Páginas vistas en total

jueves, 7 de marzo de 2019

J.M. Muruzábal: Los Caídos o como tirar el dinero público

El burdo sainete del concurso sobre los Caídos se une a la infausta pseudoamabilización, al destrozo de la ‘Avenida de los Mil Bolardos’ y otros similares [como el desmantelamiento ante nuestro ojos de la Pasarela del Labrit]

Los Caídos o como tirar el dinero público                                              José Mª Muruzábal
Leo en Diario de Navarra que el pasado miércoles hubo nuevo episodio de este teatro tragicómico en que el Ayuntamiento de Asiron y de Abaurrea (perdón, mejor de Abaurrea y de Asiron, por aquello que, delante, el que manda en el cotarro) han convertido el destino del Monumento a los Caídos de Pamplona. La concejala de IU, Edurne Eguino, con la que no comparto políticamente nada, se asombra: “No sabemos cómo se va a elegir el ganador y se deja esa decisión para la siguiente legislatura. Los que gestionan ahora el Ayuntamiento con los que estábamos apostando por las consultas ciudadanas y no hemos hecho ni una”. Por primera vez coincido en algo con Edurne Eguino. Parece mentira, con los años que llevas en esa casa Edurne, que no te enteres que el Ayuntamiento de Abaurrea y Asiron de transparencia cero, de progreso para Pamplona, menos de cero, y lo de consultar al pueblo pamplonés, para echarse a reír y no parar. ¡Qué son de Bildu, que son ultra conservadores, que de progreso y de izquierdas, nada de nada! ¿Pero alguien con dos dedos de frente pensaba que ese pintoresco concurso de ideas sobre el destino de los Caídos iba a servir para algo que no fuera para dilapidar el dinero pamplonés?
El concurso está viciado, y lo que es peor, manipulado políticamente desde el principio. Un concurso sin ganador, sin compromisos, sin unas directrices políticas iniciales en algún sentido, no iba a servir para nada. Todos sabíamos que el jurado iba a elegir muchas propuestas, a fin de liar bien el tema; todos sabíamos que alguna propuesta sería en sentido de derribar el Monumento (¿se imaginan si el jurado “imparcial” no elige ninguna en sentido de derribarlo?); todos sabíamos que luego tocaba la habitual verborrea de Ioseba y compañía (que la ciudadanía opine, vamos a exponerlos, debatimos, pensamos, analizamos, le damos otra vuelta, etc.). A partir de ahí, haremos lo que nos dé la gana, al estilo democrático de Bildu… como han hecho en toda la legislatura, por cierto, tragando carros y carretas, una y otra vez, IU y Podemos. Y la guinda, en mayo elecciones y es más que posible que todo el circo del concurso, tras gastar muchos miles de euros, vaya a la papelera. Edurne Eguino acabó la comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Pamplona acusando al bipartito nacionalista vasco de vender humo. ¿Qué han hecho en cuatro años pues sino vender humo y más humo?
De lo que deshace Arirón, para muestra, un botón
Pausoz pauso (pincha)
Por si fuera poco, la plataforma Pro Museo de Pamplona en el Monumento a los Caídos, a la que me honro en pertenecer, presentó dos recursos de alzada ante el Ayuntamiento de Pamplona en contra del concurso. El resultado, que ya conocíamos de antemano, en sentido negativo. Otra risa, la misma que convoca, resuelve los recursos y luego forma parte del jurado del concurso (lo que no sabemos es si la concejala Perales le mandó también el correo ordenando “medio párrafo”). ¡Toma democracia! Los recursos están ahora en el Tribunal Administrativo de Navarra, que a lo peor dice que la Plataforma tiene razón. Tampoco extrañaría mucho; ya sabemos qué ocurre cuando el Ayuntamiento de Abaurrea y Asiron va a los tribunales, a perder la inmensa mayoría de las ocasiones. Seguro que les da igual ya que al final están gastando el dinero de los pamploneses, no el suyo. Ahora toca el proceso de declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) para el Monumento a los Caídos, solicitud que ya está iniciada y que esperemos que el próximo Gobierno de Navarra (evidentemente no el de Barkos) resuelva en sentido positivo. 
Esperemos que, tras el burdo sainete del concurso, otro más que unir a la infausta pseudoamabilización, al destrozo de la Avenida de los Mil Bolardos (¡perdón, de Pío XII quería decir!) y otros similares, retorne la sensatez, el progreso y la modernidad a Pamplona. La inmensa mayoría de las quinielas pamplonesas apuntan a Enrique Maya a partir del próximo mes mayo. Amigo Enrique, el tema de la resolución del Monumento a los Caídos no puede esperar; en la próxima legislatura hay que dejarlo resuelto definitivamente. La mayoría de los pamploneses sabíamos que este Ayuntamiento del kanbio (¿te sigue pareciendo de verdad, Edurne Eguino, que este Ayuntamiento es el del kanbio?) no iba a resolver el tema del Monumento a los Caídos. Se trata de un tema que debiera haber estado ya resuelto hace bastantes años y que algunos (o mejor, alguna) no se atrevió a abordar. ¡Pues ha llegado el momento! A muchos pamploneses, preocupados por el progreso y la cultura de nuestra ciudad y de nuestra tierra, nos parece que es relativamente fácil hacerlo. Hacen falta ideas (de esas, muchos tenemos para aportarlas), decisión (que esperemos tengas) y dinero. A partir de mayo, respecto del Monumento a los Caídos, necesitamos hechos, y los esperamos con relativa rapidez. 
José Mª Muruzábal del Solar Profesor e historiador del arte

1 comentario:

Marijo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.