Páginas vistas en total

lunes, 18 de febrero de 2019

Cuando un iruña'ko se va (a Iñaki Astondoa)


Te vas dejándonos muchas “señoritas americanas”, “viejos sanjuanes” y vaqueros como Tom Dooley que, a no dudar, Iñaki, servirán de bálsamo a nuestros entristecidos corazones. La letra de una de tus canciones decía: ‘Cuando tú llegues al cielo, allí te estaré esperando…’ ¡Corre, Iñaki, corre! Alberto y Joaquín te están esperando. Agur. Hasta siempre.
***
He subido también algunas imágenes a Facebook,

Ignoro el motivo, pero el sonido del micrófono desde el que hablaban no llegaba con claridad a mi cámara. Por ello, en aquellos vídeos que hay dificultades (1, 4 y 4B), os he puesto, en morado, el tiempo que debéis buscar en el vídeo número 7, al final del todo, donde lo escucharéis con total nitidez.

1. Javier Leoz a Iñaki (36:00)
Nacido en la calle de San Francisco, 32-2º, en la trasera de San Lorenzo, Iñaki fue bautizado en dicha parroquia y ha querido despedirse en la Capilla de San Fermín.
Javier Leoz, el párroco, recordó la trayectoria de los Iruña'ko y destacó de Iñaki -barítono, solista, guitarra- que, por su gracia, su dominio de los idiomas... era siempre el encargado de presentar las canciones. Y lo hacía tan bien (lo ratifica Kike Los Arcos) que lo que contaba Astondoa gustaba tanto o más que la canción.


Javier Leoz. Misa por Iñaki
El miembro más joven de los IRUÑA"KO. Allá en New York, desde 1965, desde que se disolvió el grupo. Pero con sus visitas, no obligadas, sino esperadas a esta Capilla de San Fermín. Las últimas en Julio y en octubre (con pañuelo incluido). 
"Javier; me llevo este pañuelo pero ya...hasta el cielo". Con lágrimas en los ojos lo despedí. Miraba al Santo y el Santo le miraba, le bendecía. 
Hoy, toda la familia, también Enrique Abad (ingresado en el hospital, ¡ánimo!) y Kike Los Arcos, venís a este lugar en el que tantas veces vuestras voces cogieron temple, humor, fe y alegría. 
Hoy, recordamos a los que en el cielo con él, cantan "A SAN FERMIN PEDIMOS": Alberto Huarte y Joaquín Zabalza. 
Barítono, tenor, campeón en jota infantil, componente del Orfeón Pamplonés... supo ser el publcista de los lruñako. El presentaba, él se dirigía al grupo....él nos escucha en nuestra oración y canto. Allá en New York siguió cantando y recorriendo aquella tierra con su voz, con su orquesta y sin dejar de hablar de SAN FERMÍN. ¡Gran embajador el que ha tenido nuestras fiestas! 
En 1958 se graba el Himno al Osasuna, ojala suene pronto pero en primera. En 1965 se graban las jotas a Javier del P.Valeriano Ordoñez y del Maestro Bravo, Tudela y el Gayarre, han acogió sendos homenajes a los IRUÑA'KO, la Sociedad Napardi 1994 o el Ayuntamiento de Pamplona 1980., el lanzamiento del Cohete en 1995 o distintas grabaciones de lo que fue un referente en Navarra. 
Muere el más joven pero no muere el alma que les impulsó a cantar lo que en esta tierra se siente y por lo que se vibra: el amor a nuestro encierro, costumbres, tradición, jota, San Fermín, Osasuna, Ribera, Montaña, Dios y el hombre....Pamplona, la Zona Media, Estella o cualquier ciudad. 
Descanse en paz. San Fermín te bendiga. 

2. Ave María (Gounod)
Si esta composición, de mediados del XIX,  ya es impresionante, la seguridad, buena dicción y sencillez de Pedro Latasa la hicieron sublime:


Esta composición, profundamente triste, fue interpretada -violín y guitarra- por dos sobrinas pamplonesas de Iñaki, que la bordaron


4. Los amigos. Alfonso Segura (1:05:20)
Fue Alfonso Segura quien, en nombre de los amigos, dio a Iñaki una emocionante despedida. Me cuenta Jesús Garatea que "Alfonso es también un admirador de Los Iruña'ko, Él hizo en 1991 el video titulado "Los Iruña'ko", la historia del grupo. Después ha colaborado comigo en los últimos años en todo lo que hemos organizado. Un buen tipo, estuvo mucho tiempo en Costa Rica, en Televisión. Es periodista , presentador y éramos y somos muy amigos de Iñaki y de los Iruñako."


RECORDANDO A IÑAKI ASTONDOA
Hablar de Iñaki Astondoa, de nuestro querido Iñaki, es hablar con mayúsculas de alegría, de vitalidad, de entrega… y de un amor por los suyos y su tierra que nos resulta muy difícil describir.
Es hablar del guiño pícaro de un niño grande, de la lucha sin tregua y a pecho descubierto frente a la adversidad. 
Es hablar, sin paliativos, hasta con humor diría yo, ante lo inevitable, cuando en reuniones de amigos citaba a ese toro negro-zaíno que le roía las entrañas y al que, cara a cara, sin alardes, sin brindis al sol, con temple y con elegancia le retaba: me llevarás, pero te vendrás conmigo.
Es hablar, del difícil pentagrama de la vida al que supo añadir las notas bien afinadas de su extenso recorrido musical. Es hablar al fin, del amor por la vida, de esa vida que vamos consumiendo, sin darnos cuenta, la implacable marcha del reloj.
Iñaki y Willie
Ya descansas a la sombra de los rascacielos en esa tierra nueva que te adoptó como hijo y donde formaste tu familia junto a Willie. ¡Willie! Siempre a tu vera, de soporte, de bastón, de eterna y fiel compañera.
Paseaste tu figura de gran showman por la Quinta Avenida y sus locales como lo hacían los más grandes, siempre con la sonrisa en la boca tarareando canciones por Central Park, pero pidiéndole al calendario que corriese, que llegase pronto julio para venir a Navarra, a tus sanfermines.
Sin darte cuenta, sin proponértelo, nos dejas una gran lección: la capacidad de disfrutar en el dolor haciendo felices a los que te rodeábamos, regalando con generosidad esa prodigiosa voz que modulabas a tu antojo extrayendo los mil colores que pudiera tener cualquier canción y sin un quejido, sin una mala palabra, derrotando al dolor como sólo hombres de tu talla son capaces de conseguir.
Te vas dejándonos muchas “señoritas americanas”, “viejos sanjuanes” y vaqueros como Tom Dooley que, a no dudar, Iñaki, servirán de bálsamo a nuestros entristecidos corazones. La letra de una de tus canciones decía: ‘Cuando tú llegues al cielo, allí te estaré esperando…’ ¡Corre, Iñaki, corre! Alberto y Joaquín te están esperando. Agur. Hasta siempre.

4B. Ana Archanco Astondoa (1:18:21)
Emotivísimo el recuerdo de Ana. Y para enmarcar ése "siendo imposible seguir tu ritmo", que reconoce, con humildad, que Iñaki Astondoa ha sido, a pesar de la edad y a pesar de la enfermedad, toda una fuerza de la naturaleza.

DESPEDIDA IÑAKI ASTONDOA
Agradecemos a Javier Leoz, párroco de San Lorenzo, que nos haya permitido a familiares y amigos hacer este homenaje a Iñaki.
Lo primero, la familia queremos agradeceros a todos vuestra presencia aquí, hoy, para despedir a Iñaki. Lo hacemos aquí, en la Capilla de San Fermín, delante de este Santo que tantas emociones, ilusiones y alegrías le han dado.
Es muy fácil recordarte Iñaki, basta con ver las reseñas de estos días en prensa y redes sociales. Nosotros queremos recordar ahora lo importante que ha sido para ti la familia. Tanto, que la distancia nunca ha sido inconveniente para estar presente en todos nuestros acontecimientos familiares.
Basta recordar cómo, antes del verano, se revolucionaban todas tus hermanas, para bien o para mejor, preparando tu llegada. Revolución que transmitías, allí por donde ibas, con tu carácter, tu alegría y desparpajo. En cualquier momento, sacabas una guitarra o te ponías a cantar y conseguías emocionar a todo el que estaba cerca, siendo imposible seguir tu ritmo.
La música siempre ha sido un hilo conductor en tu vida. Por eso, hoy hemos querido todos rendirte homenaje con ella, con esas guitarras que siempre te acompañaron. Nos has dado un ejemplo, disfrutando al máximo de todos los momentos de tu vida y de las personas que te han acompañado.
Y demostrando también tu coraje, viniendo a despedirte de todos nosotros hace tres meses.
Allí donde estés, en tu nueva vida, estarás en paz, reunido con aquellos que se fueron antes: Audrey, tus aitas, la Txus y todos aquellos amigos y familiares que ya no están aquí.
Willie, Wendy, Christine y familia: hoy os sentimos muy cerca. Sabemos que seguiremos conectados, a pesar de la distancia, como tú, Iñaki, nos has enseñado.
Por cierto, ahora quedan 139 días y 18 horas para San Fermín. Ten por seguro que ese día estarás en el recuerdo y los corazones de mucha gente.
Y haremos un brindis por ti.

5. Agur, jaunak
Esta versión del Agur, jaunak la prepararon Los Iruña'ko para la Navidad, de ahí ese aire a villancico.
Me comentó Mari Cruz que éste fue el 'Agur, jaunak' que ella aprendió y que le llega al alma.



6. Cuando un amigo se va, por Mari Cruz
Y llegamos al final, al momento más emotivo.
'Cuando un amigo se va', de Alberto Cortez, fue cantada con sensibilidad, con pasión, desgarradamente... por Mari Cruz Corral. Pachi Ugarte le hizo el dúo. Ambos acompañados por las guitarras de Roberto Elizalde y de Jokin Zabalza, hijo de Joaquín, director artístico de Los Iruña'ko.
Impresionante. No hay palabras para expresar lo que nos hizo sentir Mari Cruz. Desde los años 80 llevamos oyéndole cantar 'Que hizo a San Fermín llorar'. pero lo de este sábado, en recuerdo de su amigo Iñaki... la piel de gallina.
Tan sólo: ¡¡¡AUPA IÑAKI!!!


7. Misa completa Capilla San Fermín

No hay comentarios: