Páginas vistas en el último mes

sábado, 24 de junio de 2017

La superioridad moral del batasuno (J. Ancín)

Compraba en Hipercor. Ya sabes, un centro con intereses franceses
La mayor corrupción que tenemos en Navarra no es la económica. 
Es la corrupción moral de quienes -30 años después- son aún incapaces de condenar el atentado de Hipercor, mientras llenan la ciudad y las redes de propaganda hipócrita contra las agresiones sexistas. 
Y -dejando de lado las dietas de la Barcos- la de quienes se apoyan en ellos para seguir recogiendo las nueces.
La mayor corrupción es que un navarro, como tú y como yo, que defiende su bandera, sea considerado como un elemento de la ultraderecha y no pueda estar tranquilo en ciertos pueblos, en ciertos barrios o a ciertas horas.
La mayor corrupción es que, aunque ETA ya no mate, no nos dejen vivir en paz. Y menos en libertad.
Nos lo cuenta Javier Ancín:

La superioridad moral del batasuno

Vaya por Dios, los batasunos no se suman a los actos de homenaje a las víctimas de la masacre de Hipercor en Barcelona ni condenan la salvajada perpetrada en nombre, digámoslo así, de su ideología nacionalista vasca.
Cojonudo, es decir, lo de siempre. 21 muertos abrasados, entre ellos 4 críos, les va bien para sus cosas de hacer países locoides y tal. Y no les falta razón, en Pamplona esa ideología gobierna la ciudad, y estoy convencido de que repetirá la próxima legislatura, y en la diputación no sé si gobiernan pero que recogen nueces, a puñados, lo saben hasta en Laponia.
¿Para qué iban a renegar de la violencia que les ha hecho ganar poder? Pues eso, que la muerte y la destrucción lejos de costarles votos se los dio. La violencia fue políticamente muy rentable. La enfermedad moral de gran parte de la sociedad es terrible, pero qué más da, se olvida todo rápido, pelillos a la mar, se corren un montón de cortinas de humo, que si Franco, que si no toleramos agresiones sexistas y a disfrutar del poder conseguido en los últimos 40 años. Cuarenta. XL. Casi medio siglo.
Puedes continuar leyendo el artículo del 21 de junio en Navarra.com

1 comentario:

Ispán dijo...


Efectivamente, el terrorismo etarra , sus corifeos ,equidistantes y comprensivos es la mayor corrupción moral y un corolario económico que ha sufrido España , en una parte de su territorio, desde que el pretor Galba andaba cortando manos de lusitanos. Ha sido en definitiva una mafia, vease cual era la especialidad de esta, que se ha mantenido sobre el asesinato, y por el secuestro ,la extorsión y el bandidaje. Ha sido ademas aprovechado no solo politicamente si no económicamente. ¿ Donde estan y donde se ingresaron los cientos de millones de euros productos de la extorsión continuada? ¿ Donde se invirtieron y donde se depositaron? ¿ Que empresas desde todo tipo incluido el aparato de propaganda se crearon ? ¿ Quienes las dirigían? ¿ Cuanto se pagaban a los chivatos de los pueblos para espiar a sus convecinos y ponerlos en la diana? ¿ Que se pagaba y a quienes por los pases de frontera? ¿ Cuanto ha servido con fines políticos?
Esto es en lo tangible económicamente , en lo intangible, en lo moral a la vista está y basta leer el artículo.