Páginas vistas en el último mes

lunes, 17 de abril de 2017

El Escudo, de Pamplona y punto

1932 (Arazuri) Escudo original de la Plaza de Toros de Pamplona, modificado en 1935
El escudo de Pamplona quedó fijado por Carlos III en el Privilegio de la Unión (1423).
«En campo de azur, león pasante de plata, lampasado y armado de gules y surmontado, al centro, por corona real de oro. En bordura lleva las armas de Navarra, cadenas de oro sobre gules.»
Corona ducal


Dicho escudo supera a y prevalece sobre los escudos de cada uno de los burgos (Navarrería, San Cernin y San Nicolás), anteriormente en guerra continua.
Se trata, pues, de un escudo de unidad, superador de las diferencias entre los burgos. Es a partir de entonces cuando podemos hablar propiamente de pamploneses.
Cuando hace unos días presenté el artículo de Palacios sobre la bandera republicana, puse como imagen de cabecera la del escudo republicano de Pamplona, situado sobre la puerta principal de la Plaza de Toros. Y lo hice con una doble intención:
Escudo republicano Plaza de Toros Pamplona
- mostrar la tolerancia que desde que se puso, en 1935, ha habido hacia él por parte de Dictadura, Democracia y Monarquía
- mostrar que si ya fue un error -grave error- cambiar el color tradicional de la bandera de España, también lo fue -a menor escala, pero grave error- cambiar las características del escudo de Pamplona, vigentes desde 1423. Si en origen el escudo fue superador de bandos, no puede volver a ser un escudo de un bando.
Mirando algún otro escudo de Pamplona, en tres dimensiones, he recordado el de las Escuelas de San Francisco, construidas entre 1902 y 1905. Y ahí está, con las mismas características de su origen, impertérrito ante Dictaduras o Democracias, Repúblicas o Monarquías.
Escudo de Pamplona de las Escuelas de San Francisco, terminadas en 1905
Buscando información sobre el Escudo de Pamplona en internet di con un escrito muy reciente de
Pedro Saéz Martínez de Ubago, quien presenta una documentación fundamental para saber qué es lo que ocurrió con ese escudo de la Plaza de Toros. Gracias a ella sabemos que se hizo en Marzo de 1935, que costó 54,95 pesetas, que lo hizo Asurmendi y Cía... Pero lo más importante: que Asurmendi cobró "por arreglos en el escudo de la puerta principal de la Plaza de Toros". 
Lo que significa dos cosas:
- que antes ya había un escudo, el original, el de Pamplona, al cual le quitaron la corona real (sobre el león) y la ducal (sobre el conjunto del blasón), y las sustituyeron por coronas murales 
- que hicieron el cambio discretamente, sin publicidad, casi clandestinamente, o como una ocurrenshia, dando por hecho que no era ninguna reivindicación, y menos de los pamploneses.
Tan discretos fueron esos arreglos que estoy convencido de que el 99,99% de los pamploneses -al menos durante los 40 años de Dictadura- nunca supieron lo que había sobre sus cabezas cuando entraban en la Plaza.

Y me da la impresión de que quienes el 14 de abril de este año han hecho una convocatoria bajo dicho escudo, se han enterado también recientemente, ya que no lo han hecho durante el montón de años anteriores. Y que, en el caso de hacerse algún homenaje, éste debería ser para quienes durante 82 años han tolerado su existencia, a pesar de no comulgar ni con el cambio de escudo ni con lo que dicho escudo representa.
En conclusión: dejemos en paz al Escudo y no hagamos escudos de bandos: republicanos, monárquicos, de Dictadura, de Democracia, feminista (con leona, en vez de león), para vascos (con boina, en vez de corona)... El Escudo, de Pamplona-Iruña y punto.

No hay comentarios: