Páginas vistas en total

lunes, 5 de noviembre de 2018

Alsasua, o cuando se llama fascista al ciudadano


No me gusta la palabra 'chaval'
Más que la palabra -que me gusta- lo que me revuelve el estómago es la asquerosa utilización que de ella se está haciendo -siempre por los mismos- con el 'tema Alsasua'. Usan 'chaval' para evitar decir 'agresor'.
Miro en el diccionario y me dice: "Un chaval es una persona de pocos años, un niño o un adolescente".
María José, ante las fotos del mural en solidaridad con
sus agresores pintado en Valencia.  JUANJO MONZÓ
Y resulta que, en el momento de la agresión (porque fue 'agresión', no 'pelea de bar') siete de ellos tenían edades comprendidas entre los 21 y 24 años y un octavo, 31 años. Los de la Manada tenían entre 26 y 30, y a nadie se le ocurrió llamarles 'chavales'.
Se quejaba amargamente María José, la más joven de "los chavales de Alsasua": "Dicen 'los jóvenes de Alsasua'... yo era la más joven de todos... tenía 19 años".
Ella es más joven que 'los chavales de Alsasua'. Y es vecina de Alsasua, víctima y mujer. Y, a pesar de ello, no tuvo el apoyo que sí tienen los agresores. Ni lo tuvo en Alsasua... ni en Vitoria (a donde tuvo que escapar)... ni, ahora, en su último (esperemos) refugio de Valencia. ¡¡¡Ánimo, María José!!!

El derecho a convocar y 'ensañamiento'
Actualización 15:30
Conversación escuchada a dos empleados este mediodía por mi informante en el Eroski de Avenida Bayona- Obispo Irurita:
-lo mejor, lo de las campanas
-no eran amigos míos, pero sé que pasaron la noche en el campanario
-hicieron santamente
***
"No pasaréis por Euskal Herria", "Altsasu se prepara para recibir a C's", "este ensañamiento solo puede deberse a oscuros intereses"...
El nacionalismo independentista se ha adueñado tanto de Alsasua que ha eliminado hasta el nombre en español de la localidad, la ha sacado de España y la mete -sin pasar por Navarra- directamente en el proyecto independentista de Euskal Herria. Se han hecho los amos y les pasa algo parecido a los independentistas catalanes, que creen que la inmensa mayoría de los alsasuarras son independentistas y piensan lo mismo que ellos sobre la agresión de Alsasua contra los guardias y sus parejas.
Y cuando un partido legal convoca en Alsasua un acto para defender a la Guardia Civil y a una España de ciudadanos, se sienten tan agredidos que hablan de 'ensañamiento'.
Se podrá discutir si es o no oportuno, pero nadie puede transformar el derecho que tiene un partido a convocar un acto donde quiera, en una 'agresión con ensañamiento'. 
Otra vez están convirtiendo a los que insultan, arrojan estiércol y apedrean -o sea, a los agresores-, en víctimas y defensores del 'pueblo de Altsasu'. 
El País ha subido a YouTube un vídeo con todas las intervenciones en el Acto de Alsasua. Muchas gracias. Id mirando a voluntad, pero os recomiendo que os detengáis en el minuto 6': Fernando Savater, con ese guiño a Brassens y Les imbéciles heureux qui sont nés quelque part.

Por quién doblan las campanas? Por la libertad perdida
Durante las intervenciones, sobre todo, de Beatriz Sánchez (víctima de ETA: cuando tenía cinco años fue atacada con un coche bomba la casa cuartel de la Guardia Civil en Zaragoza. Si no quieres ponerte malo, mejor no mires), han tañido las campanas de la parroquia cercana, lo que acallaba su voz. También Fernando Savater y el propio Rivera tuvieron que hablar entre sonidos de sirenas y repiques de campanas de la iglesia ubicada en la Plaza de los Fueros, donde se desarrollaba el mitin, lo que dificultó enormemente poder escuchar sus palabras.

En caliente, alguno ha llegado a acusar al cura de Alsasua de "entregar las campanas a los proetarras para acallar a una víctima".
Ayer mismo, a las 15:55, Javier Leoz me remitía el siguiente comunicado (del que lo único que critico es -¡otra vez!- la utilización de 'jóvenes' por 'delincuentes'. ¡Qué más da si tenían 20, 50 o 90 años!). Gracias, Javier.
COMUNICADO DE LA PARROQUIA DE ALSASUA.
Frente a las informaciones que se están ofreciendo, desde la parroquia de Alsasua queremos comunicaros que el bandeo de las campanas durante la celebración del acto político que se estaba celebrando en la plaza ante la iglesia, NADA ha tenido que ver con la parroquia. Un grupo de jóvenes han accedido a la torre sin ser vistos y se han encerrado desde dentro haciendo imposible parar el bandeo de las campanas hasta que ha accedido al interior la Policia Foral. Desde la parroquia condenamos este acto delictivo, que en ningún caso representa a la inmensa mayoría del pueblo de Alsasua que desea vivir en paz y concordia. Patxi Izco (Párroco)
Los fanáticos nos llaman fascistas
Si no es por lo trágico, resulta hasta cómico el acoso que han sufrido los participantes en el acto de Alsasua. Que unos fanáticos llamen fascistas a unos ciudadanos por ejercer su derecho a realizar un acto político resulta hasta cómico. Pero, cuando uno se pone en el pellejo de los ciudadanos demócratas que viven en localidades como Alsasua, Echarri Aranaz, Leiza.., la comedia se convierte en un dilema trágico: callar o  largarte del pueblo (alde hemendik), como le ha pasado María José.
El ejercer un derecho
-alsasuarra, no te miento-
jamás es una agresión
y, menos, ensañamiento
Aquí, una recopilación / de 'los mejores momentos':

No hay comentarios: