Páginas vistas en total

jueves, 25 de julio de 2019

Osasuna: la defensa del Mau Mau

"Duerme, duerme mi niño / los ojos cierra, / para no ver las botas / de Salvatierra" (1)
21.09.13, con 84 años, falleció
Manolo González en Pamplona.
Defensa central de Osasuna en
los cincuenta, trajo el flamenco
a Navarra en las últimas décadas
Cuando un defensa tiene clase, no necesita ser leñero. Esa elegancia se encarnó en Manolo González,  un gentelman del balón, que le hizo a Di Stéfano (reconocido por él) el mejor marcaje.
Por eso, fue muy injusto que -especialmente González- tuviera que soportar eso de "la defensa del Mau-mau".
Nos lo cuenta, todavía escamado, en 2005, 52 años después del suceso, en "Al rojo vivo":
“Es bonito para quien no la conozca. Nos llevamos seis u ocho meses que nos trataban muy mal por todos los sitios. Todo vino a raíz de un partido en Santander. A Salvatierra le pitaron una falta que él creía que no había sido. En el enfado, le dio un puñetazo al balón que fue a parar a la cara de una niña que se quedó sin conocimiento. Su padre saltó al campo a por Salvatierra y allí se armó una buena. Luego un periodista local sacó lo del Mau Mau ese, que se nos quedó colgado para mucho tiempo”. Manolo González fue miembro de aquella tripleta defensiva y testigo del suceso.

TEMPORADA 1954-55                                                                            por Félix Monreal 
Ése (foto de portada) es Jesús Salvatierra. Valiente, brioso, corajudo, tenaz y decidido. 
Quizás, el delantero del Español, que ha visto pasar la suela del zapato cerca de su nariz, no piense lo mismo, pero el defensa rojillo conoce su oficio y exprime todas sus virtudes para anular a su oponente. 
Su envergadura hace ya temible a este tudelano, a quien sus compañeros definen como "fuerte entrando al balón, pero noble". 
Sin embargo, fuera de la plantilla se escribe otra leyenda. Nace ésta la temporada anterior, después de un reñido (Osasuna perdió 3-0, domingo, 4 de octubre de 1953) partido en Santander. 
La prensa local califica a la zaga de Osasuna como la defensa del Mau-mau (una secta secreta africana, antiblanca, primitiva y violenta). Salvatierra, Pello Egaña, Olarieta, Manolo González y algún otro deberán cargar durante varias temporadas con el sambenito. 
La fama llega a tal extremo que convierte al futbolista ribero en un auténtico coco hasta para los más pequeños. Una nana de la época reza así: 
Duerme, duerme mi niño,
los ojos cierra, 
para no ver las botas
de Salvatierra 

Al margen de anécdotas, no es una temporada gratificante para Osasuna. Tomás Arnanz es destituido en diciembre. Le sustituye Baltasar Albéniz, que dejará también su sello en el club.

PLAZA CONSISTORIAL (José Miguel Iriberri)
Le tomábamos el pelo, pero nunca nos reíamos de él. Uve se hacía respetar porque era respetable. Cosechaba por las calles el respeto y el cariño sembrado por la Casa de Misericordia, que era su casa. Y, en último término, estaba avalado por los abrazos de los héroes de San Juan: los González, Eizaguirre, Eusebio, Areta, Recalde y otras glorias del legendario "Mau-Mau".

(1) Foto cedida por el CLUB ATLÉTICO OSASUNA

3 comentarios:

Mariano Ibáñez dijo...

Esa misma temporada me hice socio del Zaragoza y acudía a Torrero a ver los partidos de mi equipo. Posteriormente y por "ordenes estrictas" de mi madre, ya que mi padre como buen navarro era de Osasuna (Lizarraga-Izagaondoa), las discusiones en casa a veces subían de tono, no me quedó más remedio que hacerme de Osasuna. Por aquellos años recuerdo algunas de las alineaciones del equipo navarro: Eizaguirre, Egaña, González, Zubiaurre, Glaría, Marañón, Areta, Recalde , Sabino y Cerdán. Es posible que como la memoria ya me va fallando haya algunos jugadores que los haya cambiado de temporada. Hubo también otros como Guerricabeitia, Areta II, Marañón, etc. Presencié así mismo dos partidos famosos. al menos para mí. Uno ellos en San Juan entre "mis" dos equipos: Zaragoza y Osasuna recordado por el desastroso arbitraje del canario Biriguay en el que se produjeron infinidad de incidentes incluso con invasión de aficionados al campo y otro amistoso en la recién estrenada Romareda en la que jugaron Zoco y Félix Ruíz con Osasuna antes de fichar por el Madrid y el Barcelona, respectivamente. Ese mismo día jugaron con Osasuna para ver si interesaban al Zaragoza, Canario y Beitia. En este encuentro se produjeron importantes incidentes entre Larraínzar y Benitez. También recuerdo una famosa derrota del Zaragoza en la Romareda contra Osasuna por 3-6.
Mariano Ibáñez

desolvidar dijo...

Vaya memoria, Mariano. Esto sí que es desolvidar

Anónimo dijo...

Se rumoreaba que durante la Revuelta Mau-Mau los guerrileros keniatas practicaban el canibalismo,la zoofilia
y hacían juramentos con carne de cabra. Con semejantes antecedentes nos hacemos una idea de como debía ser Salvatierra (¡je,je!) No le haría mucha gracia el "sanbenito" que les endosó la prensa de Santander a él y, mucho menos, a González, Egaña u Olarieta.
Con el paso del tiempo la explicación de Manolo González de lo que pasó en Santander resulta impagable y una historia enormememente simpática.