Páginas vistas en total

viernes, 17 de agosto de 2018

Inge Morath: C/ Eslava, Churrería La Estrella

Y en la calle Eslava -cámara invisible- captó el contraste entre los mocicos, de blanco y
rojo, y los chortas, de caqui. ¡Y el letrero -estrella de 12 puntas- de la Churrería La Estrella!
Pamplona, 1954. Inge Morath se acercó con su cámara invisible a la esencia de los sanfermines. Retrató a eternos aprendices de torero, como el entrañable Hojalata… 
Entró en las habitaciones de hotel en las que el hombre cumple el rito de vestirse de torero… En aquellos años Luis Miguel Dominguín y, sobre todo, Antonio Ordóñez eran los primeros del escalafón. Por primera vez una mujer supo entrar en la intimidad de sus habitaciones, justo en esos momentos -terriblemente privados- en los que el torero, consciente del riesgo que va a correr ante una fiera, sólo puede atarse los machos... y rezar. 
Inge Morath tuvo ese mérito de saber estar con su cámara –más invisible que nunca- y lograr unas imágenes de escalofrío.
Y en la calle Eslava -otra vez, cámara invisible- captó el contraste entre los mocicos, de blanco y rojo, y los chortas, de caqui.
***
Casualidades de la vida, hace ahora justo un año. me llegaba un comentario de Jokin Errotari a la entrada dedicada a Joaquín Roa: "yo lo conocí a través de su hermana, propietaria de Churrería la Estrella, establecimiento situado en la calle Eslava".
Nº 20, donde estuvo la Churrería La Estrella
Pero yo no asociaba La Estrella ni la calle Eslava con la imagen que hoy ocupa la cabecera de esta entrada.
Y, justo ayer, me dice mi amigo Homero (¿os acordáis? el del poema a Hojalata) que la foto que le había mandado de Inge Morath creía que era de la Calle Eslava y que el letrero redondo (centro y arriba) podría ser el de la Churrería La Estrella.
Cámara en ristre, me he acercado al lugar de la foto que en los Sanfermines de 1954 hizo Inge Morath.
Mirando la foto de Inge, estamos en la acera de los impares. A nuestra espalda, la calle Jarauta.
Puerta del letrero en forma de una U invertida
Al fondo, fondo, la Plaza de San Francisco. El segundo tramo de sol, perfectamente alineado, el que entraba aquella tarde por la Calle Mayor.
En primer plano, unos chavales de entre 10 y 12 años, perfectamente vestidos de pamplonicas (¡1954!), repasan, atentos, unos cromos (me estoy riendo porque hoy tendrán entre 74 y 76, y ojalá sigan siendo amigos).
A nuestra izquierda, tres soldados -'chortas', decíamos-, excesivamente abrigados en el mes de julio, se dirigen a Jarauta.
Un señor de negro y con boina, a la altura de un establecimiento con un letrero que habrá que investigar (me dice Homero, nacido en la zona, que podría ser una ortopedia), ha dejado atrás la Churrería La Estrella (hoy, el nº 20). Encima de la ventana, con señales de humo, vemos el letrero, redondo, como una estrella de 12 puntas (pincha), en el que seguramente pondrá "CHURRERÍA LA ESTRELLA"
***
Como digo, he ido hasta allá con la cámara y he podido comprobar que esa zona de la Calle Eslava es perfectamente reconocible 64 años y un mes después. Y que, dejando de lado la pintura, la casa de la churrería está igual que cuando la retrató Inge.
Me queda la pena de no saber dónde estará ese curioso letrero redondo, como una estrella de 12 puntas.

"El niño de la hogaza"
No os escapéis, que no he terminado.
Como sabéis, uno de los símbolos de este blog (está en su logo) es el "Niño de la hogaza". Y es una obsesión que no me deja descansar. Es también de Inge Morath, sanfermines de 1954, como la foto que hoy hemos analizado.
Mayor calidad a la dcha, pero en la de la izda se aprecia mejor detalles del escaparate
Ya hablamos de la ligera pendiente que sube el niño (figarse en el primer portal)
Lo último que he descubierto es que, en el escaparate, se ve, arriba, un resplandor. Como si se reflejara el final de la calle y unos edificios, más altos a la derecha. He pensado en el final de la Calle San Antón, en la acera de los impares y que se reflejaran los edificios de Navas de Tolosa. Y he dejado el encargo en alguna tienda de por ahí. Os pido, pues, que os echéis esta imagen al móvil y que, cuando sospechéis de alguna tienda que pueda saber algo, le mandéis por wassap la foto. Tiene que haber alguien en Pamplona (quizás, hasta damos con el propio niño) que sepa con seguridad en qué calle, junto a qué tienda está hecha la foto del "Niño de la hogaza".
Y si ya me decís cuál es el cuadro que se ve en el escaparate...
... os invito a ver este vídeo con las imágenes de Inge en 1954:

No hay comentarios: