Páginas vistas en el último mes

viernes, 9 de junio de 2017

Olite, flor de Navarra


Aunque sea un grupo joven (dos años juntos), su presencia en el escenario de Baluarte impacta a cualquiera. Un repertorio popular, que ejecutan a la perfección y unos solistas de categoría. 
Amor a su Olite del alma y amor a Navarra, demostrado en  "Olite, flor de Navarra"; nos pusieron los pelos de punta estos mocetones de la Rondalla Guitarras de Olite, cuando desolvidaron el Pasodoble de Manuel Turrillas.
Gustaron, nos gustaron mucho, mucho.

1. Palmero sube a La Palma
Siempre me he preguntado por el significado de esta canción y nadie me lo ha aclarado con seguridad. 
Yo me inclino por que el palmero (gentilicio de la isla de La Palma) sube a su isla desde otra, situada más al sur. Por eso escribo "La Palma", y no "la palma". Creo que esta isa va dedicada a la isla en forma de corazón, la que tiene la Caldera de Taburiente y el Roque de los Muchachos.
Pero, escuchemos a los de Olite con su solista

2. No volveré
Otra canción popular, de esas que llegan más adentro cuando evocan alguna vivencia personal.
Hay que reconocer que esta Rondalla Guitarras de Olite tiene un duende, un don natural para transmitir. Y muy especialmente el solista
Si queréis ver la letra...

3. Olite, flor de Navarra
Y llegamos a la que más nos sorprendió.
OLITE, FLOR DE NAVARRA
(Pasodoble de Manuel Turrillas)

A Olite -ciudad ribera-, amigos, quiero cantar
para que el mundo conozca sus maravillas sin par.
Canto a su regio castillo, joyel de piedra labrada,
obra de arte consumada, que nada puede igualar.
Olite hermosa, porque te quiero, voy a cantarte con ilusión,
eres mi pueblo, y entre tu gente, feliz se siente mi corazón.
Tienes, Olite famosa, una historia singular,
gente de temple y nobleza, vinos de gran paladar.
El que se siente navarro, con orgullo gritará:
¡¡Viva la flor de Navarra, Olite y su Merindad!!
También en Santa María, muy dignos son de admirar,
su claustro maravilloso, su portada y su altar.
El Mirador que domina los campos de la Ribera,
como guardián que quisiera por su hermosura velar.

Yo ya había oído este pasodoble-jota de Manuel Turrillas alguna otra vez, pero cuando les he escuchado a estos muchachos de Olite cantarlo emocionados a su propia ciudad, me he quedado embelesado. 
La verdad es que nos impresionaron. Gracias.

No hay comentarios: