Páginas vistas en total

domingo, 19 de julio de 2015

Los Iruña'ko: 1. Los comienzos

El salón de la casa de Alberto Huarte, lugar de ensayo de Los Iruña'ko
Joaquín Zabalza solía contar una anécdota que nos puede dar una idea de hasta qué punto Los Iruña'ko eran conocidos y, sobre todo, queridos en Pamplona. 
Un día, una vez disueltos Los Iruña'ko, entró Joaquín en una peluquería de Pamplona. Uno de los clientes lo reconoció y le empezó a reprochar que se hubiesen separado. "No tienen ustedes derecho a hacernos esto a los navarros", se quejó amargamente aquel hombre. 
Y no me extraña. La historia de Los Iruña'ko fue tan intensa y tan redonda que, muchos años después de haberse extinguido, todavía sigue alimentando vivencias y nostalgias de unas cuantas generaciones de pamploneses. Sin ir más lejos, Iñaki Lacunza, alumno de Joaquín, cada vez que en El Pocico interpreta "Guitarra mágica", dedicada a su maestro, no puede -ni quiere- evitar la emoción.
Así pues, no están, ni mucho menos, olvidados, porque fue tan grande su éxito y, sobre todo, su humanidad que dejaron una profunda huella en varias generaciones de navarros. 
Pero sí que la gente joven (basta ver la encuesta de 1991) desconoce hoy en día quiénes fueron Los Iruña'ko. Por cierto, tras ver este vídeo, me he dado cuenta de que sería muy conveniente que en las pruebas para policías municipales y forales se incluyera alguna preguntica sobre este grupo navarro. Da demasiada tristeza que un agente, supuestamente al servicio de los pamploneses, no sepa quiénes fueron Los Iruña'ko.

Si este zaguán pudiera hablar...
1. Los comienzos (hasta agosto del 59)
Joaquín Zabalza, Alberto Huarte, Kike Los Arcos, Iñaki Astondoa y Enrique Abad fueron los componentes definitivos de este grupo formado a mediados de los 50 a partir de otros conjuntos navarros. 
Joaquín y Alberto llegaron desde el Trío Iberia, grupo en el que estaba Josecho García, también miembro fundador de Los Iruña'ko. Este grupo, siguiendo la estela de Los Panchos, se dedicaba fundamentalmente a cantar boleros. Pero, a finales de 1953 -cuenta mi amigo Ignacio Murillo-, dieron un golpe de timón a su trayectoria. Ese giro que dio el Trío Iberia fue el embrión de lo que, dos años y medio más tarde, en junio de 1956, fueron ya Los Iruña'ko.
Cuenta Ignacio que, escuchando a Los Melódicos -grupo al que pertenecía Enrique Los Arcos- alguna canción del folclore pamplonés y sanferminero, a Joaquín se le encendió la bombilla y cayó en la cuenta de que la música que en las calles pamplonesas cantaban las peñas estaba todavía sin grabar. Ni cortos ni perezosos se pusieron manos a la obra y, con el beneplácito de Manuel Turrillas -autor de la mayoría de esas canciones-, las arreglaron y ensayaron (en el salón de Mayor 54-1º, la casa de Alberto Huarte) durante los dos años siguientes.
Necesitaban un buen acordeonista, y ahí tenían al miembro de Los Melódicos Enrique Los Arcos, que se incorpora en 1956.
La voz impresionante de tenor de un joven del grupo Trinos Cirboneros, al que habían escuchado en el Gayarre, les pareció el anillo que necesitaba el dedo de Los Iruña'ko, y llamaron a finales del 56 a Enrique Abad.
En 1958 abandona el grupo Josecho García, pero se incorpora al mismo Iñaki Astondoa.
Pero no sólo el folclore navarro. Tuvieron también que aprender todos los ritmos de moda en aquella época. Es increíble cómo de aquel salón de Mayor 54, mirándose en el espejo, para corregir o aprobar sus posturas, saliera su estilo especialísimo, original. Cuando el día 7 de julio (ver enlace de Facebook) de este año tuve el honor de ser invitado a visitarlo, sentí por todas partes el aroma  de Los Iruña'ko.
Y así quedó el grupo, dispuesto para la gran aventura, y hasta su disolución en 1965:
Joaquín Zabalza: director artístico, tenor 2º, guitarra, bajo, pandereta, armonista
Alberto Huarte: bajo, guitarra, administrador
Kike Los Arcos: acordeonista, barítono 2º
Enrique Abad: Tenor 1º, solista, instrumentos rítmicos
Ignacio Astondoa: barítono, solista, guitarra

En este vídeo fijaos especialmente en la persona que aparece en el 1'11". Me sonaba, pero no caía. Ahora ya sé. Es...





...Jokin Idoate que, por supuesto, conoce bien a Los Iruña'ko

Nota: quiero agradecer a Jesús Garatea, conocedor y amigo de Los Iruña'ko, el material videográfico proporcionado, obra  SP Estudio de Alfonso Segura,  para poder subir a la Red la vida y la obra de este entrañable grupo
(continúa en Los Iruña'ko 2)

3 comentarios:

Echenique dijo...

Que nunca se pierda el aroma de los Iruña'ko. Gracias Desolvidar. El tema es un filón y seguro que lo tratas con mimo, el mimo que se merecen porque antes nos lo dieron.

Anónimo dijo...

Gracias Patxi. Un placer ese mestizaje tan armonioso, y un ejemplo de personas entusiastas, emprendedoras, abiertas, y tan representativas.
Rafa

Ramón Echenique dijo...

La consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales, Ana Ollo, ha participado en un acto institucional de reconocimiento al grupo musical 'Los Iruña’ko'. A dicho acto han acudido los miembros del grupo Enrique Abad, Iñaki Astondoa y Enrique Los Arcos, así como los familiares de los fallecidos Alberto Huarte y Joaquín Zabalza.

Previamente, los componentes de 'Los Iruña’ko' han sido recibidos por la presidenta Uxue Barkos. "El encuentro de carácter protocolario ha servido para que la presidenta reconozca personalmente a los miembros del grupo 'Los Iruña´ko' su extensa y fecunda trayectoria artística", indica el Ejecutivo foral en una nota.

En 1954, los cinco homenajeados fundaron el grupo musical. Desde ese momento, hasta su disolución en 1965, se convirtieron en embajadores de la música navarra ante el mundo, particularmente en todo el continente americano, donde compartieron escenario con artistas de la talla de Los Platters, Los Panchos, Cliff Richard, Pedro Vargas, Lucho Gatica, Sammy Davis, Josephine Baker, Charles Aznavour o Los Cinco Latinos.

La consejera Ollo ha dirigido unas palabras a los miembros de Los Iruña’ko, a sus familiares y amigos, en los que tras hacer una breve recorrido a su trayectoria musical, ha destacado su contribución a la popularización y divulgación de Navarra “por medio mundo, protagonizando brillantes actuaciones y dando un buena imagen de Navarra como tierra viva, alegre y emocional, abierta, también en la música, a las iniciativas y a los gustos internacionales”.

Asimismo, se ha referido al reconocimiento que alcanzaron con la interpretación de “los éxitos del momento, pero no de cualquier forma, sino siempre con un estilo personal y propio que los hizo especialmente atractivos. Y además popularizaron y dignificaron a la vez piezas esenciales del folklore de Navarra, de todas las partes de Navarra, a través de jotas, de zortzikos y de estampas”.

'Los Iruña’ko' comenzaron interpretando repertorio sanferminero, que grabaron para la casa Columbia. En 1959 comenzaron sus actuaciones en Madrid y firmaron un contrato con la casa discográfica Zafiro, iniciando una carrera de éxito con grabaciones, actuaciones en directo y en radio y televisión alternando la música sanferminera y los éxitos populares del momento. Después de actuar por toda la geografía peninsular y parte de la europea, en 1961 iniciaron una gira por México y América que les llevó a dar en dos años y medio más de dos mil quinientas actuaciones en más de una docena de países, incluyendo los Estados Unidos. Su trayectoria incluye giras por 30 países y la grabación de 250 temas.

En 1965, en la cresta de la fama, el grupo se disolvió. Sus componentes, con todo, han recibido diversos homenajes, en los que han actuado de nuevo, como el recibido en Los Arcos en 1975, la imposición del pañuelico de honor del Ayuntamiento de Pamplona en 1980, y el Gallico de oro de Napardi en 1994.

'Los Iruña'ko' fueron los encargados de lanzar el cohete sanferminero el año 1995. En 1997 se grabó una edición de dos CDs recopilatorios de su obra. En 2003 dieron aún un último concierto y en 2005 salió a la luz un nuevo disco recopilatorio.