapio Esparza, diseñador del 2º Ensanche. Siendo la arteria emblemática de éste, resulta extraño que la salida de la Plaza del Castillo, el "cuarto de estar" de Pamplona, no haya sido el eje del sistema reticular del Ensanche. ¿Pudo haberlo sido? ¿Fue imposible? ¿Por qué? Si alguien nos echa una mano...

Cualquier pamplonés, mínimamente atento a las cosas de su Ciudad, habrá observado que Carlos III es una avenida totalmente recta… hasta su entronque (pincha) con la Plaza del Castillo, hasta el punto de que la fachada de la Diputación que mira a Carlos III tiene tres tramos con distinta orientación para ir acomodándose a la Avenida.
Si yo, desde el interior de la Plaza, quiero seguir viendo la cúpula de Los Caídos, no tengo más remedio que situarme en alguno de los puntos de la línea amarilla y, desde el fondo (pincha) de la Plaza, tendré que pegarme al Pasadizo de la Jacoba, en el ángulo noroeste de la misma, para seguir viendo la cúpula.
Siendo la Plaza del Castillo el "cuarto de estar" de Pamplona y siendo Carlos III la avenida principal y el "buque insignia" del 2º Ensanche, ¿cómo es posible que la salida de la Plaza hacia la avenida no haya sido el eje originario del diseño de dicho Ensanche?

1. Antes del derribo de las murallas

Para entender las dificultades, veamos cómo estaba esta zona antes del derribo de las murallas en 1915

Complicado, ¿verdad? El tramo, hoy abierto, estaba cerrado por el Teatro Principal (el actual Gayarre) y por la Plaza de Toros antigua.
En 1901 se aprobó el derribo de las murallas y la ejecución de un ensanche.
El 7 de enero de 1915 se publica, por fín, la ley que autorizaba a demoler las murallas desde la Ciudadela hasta la Ripa de Beloso.
Durante el periodo comprendido entre 1901 y 1915 -quince años entre discusiones y planteamientos diversos- se presentaron diferentes proyectos, alguno de los cuales se muestra a continuación:

2. Julián Arteaga 1909
Este proyecto -en lo que aquí interesa- ejemplifica los tres o cuatro que he visto para el 2º Ensanche: mantienen cerrada la Plaza del Castillo y convierten la Carretera a Francia (actual Av. Baja Navarra) en el eje del diseño de una retícula con manzanas rectangulares. 
En resumen, si por ellos fuera, la actual Carlos III no existiría.

3. Serapio Esparza 1917

El proyecto que el arquitecto municipal Serapio Esparza presentó, por encargo del Ayuntamiento, fue aprobado a mediados del 17.
En cuanto lo vi, me di cuenta de lo revolucionario del mismo: quería dotar de una salida a la Plaza del Castillo que la enlazara con el Ensanche, y lo hizo a costa de los dos edificios que impedían abrirla: el Teatro Principal (que trasladó al Gayarre actual) y la Plaza de Toros (que colocó en la calle Olite, con la puerta principal abierta a la Av. de Roncesvalles).
Pero, ¿cuál era el eje de la retícula de manzanas, ahora cuadradas? Evidentemente, no era la Carretera a Francia, que atravesaba el Ensanche en diagonal. Tampoco era la Carretera a Zaragoza. Ni la salida de la Plaza del Castillo, que quedaba 'torcida' en su proyecto.
Cuando me di cuenta, me quedé muy sorprendido. Me fijé en que la calle Olite continuaba la dirección de Calderería y San Agustín; y la calle Aralar era la continuación de Compañía-Merced...
Para Esparza éste fue el eje para el diseño del 2º Ensanche: la continuidad 
Compañía-Merced con Aralar. La línea en sombra la remarca
Así me lo confirmó mi amigo Enrique, quien me envió un texto en el que el propio Serapio Esparza lo reconocía y daba su explicación:
"Se adoptó el sistema cuadricular, y la orientación de sus ejes tuvo dos razones. La primera, como dejó constancia el autor del proyecto, Serapio Esparza, para conseguir una orientación adecuada al soleamiento. La segunda, para lograr un perfecto enlace con las vías que existían en el Casco Viejo, de modo que los ejes de la retícula tuvieran la misma dirección que las calles del Casco Antiguo: en este sentido los ejes de la centuriación romana pasaron por encima del Medioevo y llegaron hasta nuestros días"

Dicho sencillamente: el cardo de Dormitalería y sus -más o menos- paralelas Compañía-Merced y Calderería-San Agustín, se prolongaban, 2000 años después, en Aralar y Olite respectivamente y marcaban el eje de la retícula del 2º Ensanche.

4. ¡Pero hombre, Serapio, con lo fácil que era!
Carlos III bien rect@
Por supuesto que Esparza supo tocarme la fibra (lo mismo que a sus coetáneos, supongo) con eso del cardo (Dormitalería) y el decumanus de la ciudad de Pompeyo y su continuidad en el trazado del 2º Ensanche, pero, a la hora de la verdad, ¿qué continuidad es esa cuando -para pasar de esas calles de lo Viejo a sus 'hijas' del Ensanche, hay que salvar el murallón de la Cuesta del Labrit? En el plano queda muy bonito, pero en la realidad esa presunta continuidad no tiene funcionalidad alguna.

En cambio, si Serapio Esparza sube la Cuesta del Labrit y se fija en la Estafeta, ahí sí que puede encontrar una continuidad real (sin murallones que se lo impidan) entre lo Viejo y el Ensanche. Y como Estafeta y la primera manzana de Carlos III son (+o-) paralelas, le habría quedado una señora Avenida perfectamente recta y un Ensanche aún más soberbio.
¿Por qué no lo hizo así, con lo fácil que parece? Que nadie piense que soy tan ingenuo como para pensar que la cosa era así de sencilla. Estoy convencido de que tenía que haber algo que se lo impidiera.
El propio Esparza estaba superconvencido del papel primordial de Carlos III en el Ensanche. Para ello sacrificó el Teatro Principal y la Plaza de Toros Vieja. Pero le faltó rematar. ¿Qué le impidió considerar la salida de la Plaza del Castillo como el eje del 2º Ensanche?
Si alguien nos lo pudiera explicar...
Algunas de estas imágenes servirán para engrosar el álbum dedicado al 2º Ensanche.

Actualización 17:30
Esta imagen de las torres de San Cernin, vistas desde el cruce de Carlos III con San Fermín, quizás, como sugiere José Ignacio Palacios, explique por qué está torcida esta avenida:
Artísticamente, Íñigo Mena ha trazado una línea desde la cúpula de los Caídos hasta una de las torres de San Cernin, línea que obligatoriamente pasa por el centro de Carlos III

2 comentarios:

angel dijo...

Seguramente el alcalde de Pamplona Joseba, sabrá que le impidió a Esparza considerar la salida de la Plaza del Castillo como eje de la 2° ensanche.

Gonzalo dijo...

La verdad es que las cosas que aún permanecen inalterables desde que tenemos recuerdos nos parecen permanentes (ya tenemos bastantes evidencias de que no es así y los cambios que se producen) pero lo cierto es que la Diputación siempre la he visto ahí y, sin haber elucubrado nunca sobre el problema que plantea, siempre he creido que se debía a ello. Igual es un razonamiento muy naif pero quizás mover el teatro y el coso eran de fácil justificación y retranquear la Diputación podían ser palabras mayores y no se planteó o hubo oposición a la propuesta