Páginas vistas en total

miércoles, 26 de febrero de 2020

Bar Bilbao: noticias y anécdotas

Nos dijeron que la chincheta del Bar Bilbao era el punto más alto del Casco Viejo. Es falso.
Pero mira la foto de portada y verás que lo que esa chapa de metal señala es el aleph de Pamplona: el punto mágico en el que se concentra el espacio de los tres burgos y confluye el tiempo de generaciones de pamploneses desde el comienzo de la  historia de la Ciudad.
Un día -sin que te vea nadie- súbete a la chincheta (o, mejor, entra en la librería, ya que el Bar Bilbao cerró) y sentirás la fuerza telúrica de la Vieja Iruña
***
El bar Bilbao comenzó su andadura en la primavera de 1943 ["29/04/1943 BAR BILBAO Próxima apertura el día 30. Ansoleaga, 8 (antiguo Bar Prados)]", sustituyendo al antiguo Bar Prados (que se trasladó a Estafeta y luego se traspasó al Bar Fitero). En 2004 Diario de Navarra entrevista a José Antonio Arnedo, dueño de la librería Acuario, que cuenta los hallazgos que hicieron cuando reformaron el local del Bar Bilbao para adaptarlo a librería.
60 años, aproximadamente, dan para muchas anécdotas. Recojamos algunas de ellas.

La "chincheta del Bar Bilbao"
El Balurte del Labrit (el Biru) es el punto más alto
Sin duda la más conocida, curiosamente nunca ha merecido ser noticia (al menos en DN) hasta 2005, cuando ya no existía el Bar Bilbao, y en la noticia ni siquiera aparece como "chincheta", sino como "chapa". Tampoco Arazuri, gran escrutador del Archivo Municipal, o Molíns, del Archivo General, le dedica una sola línea. Da, pues, la impresión de que es una anécdota transmitida de boca a oído. Mucha antigüedad no puede tener, ya que la chapa está incrustada en cemento, no en adoquín.
A esta falsa creencia (que yo creo que no se la creyó nadie en serio) le dediqué una extensa entrada que os invito a repasar.
Y para una refutación rápida, en el SITNA a la chapa le da una altitud de 447,26 y entrando en la Plaza San Francisco, tenemos 447,38.

¡Encontrada!
Anuncios sabrosos
12/11/1957 SE RUEGA a la persona que se llevó del Bar Bilbao gabardina confundida, pase por dicho Bar a devolverla.
Como veis, nadie manga gabardinas, sino que "se la lleva confundida"
Este otro anuncio se repite un montón de días, muestra de lo que le debió doler la pérdida:
22/05/1960 (y siguientes) BOTA vino escudo La Unica extraviada día 1. Entreguen Bar Bilbao, Gratificarán.
Y ahora que se han puesto de moda los almuerzos del 6 de Julio, nos extrañará éste:
Desde Finales de Junio Bar Bilbao ofrece durante las Fiestas de San Fermín comidas, meriendas y cenas. Precios módicos.

Cliente muy necesitado
Es una pena estas noticias "recortadas" que te ofrece gratis la hemeroteca. Te dejan con las ganas:
29/12/1977 ...Armada y de la Policía Municipal, personándose el juez sobre las cuatro de la tarde, quien ordenó el levantamiento del cadáver y su traslado al depósito provincial. Román San Miguel acostumbraba, desde hace aproximadamente dos meses, a ir a cenar al Bar Bilbao, situado en la confluencia de las calles Ansoleaga y Campana. En el bar, el propietario nos informó que el señor San Miguel solía ir por la noche a comer un simple bocadillo de tortilla de dos huevos, aunque últimamente pedía también algunas veces chistorra, que posiblemente sería su única comida del día. Después del bocadillo solía tomar un café con leche. Se le solía cobrar un poco más barato que a los demás clientes, precisamente porque se le veía que no disponía de dinero. Después de comer su bocadillo, acostumbraba quedarse en el establecimiento viendo la televisión hasta la... (¡cachis! ahí se corta).
Ansoleaga, 27
Pero, enredando, he conseguido el principio de la noticia:
En una bajera de la calle Ansoleaga apareció ayer el cadáver del anciano Román San Miguel, de setenta y tres años de edad, soltero, natural de Laboa (valle de Lizoain. Navarra) y residente en Pamplona, apareció ayer muerto en una bajera situada en la calle Ansoleaga, 27. El señor San Miguel llevaba muerto unos tres o cuatro días. Román San Miguel vivía solo, aunque tiene un hermano; había trabajado con anterioridad en una carbonería y en la actualidad se encontraba en situación de jubilado, aunque, al parecer, no percibía ninguna asignación por retiro. Las causas de su muerte fueron naturales, según todos los indicios, aunque...

Hojalata
Hojalata por Inge Morath
11/06/1985 Andrés Briñol Echarren, relacionado con el Bar Bilbao, nos cuenta esta anécdota de Hojalata, al que este blog ha dedicado alguna entrada:
De oficio fontanero, casi siempre iba vestido de buzo. Tenía la manía de torear en la calle a un toro que estaba en su imaginación. Unos decían que era borracho, otros que estaba alcoholizado y que hacía esas cosas con sólo oler el vino. De todas formas, le echaba mucho valor a «la cosa» pues en una ocasión, allá por los años 40, estando «toreando» en la calle Ansoleaga (donde el Bar Bilbao) pasó una pareja de la Guardia Civil con su fusil al hombro (el cuartel estaba al lado) y no se le ocurrió otra cosa que acercarse a ellos y decirles: «Asesinos». Yo, que entonces tendría 16 años y fui testigo de la escena, me quedé helado pues esperaba que le hubiesen dado un culatazo. Sin embargo no le hicieron ni caso. Como el médico a los locos

Cambios de dueño y ajustes varios
22/06/1987 AVISO Se comunica a todos los clientes y público en general que el Bar Bilbao pasará durante los meses de julio, agosto y septiembre a nombre de FELIX PEZONAGA
27/08/1993 Raquel Primicia Amatria. Licencia de actividad para bar y obras de adecuación de actividades clasificadas para bar Bilbao, en calle Ansoleaga, 8

Bar del Estudio General (hace 50 años)
El patio de Comptos
22/09/2002...bautizado a su último libro, pueden ayudar a dibujar cómo empezó el centro, en la Cámara de Comptos. «La entrada daba a un patio, con pozo y todo, al que salían los alumnos entre clase y clase... cuando no llovía. Para su expansión, contaban con el bar Bilbao, situado en la esquina de enfrente. Había sólo dos aulas, una por planta. En la segunda, además, había un vestíbulo-sala de estar-ropero-punto de encuentro, una especie de biblioteca y una oficina en la que desplegaba toda su eficacia Braulio Sanjuán, el primer administrativo del Estudio General de Navarra». La Universidad no se llamó tal desde el principio. Hasta 1960, cuando fue elevada al rango de universidad, era el Estudio General de Navarra. Y hasta ese año no se colocó la primera piedra del edificio central en el nuevo campus universitario...

Librería Acuario
2004. Por estas fechas ya ha desaparecido el bar y tenemos una librería esotérica regentada por José Antonio Arnedo Peral ("don José"), toda una institución que dio cobijo a la Cofradía de San Saturnino en sus primeros ensayos. Él era el Cofrade Mayor, todo entrega a la causa, y para él compuso Iñaki Lacunza "Canción para don José".
Y esto es lo que nos cuenta don José de los descubrimientos que hicieron cuando empezaron las reformas:
07/02/2004 ...el exterior del establecimiento, en la calle Campana, no se podía apreciar con detalle la sillería medieval que hace 700 años perteneció al recinto de la parroquia de San Cernin y que ahora conforman las paredes de las librerías Área de Arte y Acuario. Y todavía menos el arco gótico que escondían los tabiques del antiguo Bar Bilbao, donde se asientan las actuales librerías, y que apareció cuando se iniciaron las obras de desescombrado. «El día que vinimos a ver el local, antes de comprarlo, y descubrimos la punta del arco gótico ya nos entusiasmamos», cuenta José Antonio Arnedo Peral, pamplonés de 49 años, que regenta las librerías junto a su mujer, Carmen Fernández, y su cuñada Lupe Fernández. Y el entusiasmo creció con cada pared que tiraban. «Fue un descubrimiento. Coincidió que la parroquia de San Cernin se estaba rehabilitando y el...

La cara más famosa del barrio
Joaquín Zabalza dirige a todos Los Iruña'ko
20/05/2004 Joaquín Zabalza Borruel:  «El barrio sigue manteniendo su sabor entrañable» Los muchos viajes que le llevaron en los años 60 a recorrer medio mundo con sus canciones no le harían cambiar «por nada» su vida en el que ha sido su barrio desde que nació en la calle San Lorenzo. Joaquín Zabalza, 72 años, integrante del grupo Los Iruña'ko califica al Casco Viejo como un barrio «muy entrañable, en el que todavía pervive ese ambiente de antes, de la gente que se saluda por la calle y se interesa por la familia de unos y otros vecinos». Zabalza se considera un «forofo» de Pamplona y cree que a su barrio no le falta de nada. «Tal vez porque los de mi generación ya somos mayores y nos fijamos menos que los jóvenes, que sí echan en falta actividades para el ocio. Creo que las parejas jóvenes no se animan a venir a vivir aquí por los problemas que pueden tener para escolarizar a sus hijos». De sus años de juventud, cuando el Casco Viejo era el centro de la ciudad, sólo tiene buenos recuerdos,  «porque Pamplona ha sido siempre una ciudad muy animada en la que nosotros también buscábamos la diversión. Organizábamos merendolas, aunque siempre nos llevábamos el bocadillo de casa, y nos juntábamos en el bar Bilbao, en el Marrano o en La Cepa. También nos acercábamos a la Plaza del Castillo y entonces no había problemas de quedar con los amigos porque si no encontrabas a los de tu cuadrilla te ibas con otra y no pasaba nada. A pesar de los cambios que ha habido sigo pensando que Pamplona es la ciudad ideal para vivir». Las obras de peatonalización, iniciadas en el año 1996, han supuesto una inyección de vida para el barrio...

Y por fin, la chincheta ("la chapa")
06/11/2005 la antigua Tecenderías, actualmente Ansoleaga. En esta última calle el paseante se sitúa en el punto más alto de la ciudad, o al menos eso indica una chapa metálica situada frente al hoy desaparecido Bar Bilbao, hoy sede de una librería esotérica, hay una pieza metálica que señala el punto más alto de Pamplona, al decir de muchos pamploneses. A José Luis Molins, archivero municipal, no le consta ninguna referencia municipal sobre el origen de la chapa, aunque lo cree posible. En la fachada del Ayuntamiento de Pamplona figura la altitud de la capital navarra sobre el nivel del mar: 444,67 metros respecto a Alicante y 443,80 respecto a Santander. La Catedral está a 450 metros. 

Aportación de Miguel Ezcurra
Pachi, te envío esta anécdota para tu blog:
Arazuri: la única foto que conozco del Bar Bilbao
En Pamplona, en la pequeña plaza sin nombre situada en la confluencia de las calles Ansoleaga y Campana, existía en los años 40 del siglo pasado el Bar Bilbao, regentado por sus dueños, Ciriaco y Mariano.
A partir de las 12 de la noche del 31 de diciembre, inmediatamente después de las campanadas del Año Nuevo -y supongo que siguiendo la costumbre de muchos bares de Pamplona-, todas las consumiciones de esa noche en el Bar Bilbao eran gratis. Te tomaras lo que te tomaras, no pagabas ni una ochena. Por eso no es de extrañar que en el local, en esa noche, no cupiera ni una aguja.
Lorenzo vivía a 20 metros, en la calle Campana. Era un hombre muy serio que en su vida había pisado un bar. Pero, casualidades de la vida, todos los años bajaba puntualmente a las 11 de la noche del 31 de diciembre al susodicho Bar Bilbao. Se sentaba en una mesa y cuando venían Ciriaco o Mariano a ver qué quería tomar, con toda su parsimonia les contestaba: “de momento, nada; he venido a coger sitio porque a partir de las 12 es un poco complicado. Ya me lo pensaré y a las 12 y cinco iré pidiendo mis pertinentes consumiciones”.
¿No creéis que Ciriaco y Mariano se ganaron el Cielo por no mandar a Lorenzo a la puñetera calle?
Miguel Ezcurra

No hay comentarios: