Páginas vistas en total

viernes, 18 de octubre de 2019

¿Cuál era la famosa Casa Plácido?

Casa Plácido era visitada por Pablo Sarasate en sus bajadas al Patio de
Navascués, su primo. Sarasate gustaba de comer magras con tomate y ajoarriero
Sarasate con su
perrito Bemol
A pesar de todo lo que se ha hablado sobre Casa Plácido y de lo famosa que fue -o quizás por eso mismo-, en las panorámicas de Altadill -como la que encabeza esta entrada- ni siquiera Arazuri nos ha señalado cuál era. Vamos a ello, pero antes...
I. Pinceladas sobre Casa Plácido
1. Arazuri
La "tabernica de Plácido", que antes se llamó "el estanco", al comienzo de la calle Joaquín Beunza, ha sido famosa -guisos aparte- por ser visitada por Pablo Sarasate en sus bajadas al Patio de Navascués, su primo. Sarasate gustaba de comer magras con tomate y ajoarriero, especialmente.
Y también es conocida como "la taberna de las Mayorales", por ser frecuentada por la gente del toreo durante los sanfermines, dada su proximidad a los Corrales del Gas.
Inevitable soñar si alguna vez no habría llevado don Pablo el violín a Casa Plácido y....

2. Baile en Plácido
Durante la guerra y la posguerra se suspendieron las fiestas y posteriormente, durante poco tiempo, el baile comenzó a hacerse en la “Tabernica” de Plácido. A partir de entonces el baile ha ido pasando de un lugar a otro: Plaza Arriasco, Estación , Corrales del gas... Lo único que no varió fue el carromato que se utilizaba para los músicos. 
 Venta Andrés
3. Memorias del Viejo Pamplona
"Al comienzo de la calle (Joaquín Beunza) encontrábamos, además, un lugar de referencia como Casa Placido, con su taberna y su patio, tan frecuentados durante los sanfermines,  y Casa Típula en su tramo final."
"La casa y fábrica de curtidos de Baldomero Navascués, que daría lugar al nombre del lugar, conocido como patio de Navascués, y que, además, era primo carnal de Pablo Sarasate)" 

4. Patricio Mtnez de Udobro 
A continuación la calle (Joaquín Beunza) hacía una pequeña curva para llegar a Casa Plácido, centro de juego de bochas y rana, meriendas y chatos frente a la famosa Casa Sancena fundición heredera de la de Pinaqui, que daba forma a todos los hierros que la ciudad precisaba.

verónica de Hojalata sobre
el ruedo del Plácido
 
5. Iriberri SF de papel (pág. 46)
Uno vuelve a los retratos sanfermineros del 54 y descubre la vida de los pamploneses en un día cualquiera del año: ...en la verónica de Hojalata sobre el ruedo del Plácido 
Iriberri DN 04/10/2001 
...La plaza era la del Arriasco; la taberna, Casa Plácido. A Casa Plácido iban los hortelanos, caída la tarde, con la cena en la cazuela. Con los años y la fama, de Casa Plácido se hablaba en toda la ciudad... 

6. JAVIER MARRODÁN DN 14/03/2004 
El reciente derribo de los corralillos del Gas y de algunos edificios contiguos se ha llevado consigo los últimos vestigios de un paisaje fluvial y silvestre que ya únicamente pervive en la memoria de los pamploneses más veteranos y en los libros de José Joaquín Arazuri. 

6.1 Paisajes para ser recordados 
Sancena (última izda.), Plácido, patio
La corriente del Arga se ha llevado en los últimos días un capítulo irrepetible de la historia menuda de Pamplona. Cuando las palas excavadoras empezaron a castigar los corrales del Gas o la contigua casa Úriz, lo de menos fue casi la ruina física de los inmuebles. Como ocurría con Casa Sancena, también reducida a escombros hace unos meses, o con Casa Plácido, que emprendió idéntico camino hace algo más de tiempo, la historia trepaba por los muros de ambos edificios con la misma perseverancia que la hiedra. Hoy, sin ninguna pared que le sirva de apoyo, el pasado se ha ido aguas abajo. La vieja Rochapea sobrevive únicamente en los recuerdos y en los libros de José Joaquín Arazuri, la mejor brújula para orientarse en aquel paisaje fluvial de huertas y lavanderas que muestra la fotografía de abajo (pincha), obtenida por Julio Altadill en 1895. 

6.2 Los corralillos del Gas 
León Sanz Fernández es uno de los asiduos. Nació en Errotazar hace 65 años y siempre ha vivido a la vera del río, actualmente en la Travesía de las Huertas. Desde las ventanas de su casa seguía con detalle la estancia de las ganaderías en el Gas. «Más de una vez tuve que ir a Casa Plácido a avisar a algún mayoral de que había dos toros peleándose», explica mientras camina entre las malvas y la paja que cubren las huellas de innumerables divisas. 
Antes, añade León Sanz, era habitual que también los toreros se acercasen hasta los corrales para ver los animales. Él recuerda con detalle una ocasión en la que Antonio Ordóñez apareció por Casa Plácido para almorzar estofado de toro. «Todas las mesas estaban ocupadas, pero Plácido sacó al patio una barrica de las grandes, la colocó al lado del cerezo, le puso encima una puerta, y allí se sentaron a comer Antonio Ordóñez y sus acompañantes». 

6.3 Las habas con cola de Plácido 
El Plácido era el responsable de una taberna que extendió su fama a uno y otro lado del Arga. Se encontraba en la llamada Rochapea Vieja, a un paso de los corrales del Gas, donde hoy arranca la calle Joaquín Beunza. «A Casa Plácido iban los hortelanos, caída la tarde, con la cena en la cazuela», tiene escrito José Miguel Iriberri. «Una mesa, tinto peleón y cartas a ochena. Alubias con tocino, huevos, jamón... Y pesca del Arga, supongo (...). Con los años y la fama, de Casa Plácido se hablaba en toda la ciudad. Cuentan que los domingos faltaban mesas para tantos pamploneses que iban a probar las habas con cola, el plato de la casa». 
Miguel Ibarbuen Martínez fue uno de los muchos que frecuentó aquel «amplio patio escondido en la sombra de frondosos plátanos». 
Los mismos o parecidos recuerdos tiene Francisco Delgado Viedma, que llegó a la Rochapea hace 45 años procedente de Jaén... Él y los demás mayores de la zona siguen reuniéndose todos los días a media mañana, aunque sólo sea para recordar.

II. Buscando Casa Plácido
Inge Morath 1954 Hojalata Casa Plácido
Ésta fue la primera foto que conocí de "la tabernica de Plácido", recién reformada.
Casa Plácido estaba en el arranque del Camino Viejo de la Rochapea (hoy Joaquín Beunza) que empieza en Errotazar, junto al Puente de Rochapea -el que cruzan los toros en el encierrillo- y termina junto al Puente de Santa Engracia. Estaba en la acera de los pares, número 2 ó 4 (no alcanzo a verlo en el número de la foto). Quienes miran a Hojalata están de cara al Río Arga, junto al puente de Rochapea.
Quiero que os fijéis en el curioso letrero ("Vinos, meriendas, licores") que sobresale en forma de triángulo (ver su sombra) de la fachada.
Urabayen 1926. Casa Plácido
Aunque la disposición de puertas y ventanas era distinta hace 28 años, ahí estaba el inconfundible letrero.
La foto está sacada desde el mismo punto de vista que la de Inge: de espaldas al Arga, desde el comienzo del Camino (primeros números). Y en parecida dirección que la de Altadill, en la que se ve muy bien el arranque del Camino Viejo.
Ahora fijémonos en la cara de la casa que mira al Casco Viejo de Pamplona, donde está Altadill (seguramente en el antiguo Hospital Civil, hoy Museo de Navarra). Vemos una tubería que baja del tejado y que, al sobrepasar casi las ventanas, atraviesa en diagonal dicha cara de la casa.
Fijaos también en la tapia del patio con árboles de Casa Plácido.
Comparación Urabayen 1926-Altadill 1895
En ambas fotografías se ve con suficiente claridad la diagonal que hace la tubería y la tapia que separa el patio de Plácido del Camino Viejo. Ésa es sin duda Casa Plácido y vuelvo a manifestar mi extrañeza por que ni Arazuri ni nadie (que yo sepa) la haya señalado en la panorámica de Altadill.

III La zona en la actualidad
Imágenes ordenadas de 1929, 1966-71, 2000 y 2019. 
En ellas, señalada con un punto rojo, Casa Plácido, siempre en línea con el Puente de la Rochapea.
En el 2000, con el tejado hundido.
Fue en 2004 cuando toda la zona fue urbanizada como en la actualidad. Sólo se mantienen:
  • El puente, por supuesto
  • Parte de la antigua plaza de Arriasco con, más o menos, el actual Club de Remo
  • E, increiblemente, la Calleja de los Toros (línea roja), integrada en los corralillos actuales

No hay comentarios: