Páginas vistas en el último mes

viernes, 5 de agosto de 2016

3. Vídeo de "Maite" (zorcico de "Jai Alai", 1940)


Os decía -en la primera entrada de esta trílogía dedicada a Maite- que hacía unos cuantos años que quería hincarle el diente a este zorcico de Pablo Sorozábal y que ahora, por fin, había encontrado una buena excusa (que en su momento os la daría a conocer) para hacerlo.
Tenía mucho interés por Maite, pero desde hace algunos años sabía que se decía que había habido problemas con la película en la que el zorcico de Sorozábal se cantó por primera vez en las voces de Los Bocheros. 
Cuando di con el documento de López Echevarrieta, responsable de los infundios a cerca de una 'destrucción de la cinta original y desaparición de las copias', e inclusión de su director, el bilbaino Rodríguez Quintana, en alguna 'lista negra', enseguida me di cuenta de que López Echevarrieta no presentaba ninguna prueba y me fue muy fácil hacerle una crítica, especialmente cuando encontré otros artículos suyos en los que testigos de primera mano le decían que ni había habido destrucciones de cintas ni purgas hacia el director.
Ya lo sospeché cuando vi la propaganda que se hacía en Aranda de Duero, nada menos que ¡en Burgos!


Lo malo es que el bulo de López Echevarrieta se difundió (especialmente en ciertos medios muy proclives a dejarse engañar) mucho más que las rectificaciones que le hicieron. Quienes cultivan el victimismo y echan la culpa de todos los males que ha sufrido el pueblo vasco -un pueblo oprimido y aplastado, no veas-  a factores externos (Madrid, la conquista de Navarra, el franquismo...), esas gentes son incapaces de creer que una película hecha por un bilbaino haya podido tener simplemente un fracaso de taquilla (para más inri, en el mismísimo Cine Buenos Aires, de Bilbao) y el director, visto lo visto, haber cambiado de aires por su propia voluntad.
“Recuerdo muy bien esta película -añade Luz Achúcarro-, ya que, cuando se estrenó al año siguiente en el cine Buenos Aires, fue un autentico fracaso de taquilla. Claro que iba en un lote con otros títulos con los que no podía competir: “Blancanieves y los siete enanitos” y “Las cuatro plumas”, ambos en color y de estreno. “Jai Alai” era muy cutre, en blanco y negro."

Jesús Eza Subiza, 93 años y muy buena voz
Jesús Eza Subiza, una muy buena excusa
La excusa, para que haya sido ahora cuando haya hecho esta trilogía sobre Maite y Jai Alai, ha sido un encuentro fortuito.
Estábamos los hermanos con Nachico, tomando algo en una terraza, cuando le invité a Nacho a cantar una vieja canción. Creo que era Mirando al mar. Nacho empezó a cantarla y cuando ya no supo seguir, continuó cantando maravillosamente un señor que estaba en la mesa de al lado.
Me acerqué a él y me dijo que de joven (tiene ahora 93 años) había cantado en el Orfeón Pamplonés y que había sido solista cuando fue director Pedro Pirfano (1961-67. Pirfano, sin tilde en la i, así decía él y así me lo ha vuelto a confirmar).
Y -ya en un aparte- una hija de él me dijo que había grabado en 1961 nada menos que el zorcico Maite y que estaba en la Red.
Como veis, la excusa perfecta para hincarle el diente al zorcico Maite.
Así que a por esa grabación me fui. Y hoy vais a poder escuchar una voz que impresiona por su limpidez, su claridad y su capacidad de transmitir.
Eso sí, el vinilo tiene lo que tiene, y especialmente al principio, tiene un chisporroteo...
Pero, a pesar de esos defectillos, quiero dedicarte, Jesús, el vídeo que viene al final, para agradecerte tu preciosa interpretación de Maite, y para que recuerdes siempre el día que nos conocimos en la terraza de un bar de la Plaza Obispo Irurita, cantando Mirando al mar.

Tasio se lleva la mayor parte del vídeo. Y es que le va como anillo al dedo
Jai Alai y el vídeo
Así decía la publicidad de Jai Alai:
"la noble rivalidad de dos juventudes, la del mar y la de la montaña, la alegría desbordante de las fiestas típicas vascas, el esfuerzo atlético de los remeros y los jugadores de pelota, el encanto melódico de las canciones ancestrales, el espectáculo dramático e impresionante de la galerna, terror de los viejos pescadores"
Pero lo que no cuenta es que esa noble rivalidad de los dos jóvenes era, desde el despertar del amor, por la misma chica. 
Yo no pude -por edad- ver Jai Alai, pero sí he visto películas y reportajes en los que compiten remeros, pelotaris... Y he visto en vivo y en directo la temible galerna.
Todo eso es lo que he intentado incluir en este vídeo con las voces del Orfeón Pamplonés, la voz -limpia y que transmite- de Jesús Eza, bajo la dirección de Pedro Pirfano en 1961.
Ah, y esa Maite tan bella, que aparece y desaparece (pero siempre está), no es una mujer irreal. Existe. Y es mi amiga.



Maite
Música:  Pablo Sorozábal
Letra: Federico Romero y Guillermo Fernández-Shaw

Lejos de aquel instante,
lejos de aquel lugar,
al corazón amante
siento resucitar.
Vuelvo tu imagen bella
en mi memoria a ver,
como un temblor de estrellas,
muerto al amanecer.
Maite, yo no te olvido, 
ni nunca, nunca, te he de olvidar,
aunque de mí te alejen
leguas de tierra,
de tierra y mar.
Maite, si un día sabes
que he muerto ausente de tu querer,
del sueño de la muerte,
para adorarte, despertaré.
¡Maite! ¡Maite! ¡¡Maite!!


Nota muy importante: Es fácil que, tras ver este vídeo, sientas unas ganas irresistibles de besar a alguien. No te aguantes, hazlo. Eso sí, que el deseo sea compartido. Para evitar desencuentros y facilitar el encuentro, mándale este vídeo. ¡Que os aproveche!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Precioso. Cómo nos haces disfrutar.un abrazo.
Pablo

Anónimo dijo...

Hola Patxi, una vez más nos cruzamos en el camino. Resulta que cuando hice el servício militar, estube tocando el clarinete en la banda militar, -año 1970 /71-. El director era Pedro Pirfano y a la vez dirigía el orfeón de Bilbao.
Jokin I.