Páginas vistas en total

martes, 4 de febrero de 2020

La foto más manoseada ya tiene fecha

Para evitar más engaños, le he puesto este pie de foto

Estos seminaristas -Helena Taberna, Diario de Noticias, Esparza Zabalegui- no estaban fusilando a nadie en el 36, sino haciendo ejercicios de tiro en la Plaza Vieja de Pamplona entre el 1 y el 10 de agosto de 1921. La sotana les libró de ser pasados a cuchillo en el Desastre de Annual

Manipulación imperdonable
Aquí, en Navarra, la manipulación más temprana de esta foto es de 1988, en "Jotas heréticas de Navarra", de José Mª Esparza Zabalegui (autor de "Cien razones por las que dejé de ser español"), quien la contextualizo en febrero del 36 (victoria del Frente Popular).


Veinte años después, el artículo Otros curas que no irán a los altares en el Diario de Noticias del 28 de Octubre de 2007, firmado por un tal "J.I.C.", la contextualiza en la represión contra civiles en 1936 y cita el caso de Marino Ayerra, tío de Helena Taberna Ayerra.

Helena picó en el anzuelo y dio por buena (de 1936) la imagen de 1921 y dedicó a esta foto una de las escenas más impactantes y el eje central de su película "La Buena Nueva" (2008). 


Desmontando el montaje
Mariano Pascal, hijo de Joaquín y, como él, amante de la Fiesta, fue quien, en octubre de 2009 demostró que no se trataba de la Plaza de Toros de Calatayud ni de Badajoz, sino de la de Pamplona, pero no de la nueva sino de la antigua, que sufrió un incendio el 10 de agosto del 21 que aceleró su demolición (como se ve en ambas fotos).

En cuanto a la actitud de los seminaristas empuñando fusiles, en 1912 (nueve años antes de la foto) el gobierno de Canalejas estableció el servicio militar obligatorio, aunque sólo en tiempo de guerra. Ya no se aceptaba excepciones y los seminaristas -aunque en mejores condiciones- también tenían que hacer algún tipo de instrucción. Precisamente en los días en que tuvo que hacerse esa foto (final de San Fermín de 1921-incendio del 10 de agosto del mismo año), tuvo lugar el Desastre de Annual. A estos jóvenes de la foto la sotana los salvó de una carnicería.

El comienzo del derribo
Poco después del incendio del 10 de agosto
Si nos fijamos en la foto de Pascal (pincha), vemos que, detrás de los seminaristas, en los tendidos, ya han quitado las separaciones y empezado a demoler los asientos y respaldos, mientras gradas y andanadas (arriba del todo) se encuentran todavía sin tocar.
Viendo, pues, los tendidos semiderruidos, ya sabemos que la foto tuvo que ser hecha entre el final de los SFs de 1921 y el incendio del 10 de agosto del mismo año.
Apoyándome en la hemeroteca de DN y en el documento Festejos taurinos celebrados en Pamplona entre 1900 y 2000, vamos a intentar estrechar el cerco de los días posibles de la foto.
De ambos documentos se extraen los siguientes datos:
1. Aunque la última corrida de los SF 1921 fue el 11 de julio y la plaza fue quemada el 10 de agosto, el día 13 de julio hubo en la plaza de toros sesión de circo; el 18 actuó el circo Feijóo y el 24 hubo una charlotada. Los trabajos de derribo no habrían empezado, pues, antes del 25 de julio.
2. Se había acordado que el derribo de la plaza vieja comenzara el uno de agosto (como así fue), a pesar de que la Comisión del Ensanche pedía aplazarlo hasta no asegurar el funcionamiento de la Plaza Nueva para el 7 de julio de 1922.
En agosto de 1921, así estaba aún la Plaza nueva
3. Los trabajos de derribo comenzaron el día 1 de agosto y con un conflicto laboral. Los contratistas pusieron un cartel que decía que desde el 1 de agosto se entraría a trabajar a las 7:30 de la mañana, mientras que los obreros entraban a las 8 porque no querían la media hora para el almuerzo, sino trabajar las ocho horas seguidas.
Así pues, esa foto tuvo que ser hecha entre el comienzo del derribo (1 de agosto) y el día del incendio (10 de agosto)
Incendio que, todo lleva a pensar, fue intencionado. El mismo día 11, el DN dice lo siguiente:
pero lo que podemos asegurar es que los primeros en advertir el incendio y que, como decimos al principio, fueron los primeros que entraron en la plaza de toros, recibieron la impresión de que el fuego había comenzado a un tiempo por tres sitios distintos: entre los palcos 80 a 90, en el palco presidencial junto al cual se veía el foco de fuego mayor y hacia el palco 24. De modo que el fuego comenzó en los palcos donde de ningún modo podía justificarse una imprudencia ni un descuido ni otra causa que hubiera podido producir el siniestro. Además se pudo advertir en los primeros momentos un olor extraño que no era el que despide el fuego cuando se produce por causas naturales, sino que era como a gasolina quemada; un olor parecido-palabras textuales...
Por cierto, a pesar de los temores, la Plaza nueva estuvo lista para el encierro del 7 de julio de 1922, con el que quedó inaugurada.
Desde la 93 hasta la 104, aquí tenéis algunas fotos de la Plaza Vieja y Nueva comentadas por Arazuri.

No hay comentarios: