Páginas vistas en el último mes

martes, 26 de enero de 2016

Homenaje a Ordóñez: en misa y repicando

Alberto Toca, Mariola Portillo y Ana Ortigosa, flanqueados por Zalba, Barcos, Pérez y Aznárez.
El rostro de Alberto Toca es suficientemente expresivo de su estado de ánimo: “Me habría gustado que algunas personas que están hoy aquí se hubieran opuesto a lo que pasó hace 21 años radicalmente, que no lo hicieron”
Mariola Portillo -con una bondad a prueba de bomba- interpretaba así la presencia de las dos presidentes: Su presencia es una forma de pedir perdón por lo que han hecho, lo que me parece muy bien".
Siento decirte, Mariola, que no vienen a pedir perdón. Barcos tiene la conciencia bien tranquila, y Aznárez a veces parece que no tiene ni conciencia. Vienen a mostrar  que hay que pasar página y normalizar la situación: que se puede recibir el día 22 en el Parlamento a acusados por colaborar con ETA y el 24 homenajear a una víctima de ETA. Que se puede estar en misa y repicando.
No sé que admirar más: si la paciencia de las víctimas o la cara de cemento de Barcos y Aznárez.
Por cierto, Asirón -que amenazó en su día con venir- parece que se lo ha pensado mejor. O quizás se le ha aconsejado que todavía no ha llegado su hora.

Homenaje en Pamplona a Gregorio Ordóñez y al resto de víctimas de ETA
Al acto asistieron Uxue Barkos y Ainhoa Aznárez en representación de las instituciones navarras
También participaron en la ofrenda floral líderes políticos del PP, UPN, PSN, Podemos y Geroa Bai

Fue un acto breve y emotivo. Cerca de un centenar de personas se reunieron ayer al mediodía para homenajear la memoria de Gregorio Ordóñez, asesinado por ETA hace 21 años. El lugar elegido, el monumento a las víctimas situado en la plaza del Baluarte para recordar también la violencia ejercida en nombre del independentismo vasco contra quienes no mostraron mansedumbre o transigencia ante la banda terrorista. Minutos antes, se prodigaron los besos, abrazos, sonrisas y caricias en el reencuentro de unas personas unidas por la barbarie de ETA.
Entre los asistentes hubo familiares directos de las víctimas, amigos y ciudadanos anónimos. También autoridades políticas, como la presidenta del Gobierno, Uxue Barkos, o la del Parlamento, Ainhoa Aznárez, así como representantes de algunos partidos, como el presidente de UPN, Javier Esparza, el portavoz de Geroa Bai, Koldo Martínez, la presidenta de Podemos, Laura Pérez, el eurodiputado popular Pablo Zalba o el congresista del PSN-PSOE Jesús María Fernández, por mencionar algunos.

(pincha para leer mejor)
Ofrenda floral
Tras un minuto de silencio, Mariola Portillo Ollearren, abuela de Diego Salvá Lezáun, el agente de la Guardia Civil asesinado en 2009; Alberto Toca Ascunce, nieto de Alberto Toca Echeverría, director de la mutua Asepeyo tiroteado en su despacho en 1982; y Ana Ortigosa Fernández, viuda de Julián Embid Luna, agente de la Policía Nacional muerto por la explosión de una bomba lapa en Sangüesa en 2003, depositaron un ramo de flores decorado con un lazo con la bandera de España al pie del monumento a las víctimas de ETA y los asistentes rompieron el silencio con un aplauso.


El acto se desarrolló con la solemnidad requerida, aunque, tras la ofrenda floral, varias personas mostraron su malestar por la presencia de algunos líderes políticos. “Tendrían que haber estado aquí hacía unos años”, se escuchó un reproche entre los allí congregados en referencia a los miembros del cuatripartito. Una señora mayor dedicó palabras más gruesas, elevando el tono de voz, mientras varias personas a su alrededor intentaron calmarla. “No me voy a callar. Tenemos lo que tenemos por haber estado callados demasiado tiempo”, se indignó. No obstante, la actitud general fue de escrupuloso respeto hacia todos los asistentes.
El eurodiputado Pablo Zalba agradeció la asistencia de los miembros de los diferentes partidos políticos y mencionó en concreto “a la presidenta de Navarra y a la presidenta del Parlamento”: “Dice mucho de todos ellos que vengan a este homenaje y nos emociona su presencia hoy entre nosotros



“Me parece muy bien que pidan perdón por lo que han hecho”
Mariola Portillo Ollearren, abuela del guardia civil navarro Diego Salvá Lezáun asesinado en 2009 en Calviá (Baleares), agradecía ayer la asistencia de la presidenta del Gobierno de Navarra al homenaje en recuerdo de Gregorio Ordóñez y del resto de víctimas de ETA: “Su presencia es una forma de pedir perdón por lo que han hecho, lo que me parece muy bien. Yo también soy de las que perdonan. Hay que perdonarlo todo, como nos perdona Dios a nosotros”.

Alberto Toca López de Torre, hijo del director de Asepeyo Alberto Toca Echevarría, asesinado a tiros en su despacho en 1982, reconocía que la presencia de Barkos la había vivido “con aridez”. “Me habría gustado que algunas personas que están hoy aquí se hubieran opuesto a lo que pasó hace 21 años radicalmente, que no lo hicieron”, lamentaba tras destacar la valentía de Gregorio Ordóñez. 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Estuve allí a las 11.30 del domingo. De emotivo no tuvo nada: ni palabras, ni militantes de partidos, ciudadanos de a pie, solo cargos del cuatripartito acompañando a cargos del PP y UPN con muchos fotógrafos haciendo muchas fotos a caras sonrientes o serias. Es decir media hora bien aprovechada con gran impacto en medios. Nada que ver con el empuje y naturalidad de un inconformista como Gregorio Ordoñez. Resignación,.... es lo que hay¡¡

Cándido Huarte dijo...

Hola amigos: Asistimos el pasado Domingo día 24 a las 11.30, a lo que indebidamente catalogaron de homenaje a Gregorio Ordóñez en el 21 aniversario de su asesinato.
No amigos, no, aquello que nosotros "VIMOS Y OÍMOS", no fue un homenaje,al menos, no fue el homenaje que Gregorio Ordóñez se merecía. Pudo ser otra cosa, pudo ser por ejemplo, un pacto para intentar, que no conseguir, quedar bien con todos a sabiendas que eso era imposible. Pudo ser, un pacto para intentar, que no conseguir pasar página sobre el tema algo a todas luces desafortunado. Tambien pudo ser, intentar que no conseguir, HOMENAJEAR AL VILMENTE ASESINADO POR ETA GREGORIO ORDOÑEZ HACE 21 AÑOS.
Y de que fue algo pactado,por desgracia parece no existir grandes dudas al respecto (y decimos parece ser, puesto que no estamos completamente seguros de que así fuera) al no existir ni un pequeño discurso como siempre se ha hecho, en el que necesariamente se había de comentar algo que no iba a gustar a unos pocos asistentes, pero que nos iba a encantar a la mayoría de los allí presentes. ¿Un homenaje al vilmente asesinado por eta Gregorio Ordóñez sin un responso contando con la asistencia de dos sacerdotes dispuestos a ello?. ¿ Un homenaje al asesinado vilmente por eta Gregorio Ordóñez sin un símbolo nacional al que tanto él amaba? No queridos amigos, no y millones de veces no AQUELLO QUE VIMOS Y OÍMOS NO FUE AL MENOS, UN HOMENAJE NORMAL AL ASESINADO VILMENTE POR ETA, AQUELLO PUDO SER............. OTRA COSA.
Cándido Huarte Lerga Olleta Zulet.