Páginas vistas en total

lunes, 3 de febrero de 2020

Estelas pamplonesas engañosas

Estelas desde la Avenida Bayona (gentileza de LJQ)
Sábado, 1 de febrero. Salíamos de tomar el aperitivo en el Mauri de Obispo Irurita y, al acercarnos a la Avenida Bayona, tres estelas anchas y persistentes llamaron mi atención. "Mañana, mal tiempo", exclamé. Inmediatamente me corrigieron: "dice el pronóstico que va a hacer un día espléndido".
Y así ha sido. Pocas veces he visto las terrazas tan repletas de gente.
Sin embargo, a pesar del fracaso de mi predicción, yo siempre he oído que cuando los aviones dejan estelas expandidas y persistentes suelen ser el preludio de un cambio hacia un aumento de la nubosidad y, con ella, de mayor posibilidad de precipitaciones.
Hay tres tipos de estelas: las estelas de corta duración (A), estelas persistentes no expandidas (B); y estelas persistentes expandidas (C).
Si la estela es corta y desaparece rápidamente (A), esto nos indica que existe poca humedad en el aire a gran altitud, lo que augura que el tiempo será bueno.
Al contrario, un surco espeso y duradero (B) indica un elevando nivel de humedad a gran altura, lo que puede ser indicativo de la llegada de tiempo inestable
Y una estela duradera que se agranda (C) puede indicar que se avecinan lluvias y la aparición de tormentas. Y es que cuando el aire está bien nutrido con vapor de agua, es más probable que se formen nubes consistentes y cargadas de agua.
Y yo creo que las estelas de la foto de portada y la de abajo pertenecen claramente al tipo C.
De ahí, pues, mi perplejidad cuando las vi el sábado y el domingo tuvimos un tiempo soberbio. 
Quizás haya sido la excepción que confirma la regla pero, si alguien me lo pudiera explicar...
Estelas desde la Avenida Bayona (gentileza de LJQ)
Para terminar, una pequeña explicación de por qué se forman las estelas de los aviones:

No hay comentarios: