Páginas vistas en total

lunes, 11 de noviembre de 2019

Aproximación a Victoriano Juaristi



Os recuerdo que mañana martes, 12 de noviembre, a las 19,30 horas, en los salones del Nuevo Casino Principal (Plaza del Castillo  44 bis 1º), la Peña Pregón organiza un recuerdo a Victoriano Juaristi.
El homenaje consistirá en una Mesa redonda en donde Javier Zubiaur, Jose Mª Muruzábal, Salvador Martín Cruz y Javier Torrens analizarán su labor humanística.
Para un mayor aprovechamiento os ofrezco esta aproximación a Juaristi del amigo Salvador.

Aproximación a Victoriano Juaristi                                    por Salvador Martín Cruz
Cuando el Departamento de Educación y Cultura del Gobierno de Navarra, a través de Pedro Manterola, me encargó la labor de montar esta exposición sobre Victoriano Juaristi Sagarzazu, apenas si tenía una idea remota de la empresa en la que me embarcaba. Lo cierto es que este personaje nuestro -el Dr. Don Victoriano Juaristi, como muchos de los que pasan de los 40 años le recordarán-, del que sólo tenía algunas citas bibliográficas, las más, conseguidas por el intermedio de Javier Zubiaur, supera con mucho la idea que tenía formada sobre él.
Nacido en San Sebastián en 1880, hijo de un humilde hojalatero -por lo que se vio forzado a realizar todos sus estudios acogiéndose a becas municipales-, Victoriano Juaristi alcanzó a ser uno de los más prestigiados médicos y cirujanos del país; tan brillante que fue Premio Rubio de la Real Academia de Medicina, Académico Corresponsal de la misma y autor de una decena de libros que, aún hoy, siguen siendo de consulta y referencia obligada.
Cultivó con destreza -y en el más amplio sentido de la palabra- la literatura; y escribió novelas, cuentos, ensayos, teatro, poesía, artículos y hasta múltiples y variadas críticas.
Fue un fino esmaltista que lo mismo se esmeró en el estudio técnico e histórico de este antiguo arte, como en el trabajo de artífice, dejándonos tanto algunos importantísimos libros sobre el tema, como «raras» piezas en las que, su capacidad como esmaltista, queda más que probada.
Destacó como escultor: Berrueta, Roldán, César Borgia, Teresa de Jesús y Teobaldo II de Champagne fueron sus principales modelos. Lástima que sus obras hayan sufrido mal, tanto por el embate de los elementos, como del fragor iconoclasta de los hombres.
Se acercó con vivo interés a la pintura, ello, pese a que sí nos quedan algunas «pobres» muestras capaces de hablarnos sobre su verdadera cualidad como pintor.
Y fue un músico discreto que hasta nos dejó un par de zarzuelas estrenadas.
Y pionero de la fotografía. Y arqueólogo. Lo mismo que fue humorista, conferenciante e investigador, entre mil cosas más.
He escrito «mil cosas más» porque tal fue. Pero, de ellas, una es de obligada referencia: la de «Animador Cultural» -como ven nada se inventa-.
Teobaldo de Champagne (Taconera)
Y es que bajo su empuje como tal, Irún vivió años increíbles. Años de los que «El Bidasoa», dirigido por Don Victoriano en su segunda época, ha dejado constancia. Son los mismos de los «Chapelaundis», de los que él sería el alma, y de los que el mismo Pío Baroja nos ha dejado testimonio escrito.
Y esta gestión, desplazado a Pamplona, donde había cofundado con los Doctores Arraiza y Canalejo, la Clínica de San Miguel, llegaría a hacer cristalizar entre nosotros el primer Ateneo de Navarra. Un ateneo, aquí hay que decirlo, donde la cultura hermanó a los distintos y hasta enfrentados. Lástima que los violentos de todas las horas se encargaran de romper, regándola en sangre, aquella hermandad.
Porque es verdad aquello de que a las personas se las conoce, también, por sus amigos. No estará de más, aquí, donde se quiere recordar la verdadera dimensión del hombre que fue Don Victoriano Juaristi Sagarzazu, traer los nombres concretos de algunos de aquellos que le rodearon con su amistad.
Gentes que como los hermanos Alvarez Quintero, el violonchelista Elías Arizcuren, el senador Amos Salvador, el arabista Asín Palacios Azorín, Pío y Ricardo Baroja, los pintores Basiano, Berrueta y Bienabe Artia, el músico Beobide, Corpus Bargas, el historiador Manuel Ferrandis, el violinista Figuerido, María Teresa Hernández, tantos años directora del coro Maitea, los esmaltistas vigueses hermanos Hernández, los doctores Jiménez Díaz, Marañón y Novoa Santos, Gustavo de Maeztu, Gaspar Montes Iturrioz, los arquitectos Martínez Ubago y Pedro Muguruza, Fructuoso Orduna, el historiador Antonio J. Nieva, los pintores Regoyos, Salavería y Salís, ese raro portento de la química española que fuera Rocasolano, Soldevilla, esmaltista que dirigió durante mucho tiempo los destinos de las Escuelas Masana, el maestro Serrano o Ignacio Zuloaga, forman parte importante del mejor capítulo cultural español de toda una época.
Gentes a las que es forzado añadir otra lista específica de nombres, la de los Artieda, Luis del Campo, los hermanos Cayuela, Rafael García Serrano, Alfonso y María Teresa Gaztelu, José María Huarte, José María Iribarren, Angel María Pascual, Pérez Mazar, Joaquín Roncal, y hasta su propio hijo Carlos -hijo, compañero, confidente y sobre todo amigo-, que sin faltar a la verdad, podría decirse que formaron parte destacada de ellos: sus numerosos discípulos del primer Ateneo de Navarra.

Obra fundamental
Publicaciones: Costa de Plata (Novela presentada bajo el seudónimo de Victor Iván). El Santuario de San Miguel de Excelsis (Navarra) y su retablo esmaltado (En colaboración con Serapio Huici). Esmaltes; con especial mención de los españoles. Roncesvalles y la Canción de Roldán. Fuga y muerte de César Borgia. Los caminos de Navarra. El anatómico. Las Fuentes de España. El sueño. Las manos. Nuestras criadas.
Monumento a la «Chanson de Rolland»
(Alto .de Ibañeta)
Publicaciones Médicas: Al lado del enfermo. Manual Español de Cirguía. El riego operatorio y la resistencia individual. Angiomas y varices. Ganglios linfáticos y médula ósea. La contractura isquémica de Volkmann. El hueso metaplásico. Las falsas ascitis. Neurofibromatosis abdominal. Los traumatismos del aparato urinario como accidentes de trabajo. Contribución de los médicos a la cultura del país. La belleza femenina (Sin publicar).
Zarzuelas: La Batelera. La Caserita. Veleros (Sin estrenar).
Pintura: Colección de pinturas murales del anfiteatro de Anatomía de la Facultad de Medicina de la Universidad de Valladolid. Destruido.
Esmaltes: Apostolario del Monasterio de la Oliva. 
Sepulcro de César Borgia (Viana)
Escultura: Monumento al pintor Berrueta en Ibarla (Irún). Desaparecido. Monumento a la «Chanson de Rolland» (Alto .de Ibañeta). Destruido. Sepulcro de César Borgia (Viana). Destruido. Monumento a Teobaldo de Champagne (Taconera de Pamplona). Alterado. Lauda sepulcral del Canónigo Arigita (Aralar). Estatua de Santa Teresa de Jesús (Avila).
Victoriano con sus padres
Conferencias: Barcelona: Hospital de Santa Cruz y San Pablo e Instituto de Medicina Práctica. Bilbao: Ateneo y Academia de Medicina. Madrid: Instituto de España e Instituto Madinaveitia. San Sebastián: Ateneo Guipuzcoano y Colegio Oficial de Médicos. Zaragoza: Facultad de Medicina y Real Academia de Zaragoza. Colaboró de forma habitual en numerosas revistas profesionales y culturales, así como en la prensa ordinaria de Irún, Pamplona y San Sebastián.

Datos biográficos
Nace en San Sebastián en marzo de 1880.
Cursó bachillerato en el Instituto Peñaflorida de San Sebastián, becado por el Ayuntamiento donostiarra. Estudió Medicina, también becado, en Valladolid; siendo Premio Extraordinario de la licenciatura.
Se doctoró con sobresaliente cum laude en la Facultad de Medicina de la Universidad de Madrid.
Fue médico interno en la Clínica Madrazo de Santander y siguió un curso de perfeccionamiento ortopédico y traumatológico en el Instituto Calot de Berck.
Fue cirujano por oposición del Hospital de Irún.
Clínica de Irún
En 1919 oposita a la cátedra de Patología Quirúrgica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Madrid; cátedra que se le da en dicha oposición al Dr. Olivares, felicitando el tribunal al Dr. Juaristi públicamente.
En 1920 se traslada a Pamplona, donde en colaboración con los Doctores Arraiza y Canalejo funda la Clínica de San Miguel.
En 1921 obtiene el Premio Rubio de la Real Academia de Medicina, nombrándosele Académico Corresponsal de la misma.
Cirujano jefe de la Plaza de Toros de Pamplona, nombrado por el Montepío de Toreros.
Jefe de uno de los equipos quirúrgicos del Hospital Militar de Pamplona durante la «Guerra Española».
Fundador y Presidente de la Academia de Ciencias de Navarra Fundador y Presidente del Ateneo de Navarra.
Comisario Provincial de Excavaciones.
Miembro de la Comisión de Monumentos de Navarra. Miembro de la Comisión de Cultura de Navarra.
Miembro del Consejo Foral. Presidente del Colegio Oficial de Médicos de Navarra.
Miembro del Consejo General de Colegios de Médicos.
Académico de las Reales Academias de Medicina y Bellas Artes.
Socio de número de la Sociedad de Estudios Vascos.
Miembro de la Sociedad Española de Cirugía.
Socio de la Asociación de Médicos-escritores.
Tras la ermita en ruinas, el monumento de Juaristi
Académico de las Academias de La Coruña, San Sebastián y Zaragoza.
Socio de Honor del Ateneo Guipuzcoano.
A partir de 1913 era Comendador de la Orden de Isabel la Católica.
Intervino activamente en el I Congreso Internacional de Hidrología celebrado en Madrid, así como en los Congresos Nacionales de Pediatría de San Sebastián, Valencia y Zaragoza.

Todos estos datos e imágenes formaron parte de la EXPOSICION "Aproximación a VICTORIANO JUARISTI" que tuvo lugar en la SALA DE CULTURA, C.A.N. PAMPLONA, Castillo de Maya, 39 Del 7 al 21 de Diciembre 1988, siendo Comisario de la exposición y autor del catálogo: Salvador Martín-Cruz

No hay comentarios: