Páginas vistas en el último mes

domingo, 26 de marzo de 2017

Navarros de segunda


Cuando, por discrepar de este proyecto de decreto sobre el vascuence en la administración, la misma Presidente Barcos acusa a Esparza y a UPN de buscar la desaparición del euskera, no es extraño que en las redes sociales los insultos pasen al plano personal. Por ello resulta hasta humillante que Juan Frommknecht -previsoramente- tenga que empezar mostrando su actitud positiva hacia la lengua vasca.

Estos comentarios son el pan de cada día en Aupa Iruña (pincha)
Por Juan Frommknecht
Y tengo que decir que sí, que objetivamente Javier Esparza, nuestro presidente, tenía toda la razón en un tema absolutamente crucial para nosotros y nuestros hijos. Intentaré demostrarlo personal y técnicamente.
Actitud personal
Debo comenzar por decir que procedo de una familia donde, desde que tengo uso de razón, se ha tenido un cariño especial por el euskera, lo vasco, sus tradiciones y costumbres.
Las vacaciones familiares se pasaban en un pueblo de la costa vizcaína, gran parte de mis amigos tienen el vascuence como lengua materna, mi mujer habla la lengua y dos de mis tres hijos tienen nombres en vascuence. No creo por lo tanto que así, a priori, se me pueda considerar enemigo de lo vasco, muy al contrario.

Aspectos técnicos
Ello no quita para que deba mostrar mi desacuerdo sobre la normativa que va a regular el uso del vascuence en las administraciones de Navarra, ya que, llevados de un excesivo e interesado proteccionismo, acaba discriminando a los navarros, inmensa mayoría, que no conocen el idioma y hará imposible el acceso de nuestros hijos al empleo público en su tierra.
Los objetivos del decreto enumerados en su artículo 3 son los siguientes:

a) En los servicios centrales de la Administración de la Comunidad Foral de Navarra, posibilitar el empleo del euskera y del castellano como lenguas de servicio a la ciudadanía, y establecer los criterios de uso lingüístico para dichos servicios. 

b) En la zona vascófona, posibilitar el empleo indistinto de cualquiera de las dos lenguas oficiales como lenguas de trabajo de las administraciones públicas y como lenguas de servicio a la ciudadanía, y establecer los criterios de uso lingüístico. 

c) En las zonas mixta y no vascófona, posibilitar el empleo del euskera y del castellano como lenguas de servicio a la ciudadanía, y establecer los criterios de uso lingüístico acordes a las características sociolingüísticas de cada ámbito de aplicación.
El artículo 9.4, por lo que respecta a la atención oral, establece que los servicios centrales de las administraciones públicas y de las entidades del sector público institucional adoptarán las medidas necesarias para garantizar el ejercicio del derecho de la ciudadanía a ser atendida en euskera. A tal artículo remite posteriormente el artículo 34 del borrador respecto a los puestos bilingües en la administración local. Recordemos, al ser bilingües, esos puestos deberán contar con el conocimiento preceptivo del vascuence.
La traducción práctica de este artículo va a consistir en la creación de un número importante de plazas en la Plantilla Orgánica de la comunidad foral y de las entidades locales donde el conocimiento del vascuence sea preceptivo, es decir, a los que no puedan optar otras personas que las que acrediten el conocimiento del idioma, y otras muchas en las que se valore como mérito. Y creo que estaremos todos de acuerdo en que puntuar con hasta un 23% el vascuence en la zona vascófona, donde ya existirán gran cantidad de plazas donde el idioma sea preceptivo, hará imposible que esa plaza la consiga ningún opositor que no conozca la lengua, ya que, con 22 puntos sobre cien de ventaja respecto al conocedor de la lengua, sería superado por éste tras la valoración del mérito.
Algo muy semejante puede decirse de la valoración del mérito en la administración central y en la zona mixta, donde podrá valorarse con hasta 14 puntos el vascuence, diferencia insalvable para quienes no conocen el idioma. Y repito, además de estas plazas, existirán muchas más en las que, al ser preceptivo el vascuence, si no acreditas el idioma, no podrás ni opositar.
Llama poderosamente la atención que, en la zona no vascófona, también las entidades locales puedan reservar plazas con conocimiento preceptivo del vascuence, y puedan determinar qué puestos de la plantilla orgánica -repetimos, en la zona no vascófona- pueden valorar como mérito, y ni más ni menos que hasta un 7%. El conocimiento del euskera, en una zona donde el decreto no garantiza la atención al euskera (art 38 y 39 del borrador de decreto).
Si a ello sumamos los proyectos de anexión de un número considerable de municipios de la zona no vascófona a la zona mixta, con las exigencias de que aunque solo exista un ciudadano que se dirija a cualquier estamento de la administración, ésta tenga que garantizar su derecho a ser atendido en vascuence, lo que hará que se creen en estas localidades multitud de plazas con dicha lengua como preceptiva o como mérito de hasta el 14%, la lectura global que podemos hacer de este todavía borrador de decreto es la siguiente: En un corto periodo de tiempo el 86% de los navarros -que no conocen el vascuence- no van a poder concurrir al 50% o más de la oferta pública de empleo en Navarra, o lo podrán hacer en una desigualdad manifiesta de oportunidades.
Cada cual que saque sus conclusiones.

Las del presidente eran a mi juicio, impecables.

3 comentarios:

Ispan dijo...

Lo que parece es que el gobierno de coaliciones del nacionalismo , pese a que una izquierda irreconocible lo sostenga , llegó para eso, la imposición en toda Navarra del unificado académico como parte de un proyecto político más amplio de imitación vascongada y en ello están , aunque multitud de navarros no vascoparlantes quedarían discriminados en acceso a funcionariado o empleo público.
En cuanto al mapa tal como resulta, me suscita las siguientes preguntas, bien entendido que puedo estar equivocado , ¿ cuándo se hablo vascuence en Tafalla o en Sangüesa? ¿ No es muy aventurado lo de Estella , ciudad que nace con pobladores no navarros y con un fuero similar al de Jaca , que no estaría escrito en vascuence?. Y otra cuestión, el que los riberos no quieran batúa , el éxito de las preinscripciones lo confirman, ¿significa que quieren la desaparición del eusquera?. De verdad, ¿saben los que parecen imitadores vascongados historia de Navarra y su formación plural?.

Anónimo dijo...

En realidad pasarán a la zona mixta los ayuntamientos que así lo pidan de forma voluntaria. Y estar en la zona mixta supone más un compromiso que una obligación de cara al vascuence. De hecho, no existe ni tan siquiera, como obligación, tener que valorar vascuence en la oferta pública del municipio. No obliga, tal cual. Por añadir al tema algo más, diré que soy funcionario de Gobierno de Navarra y en todo mi departamento (obras públicas, que realmente ya no es departamento, sino dirección general) no se exige ni valora conocimiento de vascuence en ninguna plaza, cuando muchas de ellas están en zona vascófona (centros de trabajo en oronoz e irurzun) y mixta (aoiz, pamplona, estella, etc.) y contemplan atención al ciudadano. En ninguna. En mi caso concreto, tengo mi puesto en Pamplona pero mi ámbito de responsabilidad abarca las 3 zonas lingüisticas, esto es, toda Navarra. En mi oposición se valoró con 10 puntos sobre 100 el conocimiento de inglés y con 0 puntos el de vascuence. Jamás he usado el inglés en mi trabajo salvo para alguna consulta por mail pero más por inquietud personal/profesional que por necesidad u obligación. Sin embargo, con frecuencia entre semanal y quincenal recibo instancias/solicitudes en vascuence de ciudadanos o concejos/ayuntamientos de zona mixta o vascuence que debo atender (propiamente de mi puesto, o haciendo de "traductor" a compañeros). En fin, por informar también un poco de la parte de realidad que conozco en relación con el vascuence y la Admón.

Anónimo dijo...

¿Qué opina de mi comentario? Veo que no lo publica ¿acaso es improcedente para exponerlo en la ciberágora?