Páginas vistas en el último mes

miércoles, 26 de julio de 2017

La mayor corrupción en Navarra

Tiene que ser terrible homenajear a M.A. Blanco con quienes no condenan su asesinato
Rafa Berro nos dice que la mayor corrupción es la moral: Geroa Bai, IU y Podemos han degradado moralmente la política foral en esta legislatura, convirtiéndola en una indecencia al aliarse con Bildu. Y que Barkos es la máxima responsable de esta degradación. Eso sí, tiene la conciencia muy tranquila; ya se lo dijo a Mari Jose Rama.
En nuestras manos está promover una regeneración para darles su merecido en las urnas

Degradación, por Rafa Berro
Es un sinsentido o una muestra de cinismo, o ambas cosas, no condenar un asesinato y a la vez promover un homenaje en honor del asesinado. Es lo que ocurrió aquí, en el homenaje a Miguel Ángel Blanco que Asiron organizó el pasado día 12, evitando, además, que fuera masivo al no informar con antelación (tres horas: a las 14:00 para las 17:00). Por nuestra parte deberíamos tener claro que Miguel Ángel Blanco no ha de ser olvidado y ha de ser homenajeado en el futuro los 12 de julio. 
Contra ese olvido precisamente está jugando un papel la exitosa novela Patria, porque nos ha dado a muchos lectores un cuadro realista del mundo sórdido, moralmente degradado, humanamente insoportable, sin libertad... creado por ETA y sus apoyos (ahora en Bildu) en Euskadi y Navarra y que aún padecemos. Ese mundo asesinó a Miguel Ángel Blanco y a cientos más. 
También el libro "Lo difícil es perdonarse a uno mismo", de Iñaki Rekarte, nos muestra ese mundo degradado. Rekarte es un exetarra arrepentido que ingresó en la banda a los 19 años y colaboró en el asesinato de un traficante de drogas en Irún y asesinó a tres civiles en Santander con coche bomba destinado a una furgoneta ocupada por guardias civiles.
El libro de Rekarte no ha sido un best seller como Patria, pero merece la pena. Pone al lector en contacto no con una ficción que refleja la realidad sino con la realidad misma, con ese mundo atroz. Su interés sobrepasa lo literario: lo importante ahí es la vida que está en sus páginas. La vida de una persona y de una sociedad enfermas de nacionalismo. Rekarte cuenta cómo a los 19 años entró en la banda sin saber muy bien por qué. En Rekarte se da una paradoja: por un lado, asesino de ETA; por otro, víctima de ETA y de una sociedad enloquecida por el abertzalismo. 
El libro de Rekarte nos recuerda lo fácil que es a veces cometer errores gravísimos en la vida, atravesar puertas que nos llevan a un camino de perdición y que una vez atravesadas se cierran y nos resulta muy difícil retroceder y cambiar de ruta (...). 
Quien intentó matar a nuestro amigo Miguel Ángel
Ruiz de Langarica, recibido como héroe en Pamplona
¿Entre los que han dado apoyo a ETA hay, como entre los etarras, algunos que se arrepienten? Lo seguro es que en Bildu están los que no se arrepienten, no condenan las atrocidades cometidas, no se avergüenzan del mal y de la degradación moral que han provocado, y homenajean y abrazan como a héroes a los etarras excarcelados. Rekarte dice que lo difícil es perdonarse uno a sí mismo. En realidad, lo difícil es reconocer y asumir la culpa: que uno ha sido parte de un engranaje antihumano –ETA- que ha generado enorme sufrimiento, ha hecho el mal, ha creado esa sociedad moralmente degradada e inhumana que refleja Patria. (...). 
Por el contrario, los etarras que no se arrepienten o los de Bildu que hacen lo mismo, subjetivamente no aceptan culpa alguna y no necesitan el perdón o incluso lo desprecian. Recuerdan a los nazis tras la guerra en la película "Portero de noche", que hacían lo mismo, pero objetivamente son culpables, no tienen perdón y son moralmente indignos.
Por eso Geroa Bai, IU y Podemos han degradado moralmente la política foral en esta legislatura convirtiéndola en una indecencia al aliarse con Bildu, al tratarlo como un igual, al darle la Alcaldía de Pamplona y otras. Y como eso se ha hecho para que Barkos sea presidenta, ella es la máxima responsable, ¿y por tanto la más autodegradada? En cualquier caso, es responsabilidad nuestra promover una regeneración que dé su merecido en las urnas a esos partidos y a la responsable última de la degradación que padecemos.  


RAFAEL BERRO ÚRIZ, filósofo, es el autor de este artículo

No hay comentarios: