Páginas vistas en el último mes

domingo, 22 de noviembre de 2015

"Azcoyen": mi primera decepción


Sí, fue mi primera decepción con el euskera.
Sería por el 85. Trabajaba en San Sebastián y estaba muy interesado en la lengua vasca. Leía todo lo que caía en mis manos y lo comentaba con la gente que sabía mucho más que yo.
Tenía por entonces la idea (equivocada; enseguida me di cuenta) de que toda Navarra había sido, desde tiempo inmemorial, vascoparlante, y que por conquistas, invasiones... había ido perdiendo su lengua original, el vascuence, y adoptando la lengua dominante: el latín, que luego se transformó en el romance navarro y, al ir perdiendo éste fuerza, en el castellano. Aquellos restos del vascuence inicial se manternían, en el sur de Navarra, en los apellidos y en la toponimia.
Con esta idea básica que me habían vendido, un día pensé en Azkoien-Peralta. Me gustaba desde la adolescencia el origen de las palabras.
Con "Peralta", no había problema: "petra alta", piedra, peña, roca alta. Pero, ¿Azcoyen?

Conocía desde crío el equipo de fútbol de Peralta, el Azcoyen (así, con "c", lo escribe la prensa de la época, desde 1952, aunque fue fundado en el 27) y también -fumaba yo entonces, en los 80- las máquinas expendedoras de tabaco y de golosinas Azkoyen.
Enseguida, gracias a algunas lecturas y a cierta intuición, di con el oculto significado: "haitz goien", "la parte superior de la peña".
O sea, que el nombre castellano y el vasco coincidían casi exactamente.
Y yo, en mi imaginario particular, veía a las cohortes romanas llegando a Azkoien y, al encontrarse con el vascón de turno, le preguntaban por el nombre de aquel poblado. Y tras decirles el paisano el nombre vasco, preguntaban al traductor vasco-romano. Y éste -que era muy listo- les facilitaba enseguida el nombre en latín: "Petra alta".
Encantado con mi descubrimiento, en cuanto tuve ocasión, le comenté mi hallazgo a mi amiga Pili, una de mis compañeras del insti, de toda confianza, y que siempre me había ayudado mucho.
Me miró con pena, como dudando si decirme la verdad. Pero, con toda la delicadeza de la que fue capaz, me lo dijo: "el nombre primitivo es Peralta: lo de Azkoien es un invento reciente, de un militar de Toledo, historiador y divulgador de la cultura de Navarra, muy vasquista él, llamado Julio Altadill".


Fue para mí una puñalada trapera. Me sentí totalmente engañado. Cuando, investigando, me enteré de que, además, había intentado disfrazar su invento: "También se la nombró Aezkoyen, palabra vasca cuyo significado no se nos alcanza...", pasé a la indignación total. Y a un estado de alerta, de desconfianza, para evitar más engaños. Y más decepciones.

La mentira de Altadill fue en 1912. Dicen algunos que lo de "Aezkoyen" lo sacó de un topónimo de Abárzuza. Quizás. Pero lo de Azcoyen para Peralta estoy convencido de que se le ocurrió al descubrir el significado del apellido (anterior a su invento, ver derecha) Azcoyen.

En 1927 se fundó el Club Deportivo Azcoyen, en honor al nombre "vasco" de la localidad.
En 1945 surge Talleres Azkoyen, dedicada a la producción de máquinas, en principio, dedicadas a la agricultura. Sirvió también para extender la mentira de Altadill.
La Real Academia de la Lengua Vasca propuso que fuera Azkoien el nombre en euskera de la localidad. Así le dieron el certificado, la garantía, el label.
Desde 2009 el nombre oficial del municipio es Peralta en castellano y Azkoien en euskera.
Hoy, cuando uno llega a Peralta, se encuentra este letrero. Y este otro, más antiguo (fijaos que el artista, para más inri, ha borrado la corona):


Y a muchos, como a mí, se nos pone una cara de escepticismo, por no decir de gilipollas!
¿Creéis vosotros que este tipo de artimañas le hacen algún favor al euskera? Tengo para mí que lo único que consiguen es desprestigiarlo.
Todavía más.

Hoy, cuando voy al Carrefour de Mendebaldea y paso por la Plaza Julio Altadill, me paro ante su placa y le digo: "Eskerrik asko, Altadill jauna!"

Algunos comentarios de Face

10 comentarios:

Echenique dijo...

Patxi, ya que has citado Mendebaldea. ¿Ya sabes la historia de este ¿¿ ¡¡ topónimo !!?? ? Su historia es todavía más corta que la del arquitecto municipal Santiago San Martín Diez de Ulzurrun, recientemente jubilado e inventor de la denominación no patenteda. Me contó en una ocasión que, como lo de oeste le sonaba demasiado a batallitas de indios y vaqueros, pues lo puso en euskera, en la redacción del Plan General de Ordenación urbana ( PGOU ) y todos contentos. Una anécdota ha quedado elevada a rango de categoría euskérica y, por tanto, inamovible cual dogma de fe nacionalista.

Patxi Mendiburu dijo...

Gracias por la información que ya te la había oído pero es mejor que quede por escrito.
A su vez, "mendebal", "mendabal" tiene dos acepciones: 1. Vendaval. 2. Occidente. Con ambas se explica la palabrita: occidente en vasco no es el sitio en el que muere el sol, sino de donde vienen los vendavales

Iñaki dijo...

Artimañas para desprestigiar al euskara? Qué falso! Aquí el único que desprestigía al euskara (o lo intenta) y por asociación al nacionalismo vasco eres tú., elevando a cuestión metafísica una anécdota toponímica de lo más irrelevante, como si hubieses desvelado la Verdad del vascuence. Menudo blog de paranoias y paridas. Bueno, cada uno tiene derecho a sus traumas y obsesiones y pierde el tiempo que le apetece con ellas. Lo más llamativo es que el nacionalismo español se sirve con gusto de estos tontos útiles, nada les viene mejor que euskaldunes disertando contra el euskara. Y para darle más relevancia y peso a sus disertaciones le dan categoría de "intelectuales" a lo que no son más que simples aspirantes a pseudo-historiadores. En fin, entre esta entrada y una que leí contra los castellers de lo más surrealista, a ver si no pierdo más el tiempo por aquí.

Patxi Mendiburu dijo...

Sí, te recuerdo perfectamente. Te quejabas amargamente de que habías perdido 3 minutos por ver la entrada de los castellers:
http://patximendiburu.blogspot.com.es/2015/10/el-mejor-castell-tal-vez-y-el-enxaneta.html
"Qué desvaríos... Que 3 minutos perdidos en esta tontería. Maldigo a twitter por traerme aquí"
Sigue así. Aquí tienes tu casa para desahogarte.
Me gusta cómo escribes. Gracias por tus comentarios. Espero que no sea el último, Iñaki

Anónimo dijo...

.
La trola de San Fermín (Diario de noticias), por Pascual Larunbe - Jueves, 1 de Octubre de 2015

“Por desgracia, la leyenda de San Fermín, no es más que una composición tardía y totalmente desprovista de veracidad” (“Historia de los obispos de Pamplona”, Tomo I ).
Así de simple y contundente.
http://www.noticiasdenavarra.com/2015/10/01/opinion/tribuna-online/la-trola-de-san-fermin

Me asombra sobremanera que usted se empeñe en destapar supuestas pequeñas mentirijillas, mientras, por otro lado, siendo usted tan sanferminero, permite que vivamos en esta inmensa farsa toda la ciudadanía pamplonesa.
Le agradecería que no me respondiera que “esto“ es “cuestión de fe“, porque ese argumento, conforme a la "ley campoamor", puede ser aplicable a todo:

“En este mundo traidor, nada es verdad ni es mentira. Todo es según el color del cristal con que se mira.“

Le deseo muy buenas tardes.

angel dijo...

La persona más nefasta para el Vascuence, fue aquel autodidacta que lo aprendió mal a partir de los 17 años y a los 19 empezó a machacarlo con sus nuevas letras y convinación de estas, nuevos vocablos y otros inventos de niño mimado, que aprovechando la docilidad de sus seguidores, trastocó a su libre albedrio. No sigo, todo está en el periódico DEIA Martes 25 Noviembre 2003/2003 Azaroaren 25a, asteartea DEIA centenario del fallecimiento del vicaitarra Sabino Arana Goiri.😇

Miren dijo...


Angel jauna:
Hamaika ikusteko, entzuteko eta irakurtzeko jaio gara !

Anónimo dijo...

La historia del topónimo (sí, por supuesto que es un topónimo) Mendebaldea es corta, pero de sobra conocida. Y ha sido recogida en más de una publicación escrita. En cualquier caso, lo criticable de este nuevo topónimo no es que sea una invención (todos los topónimos lo son en algún momento), ni que sea reciente (todos los topónimos lo son en algún momento). Lo criticable es inventar un nombre para un lugar que ya tenía uno: Irunlarrea, que es como se conocía antes a esa zona, y no tan sólo a una calle.

Decepcionarse por conocer la historia de topónimos como Azcoyen o Mendebaldea sólo es propio de quien eleva a verdad absoluta todo aquello que lee o escucha, sin previo análisis ni crítica de ningún tipo. Es propio de personas dogmáticas, fanáticas, excesivamente ideologizadas. Y ésto vale tanto para religiones como para ideologías. Cuando a la persona se le desmontan estos dogmas, sus creencias se derrumban, pasando a cubrir ese vacío con nuevos dogmas y creencias.

La evolución ideológica del autor de este blog es un proceso natural en las personas. Es normal abandonar un nacionalismo ombliguista como el vasco/navarro para adoptar otro nacionalismo (también ombliguista) de rango superior, como el español, también basado en dogmas sin base alguna. Y con el paso de los años el autor sufrirá nuevas decepciones y se le derrumbarán sus nuevos dogmas y obsesiones. Es lo malo (o bueno) de profundizar en el conocimiento.

Patxi Mendiburu dijo...

Brevemente, para el que me llama dogmático, fanático... A mí con lo de Azcoyen, me engañaron. Más aún, Altadill lo inventó con ánimo de engañar. Caso distinto de Campión con Elomendi: él pensaba que Higa no era vasco. Con lo de Mendebaldea todo el mundo sabía desde el principio que era inventado. Otro caso curioso es el de Larraina del que ya hablaremos.
De todas formas sacas unas consecuencias sobre mí bastante raras. Que yo me haya sentido engañado, ¿qué tiene que ver con las consecuencias que señalas?
Si yo fuera tú, me lo haría mirar

Anónimo dijo...

Gracias por tu análisis etimológico de la palabra Azcoyen, el 22 de Noviembre. Sabido es el poco tiempo que las eminencias iruñesas dedican a la Ribera de Navarra y el apelativo de aldeanos con que con frecuencia nos distinguen.
Nací en mi Peralta querida y en casa, pues los del 44 nacimos sin prejuicios ni temores. Florecí, silvestre, como cardo borriquero del que conservo alguno de sus caracteres que mi formación universitaria y el ejercicio de la Medicina durante cuarenta años no han conseguido borrar. Pero debo confesarte que estaba en el error de creer que fue Irujo, el nacionalista, el mismo que puso pinos a los lados de las carreteras locales para decorar el paisaje, el que introdujo la semántica euscara . Cierto que en Peralta siempre se han disputado los títulos entre Nuestra Señora de Nievas y Azkoyen, últimamente con "k"
Peralta, pueblo de inventores hechos a si mismos, gente con un arrojo excepcional, compañeros míos de escuela que dieron a su maestría industrial un desarrollo difícil de imaginar, cambiaron un pueblo agrícola en industrial, se convirtieron en empresarios y redujeron el paro a cero y convirtieron Peralta en lugar de llamada para mas de mil trabajadores que diariamente se desplazaban, venidos de toda Navarra, incluida Pamplona. Con ellos apareció LAB, que tiene sede y las primeras pintadas de gora eta, llegó el bienestar superfluo y las motos de agua, ( hay que joderse) pero desapareció la jota cantada en el pescante del carro y aquellas charlas de verano para tomar " la fresca", el trato entrañable y el andarte con ojo si al pasar no saludabas y una nebulosa envolvió en el tiempo mis recuerdos infantiles. Ahora, jubilado, casi vivo mas allí que aquí y es que necesito arrimarme a los sitios que cobijaron mis primeros sueños, mis primeros amores.
Gracias, además, por toda la labor que haces, Pamplona siempre tuvo su cronista, antes el Dr. Arazuri con el que fui vicepresidente fundador de la AGAO, pero se nota la falta de un cronista de toda Navarra que resalte su identidad en estos tiempos bochornosos. No obstante, nuestras fuentes deben estar en desacuerdo, a mi me dan que los vascones ocuparon lo que es hoy Navarra, toda ella , hasta las cinco villas aragonesas por un lado y Tarazona y Calahorra por otro. Cierto que por ser zonas de mas fácil acceso fueron romanizadas con prontitud de tal forma que la zona vascoparlante queda reducida tempranamente por encima de una linea desde Los Arcos hasta Sangüesa posteriormente el desarrollo de la familia Qasi hizo lo demás. La vardulia primitivamente perteneció al reino de Oviedo.
Lo que todavía no concibo Patxi es que haya navarros que ignorando nuestra historia se arrojen en brazos del invento fallido de Arana y no solo esto, sino que lo traicionen con su laicismo y profanación de las costumbres. Recibe un cordial saludo.
Alfredo I.