Páginas vistas en el último mes

martes, 2 de enero de 2018

El Santuario prehistórico de Echauri

A la izquierda, algo más baja, Peña El Quiriaco; en el centro, El Cantero con la cruz y las fechas (dentro del círculo); a la derecha del Cantero, más abajo, el Balcón del Cantero o de los lirios.
A 15 km de Pamplona tienes un santuario prehistórico, protegido por precipicios (mira la foto) inexpugnables. Puedes plantarte ahí arriba sin escalar, y tumbarte en el altar en el que, hace más de 2500 años, depositaban el cuerpo del guerrero celtíbero, fallecido en combate, para que los buitres lo transportaran al cielo.
Y en primavera se llena de lirios. 

¿No te lo crees? Compruébalo:

Hoy domina el nombre de Peña del Cantero (o de los Canteros). Y con toda la razón: la hazaña que se pegaron aquellos dos -eso dicen- canteros en 1728, colocando una cruz en lo más alto de la peña, marca un hito mundial, aún no suficientemente reconocido, en la historia del montañismo.
Pero, en los siglos anteriores, el nombre dominante tuvo que ser Quiriaco, San Quiriaco, como denomina a la zona donde se despeña el 'Barranco San Quiriaco' la Toponimia Oficial de Navarra.
Y es que hasta principios del siglo XX hubo en el 'Callejón de las trampas' una ermita dedicada a San Quiriaco. Así lo recoge F. Pérez Ollo. Todavía hoy podemos encontrar algún trozo de teja.

Quiriaco, nombre con imán
Pero, si acudimos a la Gran Enciclopedia navarra, descubriremos que 'Quirix', 'Cris' o 'Quiriaco', son posibles variantes de un nombre precristiano; que varias ermitas en honor de San Quiris o Sant Cris estuvieron ubicadas cerca de un dolmen (Navascués), en poblados prehistóricos (Echauri, Pueyo) o romanos (Santa Cris de Eslava)...

Por la grieta al Santuario
Por marzo, abril, los hay así de bonitos
Y lo que, guiados por el nombre de 'Quiriaco', encontramos en Echauri es sencillamente descomunal. 
Desde el 'Callejón de las trampas', por una increíble grieta natural, algo apañada por humanos -la única entrada posible-, accedemos a un recinto sagrado, un espacio de culto, con un altar sobre una roca, con escalones tallados para facilitar el acceso. Es el "Balcón de los lirios", protegido por un vertiginoso precipicio de decenas de metros de caída vertical.
Ese altar es un buen observatorio para contemplar la Cruz de los cencerros, en lo más alto de la Peña del Cantero y admirar todavía más la temible hazaña de aquellos canteros.

Celtíberos en la zona
Esta zona de Echauri contiene varios yacimientos correspondientes a asentamientos que transcurrieron desde el Paleolítico Superior (35.000 hasta el 8.000 a. C.). Aunque el altar y sus rituales se atribuyen a la Edad de Hierro (desde el año 800 a. C. hasta la conquista romana de Hispania, que comenzó en el 218 a. C).
Ese altar sugiere -y así lo atestiguan todas las páginas que he consultado- la presencia en la zona de poblaciones celtíberas en los siglos anteriores a la llegada de los romanos (éstos derrotaron y expulsaron a sus enemigos celtíberos, y esta zona fue ocupada por los vascones, aliados de los romanos). El ritual celtíbero, para con los guerreros difuntos (hipótesis confirmada arqueológicamente), consistía en exponer el cadáver sobre un montón de piedras (un altar, por ejemplo) para que fueran devorados por los buitres y ser así transportados al cielo por esos animales sagrados.
De la mano del arqueólogo Javier Armendáriz, vamos a ver este increíble espacio de culto en el vídeo "Piedras con leyenda en Navarra"


Están clavadas tres cruces...
Aunque seguramente sea una curiosa coincidencia, llevo unos cuantos años intrigado con una alineación que había observado desde el pueblo de Echauri y que Google Maps y Earth corroboran con gran precisión:
A pie de calle: 1. Ermita de Santa Cruz  2. Cruz del Cantero  3. Cruz torre iglesia Echauri
Si lo miramos con Earth, el alineamiento es más que evidente:

Earth permite clavar una chincheta en el sitio exacto donde está la ermita, donde está la cruz de los cencerros y la cruz de la torre de la iglesia de Echauri. El resultado, más que sorprender, asusta:
¿Aquellos canteros observaron (a ojímetro, claro) en 1728 esta alineación y, colocando allí la Cruz de los cencerros, quisieron anunciar esa coincidencia -tres cruces en línea- a todo el mundo?
Un motivo más para jugarse el pellejo.
Gentileza de Santos Monreal Orradre
Para completar esta entrada, podéis pinchar en ésta que hice hace en 2010:

El enigma de la cruz de la Peña de los Canteros

No hay comentarios: