Páginas vistas en total

jueves, 21 de junio de 2018

Inma Vílchez y los Sanfermines


Paquirri SF1971 Pío Guerendiáin
(gentileza de Jesusmari Astráin)
Inma Vílchez quiere también entrar en el falso debate sobre el toro que nos quieren imponer en Pamplona desde las instancias de Bildu. Digo falso, porque donde pueden quitar las corridas (léase San Sebastián), las han quitado sin ningún debate.
Ella sabe -lo mismo que Asirón, pero éste se lo calla-  que sin corrida no hay encierro. Y sin toro, no hay Sanfermín que valga. ¡Que se lo pregunten a Chiquito de Amorebieta
Sabe Inma Vílchez también que, como dice Cossío, "la cuna del toreo a pie fue Navarra (...) pero su trasformación en arte se debe a Andalucía".
Por eso, porque el toro es un lazo muy fuerte, que une intensamente a Navarra con el resto de España, es por lo que, de momento, abren el debate para, en cuanto puedan, darle la puntilla al toro (corridas y encierros), la esencia de los Sanfermines.

Pero dejémosle a Inma, iliturgitana y maestra, aficionada a la poesía y defensora del mundo del toro sin complejos, que nos emocione con sus sevillanas dedicadas al arte del toreo.

Nota: he puesto algunos enlaces porque estoy convencido de que a algunos -aunque sean pocos- lo que les lleva al odio es el desconocimiento


Más taurina que el albero
I
Un día escuché decir
que el toreo no es un arte,
que el toreo no es un arte,
pues que me expliquen, entonces,
qué es lo que hace Morante,
la mano izquierda del Cid,
la clase de Talavante
la clase de Talavante,
el valor de Roca Rey,
temple, Dámaso González,
maestría, Enrique Ponce,
la casta de Manzanares.

Y que digan lo que quieran,
Que hablen los que no saben,
Y que critique la gente,
Que el toreo es un arte,
le pese y a quien le pese

II
Si yo volviera a nacer,
taurina yo nacería
taurina yo nacería
pa’ poder emocionarme
con Román por saltilleras,
Finito por naturales,
Castella por tafalleras
Castella por tafalleras,
nadie como Manolete,

Y que digan lo que quieran,
Que hablen los que no saben,
Que, como decía mi abuelo,
Yo me siento orgullosa
de ser más taurina que el albero  
III
La juventud es un don
que Dios da por algún tiempo
que Dios da por algún tiempo
y el que se viste de luces,
ya nació siendo torero
y si no que le pregunten
a Gonzalo Caballero
a Gonzalo Caballero,
si torea Ginés Marín,
aquí pierdo yo el sentío
y los hermanos Adame
enloquecen los tendíos.

Muero con José Garrido,
Y con Álvaro Lorenzo,
Y que critique la gente,
Que el toreo es un arte,
le pese y a quien le pese

IV
Voy a morir con la pena
de no verlos torear,
de no verlos torear,
con esos pases cambiaos,
no vi a Antonio Bienvenida
ni el toreo serio de El Viti,
cada tarde de corrida
cada tarde de corrida,
ni el capote de Camino,
chicuelinas de Chicuelo,
Joselito en su pureza,
Gallo, el rey de los toreros.

Y que digan lo que quieran,
Que hablen los que no saben,
Que como decía mi abuelo,
Yo me siento orgullosa
de ser más taurina que el albero

No hay comentarios: