Páginas vistas en total

martes, 23 de enero de 2018

Las fechorías de nuestros abuelos

Inge Morath 1954. Por desgracia a Hojalata le reían las gracias
Veamos las fechorías que se hacían hoy hace cien años en Navarra y en Pamplona y con qué gracia sabían contarlas los cronistas.

Agua que no has de beber... (DN 21.01.1918)
Esos troncos tuvieron que pasar tres ríos: Salazar, Irati y Aragón. El milagro sería que pasaran de Milagro y llegaran todos a su destino
"De Villafranca comunica la guardia civil haber denunciado ante el Juzgado de instrucción correspondiente (a) seis vecinos de Milagro que fueron sorprendidos en las márgenes del río Aragón atrapando hasta veintiún maderos de los que enviaba por las aguas el vecino de Uscarrés don José Equiza.
Aquellos debieron pensar que no 'es lo mismo agua que no has de beber… etc.', que maderos que veas pasar. Y como lo pensaron lo hicieron.
Ahora el Juzgado se las entenderá con ellos"

Denuncias y sus causas (DN 22.01.1918)
La verdad es que, aunque en algunos casos sea una faena, está escrito con tanta gracia que a más de uno -me imagino- le habrían retirado la denuncia
Ante la alcaldía de Pamplona fueron denunciados: 
  • una vecina de la calle de los Descalzos por escandalizar como los hombres
  • un curda muy pintoresco que allá en la calle de Mercaderes gritaba, lloraba y daba vivas a la República (a la 1ª República, claro)
  • otro curda menos pintoresco al que -en su extraña melopea- le dio por cortar los cables de la luz en una casa de la calle Mañueta
  • una vecina por postular (2ª acepción, supongo)
  • un individuo por protestar contra un agente porque se llevaba detenida a una que había faltado 
  • tres chicuelos de 14 años por faltar a la moral; 
  • y un sujeto por blasfemo, embriaguez y escándalo (Tres en uno)

No hay comentarios: