Páginas vistas en total

sábado, 2 de marzo de 2019

Baluarte Labrit: una reseña municipal a denunciar

Con ese careto no son de extrañar las perlas municipales de la derecha
El jueves pasado, un amigo mostraba su indignación por esta perla municipal que había encontrado y se preguntaba quién podía escribir semejantes burradas. Tras señalar aquello que debía corregirse, terminaba con esta gráfica expresión referida a sus autores: "hacen potar".
La foto de portada responde a la primera pregunta: el último responsable de esa lamentable reseña es José Asirón Sáez, un alcalde que pasará a la historia por no haber construido nada y sí haber intentado destruir y desmontar demasiadas cosas.
He subrayado en la imagen aquellos puntos (o sea, casi todos) que quiero comentar.

1. Navarra no fue conquistada por España
Hay en Wikipedia un artículo titulado "Conquista de Navarra", con notas y bibliografía de Jimeno Jurío, Monteano, Urzainqui, Serrano Izco... -historiadores poco sospechosos para el alcalde- en el que se dice exactamente esto:
La conquista del resto de la Navarra peninsular -ideada, promovida y ejecutada por Fernando el Católico- culminó en el siglo XVI anexionándola, también, al reino de Castilla
Por supuesto que Asirón lo sabe, pero ¿por qué emplea la expresión "las murallas del conquitador" (en vez de "las murallas de Pamplona"), por qué dice que "España (en vez de Castilla) conquistó Navarra? Muy sencillo: esta gente funciona con mantras, recetas, píldoras de gran poder psicológico. Desde hace tiempo han creado una historia paralela (la "historia sagrada" del separatismo) que en su parroquia, en su entorno, sustituye sin autocrítica a la Historia. Los adeptos suelen decir: "¿pará qué voy a leerme ese tocho si ya me lo cuenta Asirón y, además, con dibujitos?".
Por cierto, os habréis fijado que la palabra "España" sólo la utilizan para lo malo ("España conquistó Navarra"...). Para lo bueno o indiferente: "el Estado" ("España nos roba, pero amanece lloviendo en el Estado Español").
Pues bien, si ya es lamentable que Bildu trate así a sus adeptos, resulta de juzgado de guardia que con el logo del Ayuntamiento, con el dinero de los contribuyentes, se coloque este tipo de letreros para adoctrinar a los ciudadanos pamploneses y a los visitantes. Y más habiendo previamente letreros correctísimos. Si eso es el "kanbio", apaga y vámonos.
Por favor, quien sepa y pueda que presente una denuncia. Por confundir Pamplona con la Sede de Bildu.

2. Iruña, no Iruñea
Como veis en el letrero, el logo del ayuntamiento pamplones es, desde hace años, "Iruñeko Udala".
'Iruña' es, en vasco, la denominación oficial; por el contrario, 'Iruñea' y sus declinaciones: Iruñeak, Iruñeko, Iruñean, Iruñera.. no son oficiales, sino lo que propone Euskaltzaindia. Cuando, tradicionalmente, tanto en contexto vasco como español, hemos utilizado con verdadero cariño la palabra vasca 'Iruña' (¡la Vieja Iruña!) para referirnos a Pamplona.., cuando, desde hace más de cien años, cafés míticos llevan el nombre de 'Iruña', en Pamplona, en Bilbao... es entonces cuando Euskaltzaindia, del brazo de Bildu, no tiene mejor ocurrenshia que endilgarnos ahora 'Iruñea'. 
¡Pobres de Los Iruña'ko, que para adaptarse a la normativa de la Real Academia de la Lengua Vasca tendrán que llamarse a partir de ahora Los Iruñeko!
Sobre este punto de 'Iruña', una cita de un indignado Jesús María Zubillaga, al que le repele tanto, que no es capaz de escribir 'Iruñea' y menos 'Iruinea':
Uno de los intentos ultraunificadores que impone el batua ('unificado') es, sin demostración histórico-filológica alguna que sepamos, incrustar una -E- en la voz IRUÑA... Nos resulta tan intolerable, que creemos que no hay navarro que pueda resistir el ver escrito y el oír pronunciar el nombre vasco de su Capital de forma tan grotesca, antiestética y cacofónica.
3. Gito-Alai
J. Cía 1935 ca. A la izda, el Caserón de la Merced.
Por supuesto que "Jito Alai" no significa "frontón de los gitanos" como sugiere el lamentable letrero del Ayuntamiento actual.
Hay una modalidad de la pelota en la que ésta alcanza velocidades de vértigo (250 km/h). Es la cesta punta. Esta modalidad -la más internacional- arraigó en Francia, Filipinas, Uruguay, México, Cuba, EEUU, especialmente en Florida, y cogió el nombre de "Jai Alai" ("Fiesta alegre"). Ese nombre tan bonito se extendió también a los frontones, algunos de los cuales lo empezaron a utilizar, completo o en parte. Por ejemplo, en Pamplona, tuvimos el mítico Euskal Jai, ("Fiesta vasca") en la calle San Agustín.
Por otra parte, en Pamplona,  en Navarra (y seguramente en más sitios), al gitano se le ha llamado, coloquialmente, "gito": "ese tío es gito". Seguramente por contracción de "gitano".
Pues bien, desde el siglo XVI, ha existido en el enlace entre el Baluarte del Labrit y el Frente de Tejería un frontón "natural" que, desde 1920 ca fue utilizado asiduamente com tal. En las fotos más antiguas siempre aparece gente jugando a pelota. 
Gentileza de Los 13 de Tejería
Y como los gitanos de la zona (Merced, Tejería, San Agustín...) eran los más habituales, alguna cuadrilla castiza y con mucha guasa -parodiando a los Jai Alai de Florida o de Madrid- bautizó, extraoficialmente, al frontón como "Gito-Alai", mitad jerga ('gito, gitano'), mitad vasco ('alai', 'alegre').
Fue en mayo de 1962 (ver hemeroteca DN) cuando el Ayuntamiento acondicionó el frontón para jugar a hockey sobre patines, cerrando la pista con una valla y bautizándolo incomprensiblemente como "Jito Alai", con "J", despistando, así, de su verdadero origen (gito). Lo digo porque  en vasco gitano se dice ijito, no jito, que tiene otro significado (deriva, abatimiento).

4. El Biru, el lugar más alto Pamplona
El Biru, el lugar más alto del Casco Viejo
De una tacada, voy a añadir dos cosas que sí podrían figurar en la reseña del Ayuntamiento sobre el Baluarte del Labrit.
Una es su nombre popular, al menos, desde los años 20 hasta los 60. Cuando yo era niño, llamábamos al Baluarte del Labrit "el Biru". Nunca supe de dónde salió ese nombre hasta que hace unos años descubrí -vía Ollaquindia, Martínez de Lecea, Arazuri- que los gitanos de la zona llamaban al baluarte del Labrit "birugarte" (como 'fragoneta' a la furgoneta), y acortando, "biru". En este pie de foto de Los 13 de Tejería es donde he encontrado el último vestigio de que esa denominación fue real:
"al fondo se aprecia el biru garte con sus grandes postes para el tendido eléctrico"
chincheta del Bar Bilbao
Y la segunda es que el Biru de mi infancia es el punto más elevado del Casco Viejo de la Ciudad. 
No, no lo es la "chincheta del Bar Bilbao" (447,26), ni el atrio de la Catedral (poco más de 448), ni el Bar Gaucho (449,96). Dejando fuera los ensanches, Mendillorri y nuevos barrios, el punto más alto de la Pamplona de los tres burgos es el Baluarte de Labrit -el Biru de mi infancia- con sus 455,16 m.

No hay comentarios: