Páginas vistas en el último mes

sábado, 2 de diciembre de 2017

Una Medalla para una placa


El pasado jueves, día 30 de noviembre, se celebró pleno en el Ayuntamiento de Ansoáin. Y como me anticipó Arantxa, UPN presentó una moción para la retirada de la placa, dedicada a Arturo Campión, que hay en dicha localidad.
Al día siguiente, a primera hora de la mañana me daba la mala noticia:
“Buenos días, Pachi. Nos pusieron a caer de un burro ayer. Y salvo el PSN todos votaron en contra. Nos tacharon de oportunistas y hasta I-E se permitió el lujo de decir que no se podía mirar con los ojos del presente actos del pasado... En fin, que ahora ya no procede juzgar la historia...”
No esperaba otra cosa.
Pero, aunque uno perdió hace tiempo la confianza en la bondad de los defensores de ciertas causas, no había perdido del todo la confianza en su inteligencia o, al menos, su sagacidad y astucia.
Arantxa Arias, concejal de UPN en Ansoáin
Con la nueva ocasión perdida, cada día me convenzo más de que, además de malos, son bastante torpes.
Porque -dime tú a mí- si lo que se pretende es amabilizar el euskera, que la gente de Ansoáin, y de Navarra en general, se sienta atraída por él, que el euskera genere simpatías… ¡cómo se puede permitir una placa que -encima en castellano- insulta gravemente, que llama siervos y esclavos a quienes usamos la lengua española -por cierto, lengua propia de Navarra- a diario, esto es, al 100% de los navarros!
Así el euskera no hace amigos.
Parece mentira que en 32 años ningún nacionalista haya denunciado -en público; en privado, seguro que sí- el inmenso daño que esa placa de Ansoáin está haciendo a la lengua vasca. ¡Si aún estuviera escrita en euskera!
El Noticias esta vez no es Menticias
Señalaba el Noticias (05.11.17) -y esta vez no le falta razón- que, estando el PSN en la alcaldía, hace 8 años reclamé su retirada y no tuvieron ni la educación de responder
"Durante 30 años la Alcaldía del municipio ha estado en manos del PSN, sin que los socialistas hayan considerado un agravio su presencia (de la placa de Campión) ni hayan planteado su retirada... El Ayuntamiento, con el PSN al frente, ni siquiera respondió."
Y sigo sin entender por qué, mientras ha estado en sus manos, no han tenido el valor cívico de retirarla. Les salva el que ahora -cuando ya no pueden- han votado a favor de retirar la dichosa placa
¿Hace falta decir cuál de las dos situaciones es la real?
Lo dicho: son torpes
El Cuatripartito derogó la Ley de Símbolos para poder colocar legalmente la inevitable (¡qué cansos!) ikurriña.
Se picaron cuando convocamos la manifestación en defensa de la bandera de Navarra. Decían: "la bandera de Navarra no corre peligro". 
Se asustaron -y mucho- cuando vieron que no éramos cuatro pelaos los que salimos el 3 de junio y se dieron cuenta de que, cuando Navarra dice: "hasta aquí hemos llegado", somos muchos, muchísimos más de los que ellos creen.
Carmen Ímaz los echó del homenaje a su padre
Y parieron la gran idea: "vamos a darles la Medalla de Navarra a los que crearon (dijeron al principio), diseñaron (luego) la bandera. Así demostraremos a los del 3 de Junio que nosotros también la defendemos".
Pero la idea llega tarde y mal. Les pasa lo mismo que con las víctimas del terrorismo. 
Dicen querer estar con 'todas las víctimas' y acaban no estando con las víctimas y sí con los verdugos.
Dicen querer estar con la bandera de Navarra y acaban estando con la ikurriña y con la de Navarra mutilada: sin corona ni cadenas. 
Y, para más inri, le dan la medalla a Arturo Campión, el de la placa de Ansoáin, que tantos amigos ha hecho para el euskera.
Lo dicho: malos y torpes.

2 comentarios:

María dijo...

Por si acaso quedaba alguna duda de que las "críticas" de IE a la lamentable concesión de la medalla de oro a la xenofobia de Campión era un mero postureo, IE se ha retratado como lo que es (la chacha del nacionalismo) en esta votación de Ansoáin.

"Rechazaron" la concesión de la medalla a Campión por puro postureo, porque sabían que su "rechazo" no iba a tener ninguna consencuencia, porque la decisión era de Barkos y no la iba a cambiar.
Sin embargo, se han negado a votar en contra de esa placa racista de Ansoáin porque en este caso su voto sí que habría tenido consecuencias.

La hipocresía en política, es lamentable.
La mediocridad en política, es lamentable.
El poltronerismo en política, es lamentable.
La suma de todo ello, es insultante.

Ispán dijo...


Que razón lleva doña María.
Para colmo no creo que los ascendientes del sr. Campión se entendieran en vascuence, si no los paternos en dialecto piamontés o su padre en español, y por los maternos pues en español, pues poco o nada eusquérico me suena el Jaimebon o Jaime Bon.
Y lo del I-E y demas pues ya se sabe porteadores del separatismo y pésimos imitadores de Maquiavelo. "Cosas tenedes, Cid, que farán fablar las piedras»!Que tiempos!