Páginas vistas en total

domingo, 4 de febrero de 2018

Detalles en el Redín


Habiendo sido el Redín el 'patio de recreo' de los diez primeros años de mi vida, entenderéis que cualquier detalle, por nimio que sea, merezca mi mayor interés.
Hace ya algún tiempo, observando una foto del Redín de 1933, me fijé en algunas características de las lámparas y la caseta de los cordeleros que me sorprendieron.
El calendario de este año 2018, del Ayuntamiento de Pamplona me lo ha vuelto a recordar.

En la foto de Julio Cía vemos en primer plano la poterna que permite el acceso al Baluarte bajo de NªSª de Guadalupe y, a la izquierda, los cordeleros. Es la imagen más antigua que conozco de los cordeleros en el Redín. Y no creo que sean los Elizari, que en el 33 trabajaban, aún, en la Ronda de Barbazán, junto al Baluarte del Labrit (el Biru).

Farola de 1933
Pero volvamos al calendario. En el mes de agosto hay una imagen que, a pesar de las escasas referencias, todo pamplonés reconoce de inmediato. Una farola, anclada al muro de las Siervas de María, en la calle del Redín, justo frente a la terraza del Caballo Blanco. Ane Arozena, la autora, destaca la sombra de la farola proyectada sobre las piedras del muro. 
Por cierto, a pesar de que, de modo predeterminado, en todas las fotos pone “Autor/a – Egilea”, Ane es la única autora, con lo que eso de “autor/a...”, en vez de visibilizar a la mujer lo que consigue es hacer más visible su ausencia.


He estado mirando en Google Maps este asunto de las farolas del Redín y he comprobado que en el 2009 el aplique de las farolas es mucho más corto que el actual, que data, al menos, de 2012. Y ese aplique -y no creo que por casualidad- es el mismo que en la foto de 1933. La lámpara actual es mucho más grande, pero la semejanza del aplique tiene que ser algo buscado, lo cual es muy de agradecer: un pequeño desolvido y un acierto de anteriores ayuntamientos.

Caseta de los cordeleros
Como veis en la foto de 1933, lo que hoy llamamos "Caseta de los cordeleros" tenía por delante de la actual puerta, un muro protector, lo que sugiere algún uso militar (¿polvorín, almacén de material militar? por decir algo) en épocas anteriores y nada que ver con usos religiosos (ermita) como hace creer la decoración actual.
La imagen del Sitna, de 1929, aunque es de baja calidad, muestra ese 'muro protector' (fijarse en la sombra) con cierta claridad y, más claramente, el actual pasadizo entre la parte trasera de la caseta y la muralla (de niños le llamábamos "pasadizo de la Jacoba", parodiando al pasaje que va desde la Plaza del Castillo al Pozoblanco de Zapatería).
Es muy escasa la información sobre esta construcción, en mitad de un espacio militar y dentro del perímetro de seguridad de las murallas. 
Lo más detallado aparece en la página del Lebrel Blanco, pero habla sólo de la caseta actual:
"...la caseta de los Cordeleros. Tiene una única planta y un solo hueco en toda la fachada: la puerta adintelada que da acceso al interior. Presenta cubierta a dos aguas desiguales de lajas de piedra. Junto a la puerta tiene una pila de agua adornada por una cruz realizada en piedra. Remata la cumbre del tejado una piedra labrada a modo de capilla con una representación antropomórfica en bajorrelieve. La parte posterior está unida a la muralla del S. XVI que corresponde al baluarte del Redín".
Lo que está claro es que, en origen, no tuvo nada que ver con los cordeleros, toda vez que estos estuvieron en los fosos, entre la Puerta de San Nicolás  y el Baluarte de la Reina, hasta que comenzó el derribo de las murallas, a partir de 1915.

Colección Circa 1903
Esta imagen de la colección Circa es de 1903. Para quien no haya conocido el Redín anterior al Caballo Blanco (1960) es totalmente desconocida. Si no es por la Catedral... Sorprende el abandono en el que se encontraba el Cuerpo de Guardia, con el tejado hundido; el único ventanuco de la casa de la calle del Redín (pincha para verla hoy), en contraste con la novedad de la de las Siervas de María. Las Siervicas vinieron a Pamplona en 1878, fundaron la primera casa en la calle Curia, después pasaron a un local de la calle Salsipuedes y, finalmente, se trasladaron a la plaza de San José con calle del Redín, donde permanecen en la actualidad. 
Abajo, a la derecha, vemos la parte trasera de la -hoy llamada- "Caseta de los cordeleros", décadas antes de que la usaran éstos. Es, de momento, la imagen más antigua que conozco de esta caseta. Lástima que sólo se vea ese trozo.

2 comentarios:

Echenique dijo...

¡ Cuántos y gratos recuerdos de una infancia feliz en la que la casa, más que Dormitaleria 18 entresuelo, era El Redín, esa fabulosa ventana a la libertad !

Patxi Mendiburu dijo...

Ramón, podrías enterarte de quién decidió imitar la farola de 1933?