Páginas vistas en el último mes

domingo, 19 de abril de 2015

Las murallas: frentes de Magdalena y Francia

1921-1922: Fortín de San Bartolomé, frente de Tejería a medio derruir, Baluarte del Labrit (ver arco de entada con puerta abierta) y frente de la Magdalena
0. Veni, vidi, vici (ver imágenes generales)
Estaba anteayer, viernes, leyendo la prensa, y vi que el Ayuntamiento organizaba visitas guiadas al interior de los baluartes de los frentes de la Magdalena y de Francia para conocer sus secretos; y que estas visitas se enmarcan en los actos del centenario del derribo de las murallas, que se conmemora el próximo 25 de julio.  No pude resistirme y llamé al tfno que proporcionaba, el 948 420 700. A pesar de ser las 15:27, me atendieron perfectamente y aceptaron mis dos reservas para esa misma tarde, a las 19:00 h.


1. Fortín de San Bartolomé (ver más imágenes del Fortín)
Es el "culpable" de que, tanto la calle, como el Parque de la Medialuna, se llamen así. Allí se nos proyectó un documental sobre la Pamplona fortificada, del que puedo ofreceros estos dos impresionantes minutos:



Desde la medialuna de San Bartolomé, cruzando la aérea pasarela..., 


aterrizamos en el Gito-Alai [los castizos así bautizaron al frontón, con ese nombre mitad caló (gito, gitano), mitad vasco (alai, alegre)].



Frente de Tejería. Camino de ronda de la muralla, junto al baluarte de Labrit, antes de ser derruida para el ensanche de la ciudad. 1919 / A. Gª Deán.
2. Baluarte del Labrit (ver imágenes del Biru y su caserna)
Nuestra guía, Aitziber, nos explicó el porqué de las escaleras (tantas y tan peligrosas) actuales: para compensar la rampa que antes llegaba hasta la puerta de acceso, como se ve tanto en esta imagen de 1919. como en la de portada (ya con las puertas abiertas) de finales de 1921 o comienzos del 22.


Subimos a la parte superior (hoy cerrada al público) y no pude resistir decirle a Aitziber dos cosicas: que estábamos en el punto más alto de la antigua Pamplona, y que de niños llamábamos a este lugar "el Biru", nombre que le pusieron los gitanos de la Merced (Baluarte> Birugarte> Biru), que tenían dificultades para pronunciar "Baluarte".

2.1 El Biru, el punto más alto de la vieja Pamplona
Como lleva tiempo cerrado al público, fue grande la emoción al subir, después de tantos años, al Biru de mi infancia.


Recientemente (2010) han trasladado allí las estaciones meteorológicas que había en otros puntos, no tan despejados, de Pamplona.
Recordé la cañonera donde se la dio Petete y admiré las vistas desde ese lugar tan elevado.

2.2 La Caserna
Bajamos las peligrosas escaleras y, entrando por el portón de la plaza Santa María la Real, conocí por 1ª vez uno de los secretos de las murallas: la caserna. Una especie de túnel que atraviesa por debajo el baluarte, saliendo por la puerta secreta del Frente de la Magdalena. Servía de refugio para la tropa y como almacén de los cañones y de víveres.


3. Muralla medieval (ver más imágenes de la muralla medieval)
Por el Paseo de Barbazán (ya ha sido repuesta la placa) vamos a contemplar uno de los tres fragmentos que se conservan de las murallas medievales de Pamplona. Forma parte hoy día de la pared trasera de la catedral. Se trata de una pared vertical, de sillares antiguos, en la que se abren algunas saeteras, y que cuenta, además, con dos torreones defensivos. 


La torre más grande e importante forma parte actualmente de la parte trasera de la capilla Barbazana de la catedral. La torre más pequeña es de forma cuadrangular y cuenta con saeteras. Se desconoce cuándo pudo haber ser construído este lienzo, ya que Pamplona tuvo murallas desde la época de los romanos, pero quizá pueda tratarse de las murallas que destruyó Carlomagno en el siglo VIII, pues así lo hace pensar la presencia en este muro de un fragmento que fue destruído y vuelto a reconstruir al modo de opus spicatum, modo constructivo que se empleaba en aquella época. La Capilla Barbazana fue construída en el siglo XIV dentro de la catedral, y esta torre de estilo gótico fue construida sobre otra que ya existía anteriormente, y que pertenecía a la antigua muralla medieval de Pamplona.


4. Poterna del Redín- Baluarte bajo de Guadalupe ( ver imágenes de esta temática)
Para una visión clara de este último recorrido:


Entramos por la poterna (¡vaya nombrecitos que aprende uno!) situada en el Redín y por donde, de niño, he visto  subir en camilla a más de uno que se había caído por la muralla. Creo recordar que una única vez los cordeleros me permitieron entrar, pero sólo hasta la mitad del oscuro túnel. Allí guardaban el material que no cabía en "la caseta de los cordeleros".

Poterna de acceso al baluarte bajo de Nuestra Señora de Guadalupe desde el Redín. 1933  J. Cía
Nada más salir del túnel, hay a mano izquierda una puerta que da acceso a una dependencia húmeda e insalubre en la que descansaban aquellos sufridos soldados. Salimos con alivio.
Siguiendo el recorrido señalado, giramos a la derecha para, a través de otro túnel, llegar al extremo sur del baluarte de Guadalupe, al pie mismo de la muralla, donde falta colocar el puente levadizo que nos uniría con el paseo al pie de las murallas que hicimos hace unos días:


Retrocedemos. Volvemos a pasar el túnel que vemos (a medias) en la imagen superior y paseamos por todo el baluarte bajo yendo ahora hasta el extremo oeste para ver en toda su amplitud el grandioso Frente de Francia y el Portal de Francia.


Y como remate a una visita muy bien guiada (gracias, Aitziber; no te olvides del Biru), de esas que dan conocimiento y crean amor a Pamplona, ¿qué mejor que un vinito y un pincho en el Caballo Blanco?


Y si además hay una romántica puesta de sol, ¿qué más placentero que tomarse el vino reclinados en la "Silla de Pilatos"? (mi hermano Carlos llamaba así a esa especie de M (eme mayúscula) que forman Peña Leziza y la cumbre de San Donato (¡casi se veía la ermita!)


Muchas más fotos ordenadas y comentadas en Face 
Comentarios de la entrada
Comentarios del álbum de fotos

2 comentarios:

Javi dijo...

Genial post.
Enhorabuena.

JOSE LUIS dijo...

Por si fuera interesante o de utilidad para ti, para tus alumnos o para los lectores de tu web, tengo publicado el blog http://plantararboles.blogspot.com
Un manual sencillo para que los amantes de la naturaleza podamos reforestar, casi sobre la marcha, sembrando las semillas que producen los árboles y arbustos autóctonos de nuestra propia región.
Salud, José Luis Sáez Sáez.