Páginas vistas en el último mes

sábado, 10 de junio de 2017

A Javier Doria, corresponsal de El País

A ver si en esta imagen de Buxens puede Doria leer bien el eslogan de la manifa
Estábamos muy extrañados -sinceramente, dolidos- porque un periódico como El País no hubiera escrito siquiera una línea sobre la hermosa y cívica manifestación en defensa de la bandera de Navarra, cuando ayer, por fin, pudimos leer la crónica de su corresponsal en Pamplona Javier (Lorente) Doria.
La verdad, miraba y remiraba la cabecera del periódico por si me había equivocado y estaba leyendo el Noticias o cualquier otra prensa nacionalista, pero no, era mi querido El País.
La imagen de la izquierda es la triste realidad. La de la derecha es un montaje que representa lo que debería ser.
Estamos en Elizondo, en el Nafarroa oinez 2015. Vemos a Barcos, Aznárez y Mendoza detrás de una ikurriña que llevan los joaldunak de Ituren. ¡Tan normal!
Elizondo e Ituren me parece que son Navarra. La fiesta es el Nafarroa oinez, fiesta del euskera, lengua propia de Navarra. El Gobierno también dice que es de Navarra. ¿Alguien puede explicarme qué pinta ahí la ikurriña?
1. Como si fuera una Barcos cualquiera, dice Javier Doria “…con el lema Defendamos la bandera de Navarra. El eslogan puede parecer insólito, pues la bandera oficial de la comunidad ondea hoy en todos los edificios públicos”.
El eslogan, si mira sr. Doria la foto de portada, lo decía también en euskera, dato importante por lo que luego verá.
Ciertamente, la bandera de Navarra aparentemente corre mejor suerte que la europea, castigada durante más de un año sin ondear en el Parlamento de Navarra. Digo aparentemente porque ¿os imagináis que derogaran la Ley de símbolos para que, en atención a todas las sensibilidades, la europea estuviera acompañada de las banderas de los restantes continentes? Pues algo similar se quiere hacer con la de Navarra: acompañarla de la ikurriña, la republicana…
No sé por qué un corresponsal de El País tiene que hacer suya la tesis de Barcos y el cuadripartito de que la bandera de Navarra no corre peligro, pero esa impresión da al leerle. Por eso le voy a dar mi opinión.
La bandera de Navarra, la oficial, la que hoy representa a todos los navarros, corre peligro en las calles y en las instituciones. Lo hemos comprobado en esta convocatoria. No han dejado sana ni siquiera la más discreta de las pegatinas que hemos puesto con la bandera y escudo de Navarra. Y dejando al margen esta convocatoria, pruebe a dejar una bandera oficial de Navarra, sola, sin el salvoconducto de la ikurriña, en algunos lugares (por ejemplo, la fuente de Navarrería que, con ese nombre...) de Pamplona o en ciertos pueblos.
Archivo Municipal de Pamplona, Libro 1 de Consultas, fol. 86v.
Honores tributados a la bandera de Navarra y definición de sus elementos esenciales:
color rojo, cadenas y corona real (11 agosto 1558)
2. Continúa usted: “Una parte de la sociedad… no quiere ni hablar de la posibilidad de que la bandera vasca vuelva a los balcones oficiales”.
Parece mentira que, en Navarra, delante de la bandera y el escudo de Navarra, tenga usted la osadía de hablar de la ikurriña como "la bandera vasca”, dando a entender que la de Navarra no lo es.
Estamos -yo al menos- hartos de decir que la bandera de Navarra representa también a todo lo vasco que hay en Navarra. Y lo ha representado siempre, siglos antes de que existiera la ikurriña. Y estamos muy orgullosos de ello, porque precisamente nosotros los navarros somos descendientes de los vascones y ellos -los que lucen en su Comunidad la ikurriña- los vasconizados, los vascongados. Sería muy bueno que se lo contara a sus lectores.
"En nuestro pueblo, nuestros símbolos" ¡Pues no han dado una (pincha y comprueba)!
3. Para terminar. Dice usted: “Navarra ha vivido desde hace más de un siglo en la disyuntiva entre quienes se sienten vascos además de navarros y quienes consideran que no existe esa posible suma de identidades”.
En mi vida he visto mayor torpeza. ¿Puede decirme algún partido constitucional que defienda semejante error? Me parece increíble y más en un corresponsal de un periódico como El País. Le voy a poner un vídeo de un parlamentario -nada menos que de UPN- para ver si conseguimos que evolucione su mentalidad. (Ya me disculpará por las referencias a España, pero es que hice el vídeo para el último 12 de Octubre, Fiesta Nacional)
Navarra es tierra de diversidad y en ella hay mucha gente, especialmente en la zona vascófona, que, siendo navarra, se siente vasca porque lo es: "vasco-navarro soy...". Y, sobre todo en la Ribera, la mayor parte de la gente -siendo también navarros- no se siente vasca porque no lo es. Por tanto, la suma de identidades es perfectamente posible y -excepto usted- la mayoría de navarros la vemos enriquecedora de nuestra diversidad.
Pero el quid de la cuestión no está en la suma o no de identidades, sino en que el nacionalismo quiere hacernos creer que los navarros, todos los navarros, por ser navarros, ya somos todos vascos (“Navarra es la madre de Euskal Herria”) y por ser vascos (eso dicen) nos obliga a ver como nuestra a la ikurriña, y como destino inexorable para Navarra la incorporación a Euskadi, Euskal Herria, o como quieran llamarle.
Y los navarros nos negamos a que nos pongan a todos el uniforme de vasquitos y, como amantes de nuestra pluralidad, queremos seguir siendo una Comunidad diferenciada.
Ése es el quid de la cuestión.
Y respóndame ahora: ¿Hace falta o no salir a la calle para defender nuestra bandera?
Esperemos que en sus próximas crónicas tenga en cuenta estas reflexiones.

3 comentarios:

Diego Valle Cia dijo...

Es el Sindrome de Estocolmo generalizado que vive una parte de Navarra desde hace años. A base de convivir con sus secuestradores acaban justificandolos.

Anónimo dijo...

Se te olvida mencionar a los navarros que no nos sentimos españoles......
Que existir, existimos desde hace unos cuantos siglos....

Patxi Mendiburu dijo...

Hoy no tocaba ese tema. Pero me encanta que escribas 'navarros', como es. Lo habitual entre esa gente es escribir Nabarra, quitarle al escudo la corona, mezclar los pomelos (no les gustan las cadenas) con las cruces de la ikurriña... Hacen mil equilibrios para no aceptar la bandera navarra de la democracia, la que dieron por buena Campión, Altadill y Olóriz. Quizás tú puedas explicarme por qué no quieren ser -como tú y yo- NAVARROS.
UN NAVRAZO