Páginas vistas en total

sábado, 26 de julio de 2014

Brindemos por nuestro encuentro


Cuando se apaga el amor, demasiadas veces lo transformamos en odio y rencor; otras (no sé qué es peor), en indiferencia. Pero hay algunas parejas -auténticos artistas- que han sabido quedar como amigos. A estos últimos va dedicada "Bridemos por nuestro encuentro": a quienes, de vez en cuando, son capaces de quedar para echar un trago juntos.
Esta agradable y agradecida ranchera, compuesta por Ricardo Ceratto, tras atravesar el Atlántico, anidó en España (concretamente en Pamplona) en 1995, de la mano de los incombustibles Hermanos Anoz, en su disco "Folklore mexicano". Desde 2010 circula en diferentes versiones en YouTube, y en 2013 fue grabada también por José Luis Urbén y su gente.

Y me da la impresión de que cada vez se canta más y que este próximo verano (todos los años digo lo mismo, jajaja) puede arrasar en las fiestas de los pueblos, especialmente en Navarra (de ello se encargan los de Puro Relajo), Aragón y La Rioja.
Para facilitarlo, he puesto la letra (como la cantan los pioneros, los Hermanos Anoz; fijaos, detrás de ellos, en la fecha del cartel del fondo; tras 60 años en los escenarios, se retiraron en 2015):

  
Brindemos por nuestro encuentro
(Ricardo Ceratto)
Es un enorme placer volver de nuevo a encontrarnos,
porque dos grandes amigos hoy somos, después de amarnos.
Si tú te sientes feliz, feliz como yo me siento,
alza tu copa conmigo, brindemos por nuestro encuentro. 
Aunque beber me hace mal, nomás por este momento,
de veras, tan especial, por ti, por ti, sólo por ti..,
ésta se va p’a dentro. 
Dios quiera que haya otra vez, otra vez y otras mil veces,
qu’el gusto que hoy he tenido, el alma me lo agradece.
Mientras se vaya el amor y la amistad se retenga,
dice un refrán conocido: “no hay mal que por bien no venga”… 
Aunque beber me hace mal, nomás por este momento,
de veras, tan especial, por ti, por ti, sólo por ti..,
ésta se va p’a dentro.

Nota: Gracias, Conchi Andueza por tu aportación

4 comentarios:

Echenique dijo...

Eso de que beber me hace mal, pues no es así. Nos hace mucho bien con la moderación que nos pide el estudio de la CUN, que no es mucha. Hoy toca brindar por la amistad con un buen reserva o crianza. Yo particularmente brindo por Desolvidar. Que Dios nos lo conserve por muchos años, aunque a cierta Mutualidad no le guste el 112.

Anónimo dijo...

Precioso video, y una canción bellísima ....gracias Patxi por esta entrada ....Mientras se vaya la voz y la amistad se retenga,
dice un refrán conocido: “no hay mal que por bien no venga”… Aunque beber me hace mal, nomás por este momento,
A MI SI ME HACE MAL BEBER ....PERO EN ESTA OCASIÓN BRINDARE POR TI ....Y POR TU BLOG. Nuria de la Hoz

PENELOPE-GELU dijo...

Buenas noches, Patxi Mendiburu:
No encontraba el video y al final he visto que había que hacer clic en el título.
Me gustó mucho la película ‘Tasio’ .
No estoy de acuerdo en lo que dices de ...“mantener la amistad a pesar de haberse acabado el amor.”
Y como dice la canción: un brindis por el encuentro

Saludos

P.D.: La fotografía en B/N es fenomenal

Patxi Mendiburu dijo...

me gusta tu brevedad. Lo bueno si breve...

Amaia Lasa fue amiga mía.

Tras el amor, es mejor llevarse bien que mal.

Un encuentro o un reencuentro son siempre una buena excusa para echar un trago.

Te incluyo en la lista de distribución