Páginas vistas en total

miércoles, 19 de diciembre de 2018

Coronel M. Sierra: Catalina, Ejército y Constitución


De todas las críticas sobre el cambio de nombre de la Avenida del Ejército, ésta de Manuel Sierra es de las pocas que mencionan que Catalina de Foix ya cuenta con un digno espacio junto al Palacio de los Reyes de Navarra.
Si yo fuera Catalina,
le diría al Asirón:
"no me metas en follones,
que estoy muy bien donde estoy"

Os recomiendo un par de escritos más de este militar en la reserva, que os enlazo al final

Catalina y el Ejército 
El próximo cambio de nombre de la Avenida del Ejército por el de la reina Catalina I de Navarra me plantea varios interrogantes, a saber: 
Dado que en Pamplona gobierna el nacionalismo vasco “aberchale” y republicano, ¿habrá sufrido el alcalde un ataque agudo de furor monárquico? 
Y si no es así, ¿a qué obedece la imperiosa necesidad de dar más lustre a quien ya cuenta con un digno espacio junto al Palacio de los Reyes de Navarra además de un colegio público en Cizur? 
Algo no cuadra, y menos cuando ello implica la exaltación de una figura del antiguo régimen en detrimento de una institución que garantiza el actual democrático. ¿No es una medida insospechada de quienes también se definen “socialistas de progreso”? 
Entonces, ¿no será esta repentina vocación monárquica una burda excusa? Está claro que sí. Porque un nacionalista vasco y “aberchale” no puede sufrir tal reconocimiento al Ejército (español por supuesto). Imagino su calvario cada vez que transita la avenida en uno u otro sentido, a pie o a motor, de día o de noche, en soledad o en masa vociferante bajo alguna pancarta…Sólo pensarlo da escalofríos. 
En fin, con avenida o sin ella, nuestras Fuerzas Armadas seguirán cumpliendo su misión: “garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional”, el mismo que permite gobernar a quienes, sin condenar los crímenes etarras, quieren liquidarlo. 
Eso sí, aunque Catalina naciera en Mont de Marsan (Francia) y no es probable que hablara un batúa fluido, cabría considerar que su nombre, una vez euskerizado, figurase con “k” de alkaldada. 
MANUEL SIERRA
CORONEL DE INFANTERÍA (RESERVA)

Dos enlaces a otras dos magníficas 'cartas al director' de Manuel Sierra
1. Sábado 25 de octubre de 1986
Se cumplen 32 años del asesinato del General Gobernador militar de Guipúzcoa, Rafael Garrido Gil, junto a su esposa Daniela Velasco y su hijo Daniel, de 16 años, además de María José Teixeira, de 27, quien pasaba por el lugar del atentado, en pleno centro de San Sebastián.
Vivía yo en San Sebastián, en el barrio de Inchaurrondo y había salido a dar una vuelta. Desde allí, en aquellos años, se llegaba a ver el centro, Igueldo, Urgull...
De repente, una gran explosión y, desde donde estaba, observé una muy definida columna de humo que subía al cielo desde el centro de San Sebastián. Me temí lo peor. Y efectivamente.
"Yo era por entonces profesor en la facultad de Filosofía de la UPV, sita entonces en Zorroaga, y tuvimos que soportar por mucho tiempo una pintada en pleno salón de actos que decía: ‘La familia Garrido se fue como el humo de las velas’. Ninguna autoridad académica, durante semanas, tomó la iniciativa de borrarla" (Alfredo Tamayo).
"Aquella manifestación terminó en graves disturbios ya que trataron de reventarla los perros anteriormente mencionados. Fue un combate cargado de rabia, los policías nacionales se interpusieron entre los dos grupos; fue la primera vez que la gente les aplaudió. Ellos no lo podían creer." (Javier)
Nos lo cuenta Manuel Sierra en un artículo del 25.10. 2018

2. Carta de Manuel Sierra a José Julio Rodríguez, el General de Podemos.
20 de mayo de 2016, en el diario ABC
"Afirmo que este personaje es, en realidad, un farsante, tan indigno y oportunista como el que más. Y quien lo nombró Jemad, alguien tan nefasto como él"

No hay comentarios: