Páginas vistas en total

viernes, 5 de abril de 2019

Laura Pérez, la solidaria que discrimina


Cuando en 1985 Josemari Izquierdo quedó en silla de ruedas por una bomba lapa de ETA, Laura Pérez tenía cinco años. El 28-29 del pasado diciembre, Laura y Josemari estuvieron a 50 metros de distancia. Pero Laura, tan solidaria con las brujas de 1610, no tuvo el valor de acercarse a Josemari y prefirió apoyar a quienes lo pusieron en la silla de ruedas en 1985.
La Cope ha elegido otro tipo de crítica, pero a mí me indigna más la contradicción de Laura de condenar a la Inquisición española y solidarizarse, en cambio, con los inquisidores de la chapela y la capucha.
Ésta es la crítica de la COPE:

Esta vez Laura se preparó su intervención y lanzó su soflama con una convicción preocupante. No así el PSN, cuyo discurso puede ser un anticipo de lo que nos espera tras las elecciones.

No hay comentarios: