Páginas vistas en el último mes

viernes, 17 de julio de 2015

¡Barkos, que viene el inglés!

La plataforma Aurrera D Huarte consiguió frenar la implantación del PAI en el Modelo D del colegio público
Ayer encontré en "cartas de los lectores" ésta de una mujer valiente en la que se muestra la incoherencia de Uxue Barkos de proponer una moratoria para la extensión del PAI (Programa de Aprendizaje de Inglés) en Navarra, mientras manda a su hijo a Dublín a aprenderlo:

Curiosas son las cosas que pueden pasar un 5 de julio - víspera de la víspera de San Fermín- al acudir al aeropuerto de Bilbao para acompañar a una hija que viaja al extranjero para mejorar su aprendizaje de idiomas. Es un lugar en el que te puedes encontrar con la persona más insospechada, y - efectivamente- allí estaba Uxue Barkos, probable nueva Presidenta del Gobierno de Navarra. Lo curioso es que al parecer estaba para lo mismo que yo: acompañar a un hijo que partía de viaje (supuse que para mejorar idiomas). Tras revisar la pantalla de “salidas” me percaté de que no salían vuelos ni a Gasteiz, ni a Donostia, ni a Iruña (únicos aeropuertos que conozco junto con Bayona y Biarritz, para los que tampoco había vuelo, a los que puedes dirigirte para mejorar el habla del euskera). Como sí que había un vuelo a Dublín y otro a un lugar de Inglaterra que no recuerdo, me armé de valor y me dirigí a la señora Barkos produciéndose la conversación que resumiré a continuación.
Previamente quiero aclarar que he sido profesora nativa de inglés en un colegio público de la zona norte de Navarra, como refuerzo y apoyo, durante diversos meses del curso 2014-2015. Mi experiencia (…) ha sido extraordinaria en cuanto a trato humano, y aleccionadora en cuanto al muy digno de alabanza intento de la administración de Navarra de promocionar la lengua inglesa entre el alumnado (…). De la Administración pública pocos van a poder vivir. Y el nivel de inglés de los alumnos navarros debería ser mucho mejor que el actual.
Pues bien, como decía, después de armarme de valor me dirigí a la señora Barkos preguntándole, en primer lugar, si era ella (me contestó afirmativamente) y, en segundo lugar, si estaba enviando a su hijo a Dublín (como me imaginaba) a lo que contestó también que sí. En ese momento le inquirí sobre si no consideraba incoherente pactar en política una moratoria para la extensión del Programa de Aprendizaje de Inglés (cuya moratoria por cierto me deja sin trabajo en este campo) y, sin embargo, enviar a su hijo a aprender o perfeccionar el inglés. Ella afirmó que no se pretendía paralizar la enseñanza de inglés, sino mejorarla, a lo que le contesté si no era verdad que en su acuerdo con EHBildu, Podemos e Izquierda Unida se pretendía paralizar por una moratoria la enseñanza de inglés. Lo cierto es que en todo el acuerdo entre los cuatro partidos creo que solo hay un punto relativo al inglés (moratoria PAI) y, sólo en los apartados de política Lingüística y educación, veintitantas referencias al euskera. Por eso, si la señora Barkos y sus socios entienden que, para todos los alumnos navarros que no se pueden costear una enseñanza en el extranjero, el euskera golea al inglés por veintitantos puntos (redactados en positivo y para alentarlo) a un sólo punto (para paralizarlo), parece que lo normal es que envíe a su hijo a formarse en ese idioma al que tanta importancia se da en el acuerdo, y no en el idioma cuya enseñanza entra en “mora”.
Hombre, lo cierto es que también puede ser que la señora Barkos envíe a su hijo a Dublín por turismo, o para extender el euskera en esa zona de Europa, en cuyo caso me comeré mis propias palabras y no hablaré de incoherencia sino que aplaudiré su coherencia.

Siquiera por una vez, el euskera representado por las cadenas de Navarra, y no por la ikurriña
¿No resulta injusto que sólo los hijos de clases pudientes tengan acceso al estudio del inglés, aun cuando todos -pudientes o no- tengan acceso al euskera? Porque les recuerdo -al Gobierno de Navarra- que su mano es pequeña y su brazo corto: podrán evitar que estudien inglés los más desfavorecidos o desatentos entre los alumnos navarros (y así les prepararán para un futuro peor), pero no podrán impedir que lo estudien los más atentos (siquiera vía internet). Y, por supuesto, mucho menos podrán impedir que lo estudien sus compañeros competidores chinos, coreanos, alemanes, indios, finlandeses y un largo etcétera. Por último, como perlas en la conversación, que en todo caso fue muy correcta y en la que aprecié las dotes de oradora y polemista de la señora Barkos, hubo alguna perla más. Al decirle que me iba a quedar sin trabajo, me contestó que no dudaba de mi profesionalidad, a lo que yo contesté que yo tampoco dudaba de mi propia profesionalidad. Y al referirse al contenido del programa de su acuerdo político con otros tres partidos sobre el inglés, me exhortó para que me informara correctamente, manifestando que me aconsejaba cambiar de periódico (sin que yo le hubiera dicho cuál leía, o si lo leía). No sé si será porque tiene acciones en algún medio de comunicación (que me inclino a pensar que no) o bien porque considera que algún periódico es más fiel en el reflejo de las políticas derivadas del pacto Geroa-Podemos-Ehbildu-IU. O bien si, simplemente, me aconsejaba como periódico la lectura del Boletín Oficial de Navarra, que imagino debiera ser el único “diario” que reflejara el pensar y sentir del Parlamento y Gobierno de Navarra (al menos en tanto no se declaren inconstitucionales sus normas o acuerdos).
MARÍA BANDRÉS

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Ah! me acaba de quedar claro una cosa que no entendía... "el gobierno del cambio" de eso se trata.. el cambio del diario que debemos leer

Patxi Mendiburu dijo...

jajajaja muy bueno! El problema es que en Navarra periódicos profesionales (no panfletos) no hay mucho donde elegir

Anónimo dijo...

Menuda sarta de tonterías. Yo soy navarro y maestro y puedo asegurar que una amplia mayoría de profesores, incluidos los de inglés y yo mismo, y la mayoría de padres, estamos en contra de este modelo por las maneras en que se ha "impuesto". Podría decir numerosos motivos pero aquí no me voy a extender porque no merece la pena. En Europa todo el mundo sabe inglés sin tener este tipo de modelo (ni ninguno parecido). Las cosas no se arreglan así.
Aludiéndote a ti, creo que lo tuyo es más una cuestión de egoísmo porque parece ser que puedes quedarte sin trabajo. Así va este país.
A ver si de una vez por todas se le da la importancia que se merece a la lengua del euskera, nuestra lengua, nuestro patrimonio, nuestra madre. El inglés vendrá luego, para el que lo quiera.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Yo también soy navarra y maestra. Me parece que una profesional de la enseñanza como eres,antes de criticar nada (que criticar a ojos cerrados es muy facil) debieras saber q el tema del bilingüismo fue una implantacion casi obligatoria por parte de la administración en muchos centros. Sin hacer ningún proyecto en el que se contemple si existían profesionales formados para hacer dicho trabajo. Hay muchos profesores de ingles muy capaces en enseñar la lengua inglesa como segundo idioma (que es para lo que se les ha formado en la universidad). Pero la gran mayoría sobrevive enseñando otro tipo de asignaturas como son las ciencias naturales en un idioma que no es el suyo. La idea de colegios bilingües en los que se enseñe el inglés a la par del castellano puede ser buena, si pensamos que cada vez se tiende mas a una globalización y el ingles es el idioma mundial.
Pero el modo de hacerlo sin ningún tipo de formación al profesorado, es solo un"engaña-padres". Que creen q sus hijos van a salir sabiendo muchísimo inglés y cuando nunca puede ser así, teniendo en cuenta que los profesores sobreviven como pueden a algo que se les ha impuesto (si son profesionales se Curran las clases en su casa, se pagan profesores nativos para mejorar...pero todo de su propio bolsillo).
A ver si este cambio hace que se nos forme a los profesores cuando quieran hacer cambios de esa envergadura (como es hacer la mitad del curriculum en otra lengua) y los cambios que se hagan van en pro de los alumnos y no de los intereses personales de los políticos y de dejar contentos y engañados a muchos padres.
Un saludo.

Patxi Mendiburu dijo...

Totalmente de acuerdo con la baja cualificación del profesorado para impartir en inglés su asignatura. Esperemos que el nuevo ejecutivo aprenda la lección y libere masivamente al profesorado durante los años que haga falta (dos o tres, como mínimo) para capacitarse y poder impartir en inglés su asignatura. El modelo lo tiene bien cerca: es lo que se ha hecho con el euskera. Y nadie se ha quejado