Páginas vistas en total

lunes, 9 de julio de 2018

Rebeca Madurga: El Vals, ¿de Astráin?

Rebeca Madurga Contiente
Cuando, en 1973, Fernando Pérez Ollo escribió un librito de 46 páginas sobre el vals de las vísperas de San Fermín y su autor, ya puso en duda la autoría de Astráin: "debió de escribir...". Así pues, no nos pilla de sorpresa la afirmación -aún más contundente- de Rebeca Madurga: “Estoy convencida de que el autor  del vals del Riau Riau no fue Astráin”.
Fernando Pérez Ollo

1. Enciclopedia navarra
Veamos, en primer lugar, lo que dice la Gran Enciclopedia de Navarra, basado en el trabajo de Fernando, investigador concienzudo donde los haya:
ASTRÁIN REMÓN, Miguel
(Pamplona, 8.5.1850-8.11.1895). Instrumentista, compositor y profesor de música. Él se definió como profesional del cornetín que conocía a fondo los instrumentos de metal y era capaz de escribir para banda. Alumno de la academia fundada por Mariano García, estudió solfeo, piano, clarinete y cornetín. 

Miguel Astráin con la Banda de la misericordia
Fue profesor en la orquesta del Teatro de Pamplona, profesor en la Academia de Música y director de la Banda de Música de la Casa de Misericordia (1883). Oscuro músico local, autor de piezas circunstanciales, profesor pluriempleado, Astráin ha pasado a la historia de su ciudad por una sola obra, un vals, La alegría de San Fermín, que debió de escribir y estrenar con la citada banda de música, presente en la marcha oficial a vísperas de San Fermín en la tarde del 6 de julio. Hoy la pieza se conoce como “Vals de Astráin”.

No se sabe el año de composición y la partitura archivada en el Ayuntamiento a petición de la Comisión de Fomento (1907) es obra de Venancio del Hoyo, músico mayor militar, que percibió cinco duros por su trabajo.

El Ayuntamiento de Pamplona dedicó una calle a Astráin en 1980.

Bibliografía

F. Pérez Ollo, "Miguel Astráin, el vals y el riau-riau", (Pamplona, 1973).

2. Grabación del Vals
El vídeo lo grabé en enero de 2014 y tiene la particularidad (además del baile del director, Jesús Garisoain) de que Miguel Ángel Alústiza (relaciones públicas de la Meca) nos recuerda que Astráin fue el tercer director de la Banda de la Casa de Misericordia y que esa Banda fue quien estrenó el Vals

3. Entrevista a Rebeca Madurga
Rebeca Madurga Continente, de 36 años, madre de dos niños de 2 y 5 años, natural de Cortes y vecina de Sarriguren, es musicóloga y este mismo año se ha doctorado por la UPNA con una tesis sobre el panorama musical del siglo XIX en Pamplona.

“Estoy convencida de que el autor  del vals del Riau Riau no fue Astráin”
Ha investigado el origen del vals de Astráin y sus conclusiones son muy distintas del pensamiento generalizado. ¿Cuáles son? 
Estoy estudiándolo todavía pero en un artículo (una texto publicado en la revista ‘Príncipe de Viana’, pág. 979, de mayo-agosto) quise al menos sembrar la duda. El vals se ha atribuido a Astráin desde siempre, pero creo que esa atribución es equívoca. No veo que haya ninguna prueba que testifique que el autor sea  Miguel Astráin (músico y compositor pamplonés, 1850-1895). No existe noticia de ese vals hasta 1907 y eso que en ese periodo de finales del siglo XIX es un periodo del que se conserva mucha prensa. Y ningún periódico menciona nada  de ese vals ni de que se toque una melodía específica para ese trayecto de las vísperas de San Fermín. 
¿Cuándo se habla de esa pieza? 
No es hasta 1910  cuando en Diario de Navarra se habla de un clásico y tradicional vals, pero no dice nada de su autoría ni del título. Hay que esperar hasta 1915, también en Diario de Navarra, cuando otro artículo hable de que las músicas correspondientes (las bandas de músicas) interpretaron el clásico y tradicional del maestro Astráin. Desde entonces esa misma nota de prensa, ese texto, se repitió muchos años cada 6 de julio.  
Sí que existe una partitura. 
Es de 1907 y se conserva en el Archivo Municipal, pero no  menciona ninguna autoría, salvo que la entregó el músico mayor del Regimiento América.  El titulo sí es La alegría de San Fermín, vals por Astráin, que puede ser  una dedicatoria. 
¿Entonces?  
Silvanio Cervantes con su banda militar
Estoy convencida de que no fue la banda de la Casa de Misericordia que dirigía Miguel Astráin la que difundió este vals, sino que fueron las bandas de los regimientos a partir de 1910. Hasta  1914 no se habla de que la gente coreaba este vals. Y Miguel Astráin había muerto en 1895. Son muchos años como para no se hable de esta pieza como clásica hasta 1910. La primera nota de prensa que encuentro es de 1907 , y no es de las vísperas, sino de un concierto que da la banda del Regimiento América en verano en la Plaza del Castillo. Me da la sensación de que esta pieza se estrenó en 1907, que al Ayuntamiento le gustó esta melodía, y que la comisión de Fomento pidió una copia de la partitura.  Por eso existe en el archivo. Es más, incluso en 1914 hay un artículo en Diario de Navarra que habla de este vals ya conocido pero de autor anónimo.  
¿Tiene idea de quién puede ser entonces el autor? 
Estoy convencida de que no es de Miguel Astráin, pero estamos investigando todavía de quién es. Estamos intentando comprobar si pudiera ser Silvanio Cervantes, el primer director de la Pamplonesa. Tenemos indicios, pero todavía no lo podemos asegurar. En su casa encontramos partituras y partichelas tituladas Vals Astráin firmadas con su nombre. 
Ignacio Baleztena
Silvanio Cervantes casualmente era de Astráin. Hasta la caligrafía de esas partituras coincide en gran parte con la del Archivo Municipal. Pero nos faltan fechas por comprobar. Puede que no firmara la partitura porque entonces Cervantes tenía 16 años y porque fue el músico mayor el que la entregó al Ayuntamiento.

4. Alguna pega a la hipótesis de la autoría de S. Cervantes
Si el autor del Vals fuera Silvanio Cervantes, Ignacio Baleztena, buen amigo suyo y a quien Silvanio hacía partituras para todas sus ocurrenshias, lo habría dicho en sus abundantes escritos y habría quedado registrado en el blog "Premín de Iruña", escrito por Javier, hijo de Ignacio.
Precisamente, Javier nos dice que su padre hizo la primera letra para el Vals para la que Silvanio hizo el consiguiente arreglo musical. Ello explicaría por qué en casa de Silvanio había partituras con ese nombre.
Si preguntamos en la BNE por Miguel Astráin Remón, nos sorprenderá no encontrar absolutamente nada. Y si lo hacemos por La alegría en San Fermín, sí que nos aparece Silvanio, pero se trata de una harmonización de ca. 1932, 25 años después de la partitura original. Lo bueno es que está digitalizada y que la podemos escuchar junto con Las Pamplonas (Baleztena-Cervantes).
De todos modos, esperaremos con ansiedad las investigaciones de Rebeca, a la que deseamos de corazón que llegue a un resultado concluyente.

2 comentarios:

Unknown dijo...

SRES DE LA REDADCION DE "DIARIO DE NAVARRA":
Mi abuelo, Gerardo Astrain Berástegui, con el que conviví los últimos 20 años de su vida (1876-1966) me transmitió con la naturalidad que se desprende de un trato familiar, que su padre, mi bisabuelo, Miguel Astrain Remón había sido músico y compositor, recordándosele en Pamplona por su Obra "La Alegría de San Fermín", llamado popularmente "El Vals de Astrain" y también "El Riau-Riau" por el estribillo con que se remataban las estrofas de su letra.
Personalmente he participado en diversos 6 de julio en el Acto de Homenaje de la Ciudad a Su Patrono donde, entonces, en los años 60 del siglo XX, se interpretaba el vals hasta la extenuación de músicos y mozos desde el Ayuntamiento hasta la iglesia de San Lorenzo.
En mi condición de bilbaino me conformo con sentir una cierta satisfacción por la memoria de mi antepasado, más aun cuando se le dedicó una calle de la ciudad, detalle que conocí por parientes Astrain que residen en Pamplona.
El año pasado el "Diario de Navarra" publicó un recuerdo homenaje a mi bisabuelo el 7 de octubre de 2017 ver página 71, Sección "Pasrela" en el que me vi involucrado por mor de alguna filtración acerca de mi presencia en la Ciudad.Debo reconocer que el evento fue satisfactorio

Por el contrario debo señalar que el artículo que el mismo dla de San Fermín de 2018 se publica por este Diario me ha disgustado.
No puedo comprender que una persona de corta edad, no pamplonesa, en principio sin motivación para tratar de destruir una conciencia social y ciudadana tan arraigada, se atreva a sembrar unas dudas que ella misma no puede cimentar con rotundidad.
Asímismo cabría intuir en la persona autora de ese trabajo una actitud de ligereza en la reflexión o incluso menosprecio hacia el equipo de trabajo que otorgó la titularidad de la calle MIguel Astrain.
Si los datos que aparecen en el artículo son reales, este hecho sucedió antes de que la autora hubiese siquiera nacido.

Por mi parte debo manifestar que los documentos que he heredado de mi familia son absolutamente privados.

Unknown dijo...

Por error no he mencionado mi nombre: Aurelio Emparan Astrain