Páginas vistas en total

miércoles, 29 de mayo de 2019

¿Una consulta sobre los toros? ¡Ahí la tienen!


Ioseva Cilarte Asirón: "No veo unos Sanfermines sin toros, pero sí sin corridas". 
26-M: El cuatripartito que dio la Alcaldía a EH Bildu en 2015 pierde la mayoría absoluta. Enrique Maya, de Navarra +, al borde de la mayoría.

Koldo Leoz, Bildu  convirtió la plaza de toros de Estella en un pipicán
26-M: Navarra Suma, primera fuerza en Estella y el actual Gobierno municipal (Bildu) pierde su mayoría

Eneko Larrarte, ex Alcalde de Tudela, del partido Izquierda-Ezkerra,  “las corridas de toros se van a acabar a partir de 2016”. 
26-M: Navarra + logra la mayoría absoluta. Alejandro Toquero, alcalde

EL 26-M Y LOS SANFERMINES SIN TOROS                                                 Chapu Apaolaza
Una de las fantasías más delirantes en las que ha creído la clase política en los últimos años, y probablemente el mayor gol que les ha metido el animalismo, ha sido la creencia de que alguien tarde o temprano prohibiría la tauromaquia o aceptaría su final, y que esto no tendría un coste electoral. 
La realidad explica lo contrario. El 26M dice que el que toca el toro, pierde. Navarra y Pamplona son un ejemplo del coste electoral de dudar sobre el apoyo a la tauromaquia. 
Joseba Asirón abrió la espita al sondear unas fiestas de San Fermín sin toros. 
Después, Geroa Bai se abandonaba a una futura prohibición taurina, aceptaba el final de los sanfermines tal y como los conocemos, y se adscribía al colaboracionismo animalista. 
Hoy han conocido el coste que ha supuesto para ellos. 
La tauromaquia ha ganado las elecciones en otros sitios: 
en Madrid capital, por ejemplo, donde Manuela Carmena no ha conciliado la mayoría suficiente después de ningunear y censurar a la gente del toro. En la comunidad de Madrid, Errejón y Carmena plantearon por primera vez la batalla de la “tauromaquia sin muerte” e Isa Serra, el fin de las corridas. Unos no consiguen gobernar y la otra desaparece del mapa. 
Podemos abogaba por un referéndum para prohibir la fiesta de los toros y ha sido el gran derrotado del 26-M. 
Esto, sin hablar del gatillazo del Pacma. 
Alguien pensó que los cientos de miles de espectadores de San Isidro (un millón de entradas vendidas) y las gentes de la Comunidad de Madrid de los festejos entre los que hay izquierda, derecha y centro, votarían el exterminio de su propia cultura. Se equivocó. 
Pamplona nunca fue 'Iruñea' ni será antitaurina
El factor ‘toro’ es transversal: la derecha gana cuando apoya la tauromaquia, pero también la izquierda. 
Emiliano García Page en Castilla-La Mancha y Guillermo Fernández Vara, en Extremadura, han fomentado abiertamente el toreo y han conseguido la mayoría absoluta en sus comunidades. Que los dos presidentes autonómicos con más fuerza en España sean de izquierdas y taurinos debiera servir para desterrar el viejo mito del toro de derechas, al igual que el de las tauromaquias como falsa tensión entre Euskadi y España. 
El toro une y es de todos: pertenece al pueblo y el que lo ataque, atacará al pueblo. 
Querían una consulta sobre los toros; ahí la tienen. 

No hay comentarios: