Páginas vistas en el último mes

sábado, 20 de agosto de 2016

Luisa Delgado: "Rebelión en el baserri"


Este artículo de Luisa Delgado parece que se dirige a Euskadi, pero, en cuanto empezamos a leerlo desde Navarra, enseguida vemos que se puede aplicar aquí perfectamente. Por ejemplo, la toponimia, en algún caso ya oficial, aunque sea una patraña: Azkoien, Larraina, Txantrea… El simple uso de la expresión lengua vasca (no digamos vascuence) en lugar de decir euskera, ya provoca sonrisitas irónicas en ciertos sectores, agurparlantes fundamentalmente. Los que se llaman nombres vascos son, en su mayoría, inventados por un racista: Sabino Arana, fundador del PNV. Por cierto, ¿sabéis cómo  quería Sabino ponerme a mi? ¡Pantzeska! ¡Toma ya!

Como dice Luisa, ¿a qué esperamos para rebelarnos y actuar sin complejos?


Rebelión en el baserri por Luisa Delgado

Todos los días me hago la misma pregunta y parece ser que la respuesta -a este paso- será: “nunca”.
Veo una sociedad vasca totalmente adoctrinada por el nacionalismo vasco, una sociedad sumisa y acomplejada. Y es lógico -dentro de la anormalidad de la sociedad vasca- que esto pase porque, tras décadas de bombas-lapa y tiros en la nuca, es normal que se haya inoculado un miedo en la sociedad vasca que tardará décadas en curarse.
Este miedo se manifiesta de diferentes formas.
Una es el repugnante silencio cobarde. Cuándo ETA asesinaba, pues no decir nada, no expresar la más mínima crítica. Como quien oye llover en esta tierra.
Otra forma de miedo y todavía más repugnante es el síndrome de Estocolmo. Tal es el miedo que hay que hacerse perdonar cómo sea, y para ello hacerse victimario, aunque uno sea nacido en León.
Este miedo por no salirse de la tribu se manifiesta a través de estos modismos que ya he comentado otras muchas veces antes, pero son tan absurdos y, a la vez, excluyentes que nunca me canso de mencionarlos:


Ahí sigue, a pesar de todos los intentos
1- Hay que bautizar a los hijos cómo Gorka y no Jorge, Miren y no María. Ahora, incluso, hay algunos aún más estrafalarios (Gotzon -ver Truhán 2- es de traca) y así uno es más de pura cepa. Incluso hay quien se bautiza a sí mismo, sin esperar siempre a los descendientes, y si uno se llama Juan, se hace llamar Jon, y así tiene el pasaporte a la tribu.
2- Hay que escribir con K y TX y no con C o CH. Parece que escribir gramaticalmente bien es una ofensa. En muchos bares se ven “pinTXos”, “boKatas”. Lo correcto será escribir según las reglas gramaticales del idioma en que se habla. Si hablo en español, lo lógico es emplear la CH y la C. De forma que ahora hay que desaprender lo que se ha aprendido en el colegio y emplearlas mal para que no se nos señale. ¡Acojonante! Esto de las reglas gramaticales se lo he dicho a algún TX-maníaco y les sienta bastante mal. Yo creo que les molesta que se descubra sus complejos, su estulticia.
3- Emplaer ciertas palabras políticamente correctas a la hora de hablar. Además lo curioso es que son palabras muy sentimentales y que evocan sensaciones agradables. Es cómo querer hacernos asociar lo vasco con lo bueno. Es decir, “padres” es “los aitas” y encima se dice mal (lo correcto en plural sería “gurasoak”) por parte de los que tanto presumen de defender el euskera. “Profesor” es “irakasle”. Cómo si un profesor del País Vasco fuese en lo esencial diferente a un profesor de Cantabria o Yakarta.
4- Hay que decir “AGURRRRRR” (latín tardio) por todo lo alto y que se entere todo el mundo de lo vasco que es uno, aunque a la gente le importe 3 pimientos. Y si encima se dice “eskerrik asko”, pues mucho mejor. Me da algo de asco cuándo veo a estos vendedores de calle extranjeros, muchas veces africanos, decir “eskerrik asko”, haciendo la pelota, tratando de quedar bien.
5- Hablar a los niños en euskera. Ahora de repente se ha puesto de moda. Lo curioso es que los padres hablan entre ellos o con otros adultos en español. ¿Pero no les gustaba tanto el euskera? Ahí se ve que es una forma de presión social, y de adoctrinamiento. Lo que también es curioso es que la gran mayoría de los agurparlantes no hablan entre ellos en euskera. Incluso los niños y jóvenes que han estudiado en ikastolas tampoco hablan euskera en la calle. ¿Pero no había tal interés por el euskera? Por eso, si se analiza, uno empieza a pensar que todo es apariencia de cara a la galería.
6- La toponimia. Hay que escribir “Bizkaia” y no “Vizcaya” porque eso parece una blasfemia, por el simple hecho de emplear bien las reglas gramaticales. Es como si, escribiendo en español, escribo “London” y no “Londres”. Algo absurdo. Pues así de absurdo es el nacionalismo.



Quienes van de megavascos, empleando todo el día estos modismos sin venir a cuento de nada, ellos no se dan cuenta pero, de una forma implícita, hacen ver que la sociedad vasca es cerrada, xenófoba, excluyente y totalitaria.
Ahora yo me pregunto: “¿hasta cuándo vamos a estar sometidos por el nacionalismo?” No es normal que en plenas fiestas de los pueblos y ciudades haya casetas de los asesinos y sus amigos con toda la impunidad del mundo. Como tampoco es normal que la gente consuma ahí sin sufrir ninguna repugnancia. Pero aquí nadie se inmuta, nadie dice nada o, si dice, es para ser políticamente correcto con el nacionalismo y hacerse perdonar. Incluso el periódico El Correo, supuestamente no nacionalista, emplea la toponimia políticamente correcta cómo “Bizkaia” y “Santurtzi” en vez de “Vizcaya” y “Santurce”. Algunos periódicos, incluso, te censuran comentarios políticamente incorrectos con el nacionalismo. Haced la prueba si queréis.
En Cataluña pasa tres cuartos de lo mismo, pero parece que ahora empiezan a reaccionar poco a poco. Ya hay una Societat Civil Catalana. También hay una web que está levantado ampollas y tiene notable éxito de audiencia que se llama Dolça Catalunya.
Pero en el País Vasco se echa de menos una web similar. A ver si se empieza a cuestionar los dogmas nacionalistas de una vez. Demostrar sus falsedades, dejarles sin argumentos, dejarles en evidencia y sin complejos.
¿Cuándo va a empezar a rebelarse la sociedad vasca?

2 comentarios:

Ispán dijo...

Ese santoral del tránsfuga, calificativo benévolo, del carlismo es curioso . Puesto que Sabino o Savino Policarpo fue su autor, y atendiendo a las terminaciones para nombres masculinos, si se me permite este término si procede ya dada la reinante moda de lo políticamente correcto , debería haberse llamado ,según mis conocimientos escasos por demás, “Sabina”en el especial y extravagante santoral del racista fundador del PNV . Sin embargo , hete aquí que quedó tal como en lengua española se decía y fue bautizado, Sabino. Tal vez porque hubiera sido la rechifla general , salvo tal vez entre los jaunchos o señoritos vascongados seguidores de tan eminente y brillante cerebro de apellidos Arana Goiri´tar , descubridor de los siempre euzkos desde Túbal bíblico , hasta ahora al menos y de la Euzkadi señalada como gloriosa por el dedo del Padre Eterno frente a la España maqueta y retorcida.
Lo del bautizo , o imposición del nombre en el Registro Civil, es natural . Dense cuenta tanto los vascongados como los navarros vascoparlantes o no , que no puede uno llamarse Juan Sebastían aunque se siga con Elcano, ni un Cosme Damíán seguido de Churruca o ni siquiera Tomás seguido por el de Zumalacarregui, o el de su hermano , liberal él, Miguel Antonio o un Julio seguido de Urquijo,carlista fervoroso de la aquella causa y del vascuence y de la Academia ,Real Academia de Lengua Vasca, un Pío o un Francisco aunque lo sea de Javier, o un Julian y a continuación Gayarre. Bueno hasta raro resultaría un Joseba Andoni Aguirre Lecube, y no José Antonio , de familia chocolatera . Ya lo de Pantzeska para un niño rozaría la crueldad.
Viendo la placa con la frase del navarro Arturo ,y al que sigue un apellido italiano como Campión ,tal vez una españolización de campione, desconocía que Arturo,, notable por sus aportaciones al vascuence, aun navarro, todos sus ascendientes en la que se llamó Galia cisalpina por línea paterna desde su abuelo,(su padre pamplones hablaba en español), utilizaban un vascuence cisalpino piamontés o lombardo o donde fuera purísimo como el del Baztán, nada que ver con el impuesto batúa. No seguimos con la particular ortografía de nabarro que tanto se imita . Añadamos que desconocía yo tambien que los navarros de en torno a Sangüesa hablantes del romance navarro o navarro-aragonés , y sobre todo en Peralta, Tudela o Monteagudo, se comunicaban en vascuence, y no en romance y aún cuando era necesario se llegó a utilizar el árabe andalusí y más si tenían que enviar mensajes a la corte califal, aunque allí había mucho romanceado al menos hasta las neoinvasiones norteafricanas que entendía perfectamente el hablado en el Ebro.( Continua)

Ispán dijo...

Continuación)


Hay que comprender la desazón de aquellos que por la terrible marca vergonzante que puede suponer el llevar apellidos de maquetos, estos invasores tan vituperados por Sabino Policarpo, por ejemplo Sánchez , de origen navarro castellano, o un Garcia plausiblemente vascón y luego mas castellano que Laín o un Gonzalez, un Rodriguez ( Ruiz), o un Jimenez navarro posiblemente origen latino , o hasta un Velázquez, un Iñiguez o un López( claro romance) aunque sea de un Haro y del alférez de Castilla, , o un Rivera o un Díaz, un Martinez , o hasta el castellanísimo, a mi entender, Delgado de Doña Luisa , hoy patrimonio esos apellidos de millones de españoles ,de hispanos y filipínos, que también llevaban y llevan muchos vascongados y navarros , por no hacer interminable la lista. Pues bien para borrar tal estigma es necesario ostenten previamente un nombre propio tan sonoro como el Kepa ( versión del arameo aunque no sé si lo entendería en Judea dada la pronunciación), o un acortado Koldo , pues Koldobika( Luis) es un tanto largo, o bien el Jon , incluso lo he visto escrito en un documento carnet de los años setenta como Yon seguido de un apellido de la zona de la Extremadura leonesa. Se ve que el chico cuya familia habiase trasladado por razón de trabajo a Vascongadas , no iba entonces mucho a la escuela en vascuence, perdón ikastola. Tal vez que se consideró lo mas pronunciándose a lo anglosajón , que los vascongados sabinianos de la zona de Bilbao , siempre han sido mucho de los de la Pérfida Albión, pese a Don Blas de Lezo, que es para ellos desconocido o a lo más un españolazo .
Es un aspecto más de la ofensiva durante años, no a favor del vascuence , si no utilizar éste con ulteriores y bien sabidos propósitos políticos, y en el caso de Navarra de habla vasca y no vasca en su mayoría, de anexión y uniformidad , utilizándose hoy además el término que prohibió y no satisfacía a Sabino Policarpo , el de Euscalerria, porque era muy utilizado por el fidelísimo a España :el carlismo vascofono,. Hoy es utilizado sobre todo por los ágrafos izquierdistas del separatismo para referirse a no sé que estado ahistórico del no lugar , pues el tradicional significado cultural ( tierra del vascuence) no podría comprender ni al poniente vizcaíno y alavés ,tan unidos e inidistinguibles en sus principios de la primitiva y vieja Castilla ( oriente astur leones )ni tampoco a partes importantes de Navarra , donde desde los romanos se habló latín y luego romance, y coexistiendo luego con el vascuence rural . Y ya puestos porque no comprender en esa Euscalerría hasta mas allá del Duero por el sur a ser posible hasta las Navas en tierras del Andalucía y por el este hasta los condados mas orientales de Aragón.
¿ Cuando va a comenzar a rebelarse la sociedad vasca? Pregunta Doña Luisa . Pues cuando no solo haya cientos de páginas como la que cita en Cataluña, si no que se deje de votar al derechismo nacionalista peneuvero , hoy patrono con extensa clientela y con un pie en Navarra con marcas coaligadas y al izquierdismo( es un decir eso de ser izquierda) del nacionalismo “aberchale” ,se deje de adoctrinar en falsa historia como se viene haciendo y otras cosas que dejaremos por ahora en el tintero como es que ETA se disuelva, pida perdón a sus víctimas, entregue sus arsenales y dejen de vender un falso , torticero proceso de paz, que es “puro teatro”. Vascongadas ni es Irlanda ni lo ha sido nunca , y se parecen como un huevo a una castaña. Quien mantenga lo contrario o cae dentro de la farsa o es de una ignorancia que no logra salvar la propaganda ni el panfleto separatista.
Buenos augurios tenga , es decir agur , como muy bien se dice , aunque que ya se sabe eso de ser derivados del latín no gusta y buscando etimologías podemos hacer al tagalo como primo del vascuence.
Termino este largo comentario con el “Queden Vds. con Dios” que es el mejor augurio o agur y todos veamos lo que dice Dª Luisa.
Mil perdones por lo extenso el próximo prometo ser breve y no cortarlo como si se tratara de un salchichón.