Páginas vistas en el último mes

viernes, 27 de mayo de 2016

"Sol, buen sol" (canción de escuela)


Antes del siglo XX, los escolares sólo tenían fiesta -durante el curso- la tarde de los jueves. Se tenía clase todos los días, mañana y tarde, incluidos los domingos y festivos. Fue en 1904 cuando el Ministerio de Educación cedió ante las peticiones de la Iglesia que quería que los domingos los fieles asistieran a las funciones religiosas.
Cuando yo era niño (años 50), la cosa ya estaba mejor: además del domingo, me suena que ya teníamos libre la tarde del sábado. Y seguíamos manteniendo la tarde de los jueves sin clases. 
Pero, aunque las clases terminaban, los jueves también comíamos en las cantinas. Recuerdo perfectamente el menú del jueves (lo recitaba canturreando): "sopa, garbanzos con un trozo de chorizo y, de postre, leche". Y también me acuerdo de una cocinera (creo que se llamaba Camino) cuyo hijo (Martincho) estaba en mi clase.
Y no solo los escolares. La tarde de los jueves les daban suelta también a los chortas (así llamábamos en Pamplona a los quintos, los soldadicos que hacían la mili). Y a las chachas (empleadas de servicio doméstico, sirvientas). Os podéis imaginar las calles y plazas de Pamplona con todos los críos y mozos de suelta. 
Inge Morath San Fermín 1954
A veces pienso que el éxito del juevincho se debe a la añoranza de aquellos jueves infantiles y es un vestigio de esas tardes con las tascas llenas de chortas, bebiendo vino peleón.
Recuerdo oír algunas veces de niño eso de “Jueves, buen día para las mujeres”. Según he leído por ahí, era porque los jueves solía haber también mercado y podían hacer buenas compras.
Así que ya veis que los jueves eran días especiales y, lógicamente, además de refranes, tenían que tener su canción.  
De la que más conozco ("Sol, buen sol") recordaba bastantes trocitos pero me ha sorprendido una abuelita asturiana  que se la sabe completa y la canta requetebién. Marina tenía 93 años en 2015, así que la debió de aprender hacia 1930. Lucía, su bisnieta, la recogió a comienzos del año pasado e hizo una entrada bien bonita y muy instructiva.
Yo me he quedado con el audio y he colocado algunas imágenes del mundo de la escuela, especialmente de la Pamplona de mi infancia



Sol, buen sol
(popular)
Jueves llegó y hace mal día,
ya todo el cielo se encapotó.
Oh Virgen santa, mira la tierra,
con tu mirada brillará el sol.
Si brilla el sol con alegría,
canta el jilguero desde el balcón.
Cierren los libros, que dan las doce.
Basta de clase, que es jueves hoy.





Por la tarde a pasear,
que hoy no es día de estudiar.
Sol, buen sol,
cuando te escondes, quedamos tristes.
Sol, buen sol,
sal esta tarde, por favor.

1 comentario:

Rosa Sola Ruiz dijo...


En la escuela de mi pueblo también cantábamos esa canción con alguna diferencia, al salir de clase los jueves.
Me he hecho ilusión, que la recordaras.
"Recordar es fácil, para el que tiene memoria. olvidar es difícil, para el que tiene corazón"
Gabriel García Marquez
Una navarrica