Páginas vistas en total

jueves, 1 de agosto de 2019

El PSN traiciona a las víctimas

Sacaremos esta pancarta cuantas veces sea necesario
En 1981 dejé mi partido, me olvidé del debate izquierda-derecha y me centré en las tres cosas que realmente me importaban: la España de las libertades, Navarra como Comunidad diferenciada y las Víctimas. 
38 años después, las víctimas de Anvite le dan al PSN un buen tirón de orejas, señalándole qué es lo importante, y le recuerdan que el fin no justifica los medios.
Gracias, Anvite.

Respeto y tolerancia
El futuro consejero de Presidencia, Función Pública e Interior se queja en twitter de la falta de respeto hacia el PSN en algunas críticas.
Respeto? Ninguno; Tolerancia? la que me diga el médico
Habrá que recordarle que el respeto va ligado a los valores, a lo que es valioso. Y no creo que traicionar a la Constitución, al electorado y a las víctimas haciendo un pacto de gobierno con el independentismo, pacto que además necesita del apoyo de Bildu, tenga nada de respetable.
A lo sumo puede suplicar tolerancia, ya que la ley le permite al PSN hacer esta marranada. 
Y las marranadas no se respetan. Como mucho, se toleran

Democracia: votos + valores
Otro de los mantras del PSN para justificar esta fechoría es decir que 23 es más que 20. 
Para ser más precisos, habría que añadir los 7 parlamentarios de Bildu, necesarios para garantizar la mayoría absoluta.
Pero la democracia no es sólo votos, números. Es sobre todo, valores, principios, fidelidad a un ideario...
¿Y en esos 23 (o 30) parlamentarios, los valores, principios.., son homogéneos? Al menos, hasta los últimos tiempos, el PSN se ha considerado un partido constitucional y ha contemplado a Navarra  como Comunidad diferenciada. ¿Qué pinta pactando un gobierno con independentistas, tanto de derechas como de izquierdas, cuyo objetivo -no lo olvidemos- es anexionar a Navarra para separarla de España?
Desde hace unos años vengo pensando con pena que el PSN (al que tantas veces he votado) ya no es de los nuestros.

Las víctimas, la piedra de toque
Hace unas semanas en "Carta abierta (y 2) a María Chivite", le preguntaba:
"¿Te importa lo que piensen de tus pretensiones las víctimas de ANVITE? ¡Pregúntales, por favor! Han dado un ejemplo de dignidad, ¿y ahora vas a pagarles uniéndote a los que han recogido las nueces, a costa de dejar a algunos en silla de ruedas? ¿Cómo se lo vas a explicar a José Mari Izquierdo (te pongo un enlace por si no lo conoces)?"
Las víctimas no tienen por qué dirigir la política (para eso están los partidos), pero sí que deberían ser consultadas y su opinión tenida muy en cuenta.
Más aún, me atrevería a decir que las víctimas son, aquí en Navarra, para cualquier partido, la piedra de toque para saber si se están o no haciendo bien las cosas.
Pues bien, ya que Chivite no se ha dignado escuchar la opinión de las víctimas navarras, éstas sí han querido hacer público lo que piensan de todo este tejemaneje.
Ana Ollo, fundadora del Club
Y lo que le dicen las víctimas al PSN es terríblemente fuerte. Es como para hacerselo pensar a cualquier socialista honrado.
Pero no al aparato del partido, que seguirá en sus trece y tendrán la cara de seguir viniendo a las concentraciones por las víctimas, ahora engrosando -con Ollo, Baráibar, Barcos...- el Club Cementos Rezola.

Comunicado de ANVITE ante la formación del nuevo gobierno 
Nazkagarria (asqueroso)
Ante la inminente formación de un gobierno de Navarra presidido por el Partido Socialista de Navarra y apoyado como interlocutor preferente por EH BILDU, la asociación de Víctimas del terrorismo de ETA en Navarra, manifiestan lo siguiente: 
El Partido Socialista, aceptando gobernar con el apoyo de Bildu, ha cruzado una línea roja que dijo que nunca atravesaría. La línea de la ética y de la moral. Con esta acción dan la espalda a todas las víctimas de ETA -entre ellas las hay también socialistas- generando un dolor añadido totalmente injustificable. 
Hoy sentimos impotencia, frustración y vergüenza porque EH Bildu es una formación política que nunca ha condenado el terrorismo. Nos sentimos tristemente traicionados. 
Urtasun y Laura Pérez, empatizando
Durante cuatro años hemos padecido la presencia de EH Bildu en el Gobierno cuatripartito presidido por Uxue Barkos y hemos denunciado el blanqueo permanente que han hecho al entorno etarra. 
Hemos pasado por increíbles humillaciones como la de ver abiertas las puertas del Parlamento de Navarra a los familiares de los etarras antes que a las víctimas, homenajear en ese mismo Parlamento a miembros de ETA como “víctimas de motivación política”, permitir la instalación de unas celdas en pleno Paseo de Sarasate para empatizar con los presos de ETA o elaborar, con el dinero de todos los navarros, un mapa del sufrimiento de Echarri Aranaz equiparando al alcalde asesinado, Jesús Ulayar, con su asesino. 
'Monumento' a Jesús Ulayar, erigido con saña por el
Ayuntamiento de Bildu en su pueblo 
natal: Echarri
Aranaz, justo donde cayó abatido, al lado de su casa 
También denunciamos la creación de una Dirección General de Paz y Convivencia más preocupada por blanquear la presencia de Bildu en el Gobierno que por defender la memoria y dignidad de las víctimas de ETA. Una dirección que no solo ha tratado de tergiversar el relato de la historia de ETA con la utilización de expresiones como “todas las víctimas” y “todas las violencias” sino que ha sido insensible a nuestras reclamaciones de impedir los homenajes a etarras en la calle, las exhibiciones de sus fotografías o el hecho de la no colocación de placas conmemorativas en Pamplona, entre otras. 
En la mayor parte de estas denuncias hemos coincidido con los partidos navarros constitucionalistas, también con el PSN. 
Por eso hoy las víctimas no salimos de nuestro asombro, nos sentimos traicionados en lo más hondo por quienes tantas veces nos han acompañado en nuestras concentraciones. 
El fin no justifica los medios y menos en este caso. 
Es tremendamente injusto para nosotros que el partido socialista acepte con normalidad que sea Otegi, un condenado por pertenecer a ETA, el que pueda decidir e influir en las políticas futuras de nuestra comunidad. 
Por eso queremos dejar constancia al futuro gobierno que desde ANVITE seguiremos exigiendo de nuestras instituciones el compromiso sincero con las víctimas, denunciaremos todo intento de blanqueo de los terroristas y de sus cómplices y no aceptaremos ningún relato que falsee lo ocurrido tras 50 años de terrorismo. Seguiremos reclamando que se exija a EH Bildu una condena firme del terrorismo de Eta y una absoluta deslegitimación de la actividad terrorista, en vez de la normalización e incluso promoción de homenajes a los asesinos como acabamos de escuchar estos días de boca de sus representantes. 
Y nos seguiremos colocando cuantas veces sea necesario tras la pancarta de “VERDAD, MEMORIA, DIGNIDAD Y JUSTICIA” para nuestros familiares, aunque cada vez nos sintamos menos acompañados

No hay comentarios: