Páginas vistas en total

domingo, 24 de marzo de 2019

Antonio Archanco, el alcalde que quiso ser mozo

Solía decir el buen corredor Miguel Ángel Eguíluz (minuto 4'48'') que, cuando haces un buen encierro, te sientes más importante que el Alcalde de Pamplona (lo dijo antes de que alguno desprestigiara el cargo).
Cuando el amigo José Castells Archanco me ha mandado estas fotos de su abuelo, Antonio Archanco Zubiri, trajeado como corresponde a un Alcalde (Octubre de 1942 - Diciembre de 1944), incluso vara en mano, intentando reconducir a un toro rezagado, me he preguntado cómo se habría sentido don Antonio tras su temeraria acción. 
Y tengo clara cuál habría sido su respuesta: "Me he sentido... como un mozo más".
Aparecen en la foto (las tres son de Galle) no menos de seis guardias, uno de los cuales parece decirle al Alcalde: "pero, don Antonio, ¿qué hace usted? ¡Ande, retírese, que nos tiene a todos en vilo!
Me dice Jose: "Más que hazaña me parece un locura lo que hizo y algún capón le habría arreado mi abuela al llegar a casa. A mí me lo contó hace años Manolo Aldave, pamplonés de 1915, castizo de la calleja de la merced, pero no le creí."
Don Antonio Archanco parece hacer caso a la autoridad y se retira a un segundo plano, dejando el protagonismo a otros mozos. Varios guardias ya se han retirado, buscando la protección de algún portal.
Estamos al final de Estafeta de un encierro de los Sanfermines de 1943. Detrás del toro se ha formado -para darle espacio al toro y facilitar que no se vuelva- una barrera de mozos a la altura de lo que desde 1956 es el Bar Fitero y entonces era el Bar Prados. 
El cornúpeta ha adelantado unos metros en la buena dirección y está a la altura de la calle Tejería, a nuestra derecha.
Echo en falta al gran Germiniano (¡vaya nombrecito!) Moncayola, con su boina, su vara y su blusa, que hizo de pastor desde el 29 al 45. Seguro que no andaría lejos.
Un mozo de ropa oscura cita de cerca al morlaco que, ahora sí, parece que avanza con un trote más decidido. El Alcalde, con toda tranquilidad, observa la jugada. Dos guardias (y medio) siguen en el recorrido. 
No vemos el desenlace, pero no debió de pasar nada ya que la hemeroteca de los Sanfermines de 1943 ni siquiera reseña la presencia de Antonio Archanco en el recorrido del Encierro. 
Lo que me resulta extrañísimo, ya que no creo que haya habido otro alcalde que haya corrido, trajeado como corresponde al cargo, delante del toro. Y sin trajear, yo creo que tampoco.

A. Archanco en los SF de 1944
Y al año siguiente -1944- lo vemos en los momentos previos al chupinazo en el balcón del Ayuntamiento. Es el que tiene la cara más adelantada y sonriente:

Y de este mismo año de 1944 ya saqué en su día este NO-DO  en el que con toda claridad se puede ver al Alcalde Sr. Antonio Archanco desfilando parsimoniosamente. 

Álbum de Antonio Archanco
Su nieto, José Castells Archanco, lo reconoció inmediatamente en las imágenes y me proporcionó este magnífico álbum Antonio Archanco, Alcalde de Pamplona, al que añado ahora estas tres fotos del alcalde-corredor

2 comentarios:

Maria Luisa Aguayo Arrizurieta lo dijo...

Gracias por Aparecer en Mí Móvil, Hace Muchos Días yo diría meses que no me aparecían Tus Magistrales Clases de Historias Deseo Te Encuentres Bien de Salud. Un Abrazo

Patxi Mendiburu dijo...

Me han tenido estos de Facebook bloqueado 3 veces sin dar ninguna explicación. Lo siento y gracias por tu interés