Páginas vistas en total

miércoles, 22 de mayo de 2019

Carta abierta (y 2) a María Chivite

Todo queda en manos de Chivite: O la Navarra constitucional o la Presidencia
El baño al cuatripartito ha sido hermoso: 31 a 19. ¡Mayoría absoluta para el Constitucionalismo!
Pero, como nos temíamos, el rumbo que tome Navarra está, con sus 11 parlamentarios, en manos del PSN, 2ª fuerza tras Navarra Suma (20).
Chivite quiere ser Presidenta, pero del brazo de Navarra Suma no puede aspirar más que a la vicepresidencia.
Así que mucho nos tememos que Chivite traicione a Navarra. Sí, a la Navarra constitucional por una poltrona.
Deseo -con toda el alma- equivocarme.

El 18 de mayo publicaba en su bitácora Víctor Manuel Arbeloa, pionero del socialismo moderno en Navarra, militante y dirigente socialista, esta reflexión en la que mostraba su perplejidad:

¿En qué quedamos?
“Presidenta: O Chivite o el Nacionalismo”, ha dicho en Pamplona, como lema y consigna, el presidente en funciones del Gobierno, Pedro Sánchez. 
Y va, y viene Chivite y escoge como socios de Gobierno al nacionalismo vasco, confederalista y autodeterminista, de Geroa Bai, y al seminacionalismo y militante autodeterminismo de PODEMOS.
¿En qué quedamos?

Perplejidad que no es exclusiva de Arbeloa, sino de cualquier militante o votante socialista que, antes que a su partido, ponga en sus prioridades a Navarra, a España y a la Constitución.

El 19 de Mayo, en Desolvidar, me hacía eco de una certera reflexión de Sarobe Oyarzun:
"Es cierto que hay una mayoría sociológica a favor de la Navarra que hoy conocemos, de ahí que los nacionalistas no hayan convocado todavía el referéndum de anexión a Euskadi. Pero es cuestión de tiempo. Ahora toca ensanchar su base social. En ello están, pacientes pero tenaces".

Arzalluz imitando, incluso, la pose de Arana
Y apostillaba yo:
-¡Y la Chivite (“No voy a gobernar con Esparza; con Barkos no lo sé”) pensando en la Presidencia!

Desde que el independentismo atacó a sangre y fuego a la Democracia ("Unos sacuden el árbol y otros recogen  las nueces". Arzalluz) muchos aparcamos nuestras ideologías partidistas y nos volcamos en la defensa de lo que nos une a todos: defensa de las víctimas, Constitución española y Navarra como comunidad diferenciada.
En Navarra, cada vez hay más lugares en los que un navarro no puede decir que es español.
A finales de Marzo denunciábamos que, un mes antes de las municipales del 26 de Mayo, Bildu ya tenía aseguradas 15 alcaldías en Navarra. ¿Es que en esos 15 municipios la mayoría vota Bildu? Lo dudo. El tema tiene que ver, sobre todo, con la falta de libertad por la herencia de ETA. ¿Quién, viviendo en el pueblo -y más si tiene un negocio-, está dispuesto a amargarse la vida presentándose o promoviendo otra candidatura como, por ejemplo, Navarra Suma?

María Chivite:
¿Has preguntado a los socialistas de Leiza, Echarri Aranaz, Alsasua... qué tal se vive en localidades donde mandan Geroa y Bildu?
¿Has preguntado a Consuelo Ordóñez y a Fernando Altuna si se puede defender en Alsasua a la Guardía Civil?
¿Y a Maite Pagaza o a Savater, qué tal se da un mitin en Rentería, con un alcalde que, aunque sea de Bildu, es "tan cercano" a todas las víctimas?
En todos esos lugares está en juego la libertad y no podemos consentir que -como ha sucedido esta legislatura- el Gobierno de Navarra se ponga del lado de los agresores.
¿Te has preocupado, María, por conocer la opinión de los ugetistas de la Ribera sobre tu elección de irte con Barcos, que tiene paralizado el Canal de Navarra, el TAV...?
¿Te importa lo que piensen de tus pretensiones las víctimas de ANVITE? ¡Pregúntales, por favor! Han dado un ejemplo de dignidad, ¿y ahora vas a pagarles uniéndote a los que han recogido las nueces, a costa de dejar a algunos en silla de ruedas? ¿Cómo se lo vas a explicar a José Mari Izquierdo (te pongo un enlace por si no lo conoces)?

Lo importante ahora (y siempre) en Navarra no es tocar poder, no es que tú consigas la Presidencia o la Vicepresidencia. Es la propia Navarra la que está en juego. Y en Navarra se juega España.
Y es imprescindible un Gobierno constitucional, fuerte, que defienda una Navarra como Comunidad diferenciada y dentro de España.
Y las encuestas dicen que tenemos mayoría.
¡Por favor, Chivite, ahora no nos falles!
Esta vez no te van a echar el alto desde Madrid. ¡Ojalá sea, si insistes, la propia militancia navarra!
Una imagen vale más que mil palabras
 Anteayer me encontré en el ascensor con una vecina -a la que conozco sólo de vista-, que llevaba un par de sobres de propaganda electoral. Y le pregunté de qué partido eran. Me contestó escopeteada:
-Son del Partido Socialista. He votado toda mi vida al socialismo, pero como Chivite no garantice que no va a ir con Barcos, votaré a Navarra Suma
Y le dije:
-Ya somos dos

Actualización
Termino con estas palabras de Chon Latienda en el DN de hace poco:
"Chivite, con sus posibles 9-10 (al final, 11) escaños de 50, se ha sentido llamada a ser presidenta del Gobierno de Navarra, y para ser investida está dispuesta a hacer juegos malabares, como Pedro Sánchez, espejo en el que se mira, con la salvedad de que el PSOE de Pedro Sánchez ha sido el partido más votado, algo que no parece que vaya a ocurrir en Navarra. Pero después hay que gobernar, y Chivite parece dispuesta a hacerlo 
  • con los socios de quienes no condenan el terrorismo, 
  • con quienes fumigan las calles allá donde un partido democrático celebra un mitin, 
  • con quienes imponen el euskera, 
  • con quienes han derogado la Ley de Símbolos, 
  • con quienes han degradado la representación del Parlamento de Navarra 
  • y con quienes han tenido a la Ribera, gran fuente de votos socialistas, ninguneada en los últimos cuatro años".

1 comentario:

Maria Luisa Aguayo Arrizurieta lo dijo...

Quiero Tener Esperanza De Que Prime El Amor A Navarra Y Sus Valores. Recemos Para Que Sea Así,