Páginas vistas en el último mes

martes, 14 de abril de 2015

El Saludo del Angelico de la Meca al de Aralar

Alústiza, siempre animoso
No sé si los ángeles tienen sexo (tema que tanto preocupaba en otros tiempos, felizmente superados), pero sí he visto hoy que se han dado dos besos apasionados y bien largos, sobre todo el segundo.
Y también sé que no sólo había dos ángeles (Miguel de Aralar y Gabriel). El portador del angelico de la Meca se llama Miguel Ángel Alústiza (Ángel y Miguel, toma ya!) y el que trae al ángel de Aralar también se llama Ángel, que se lo he preguntado, Ángel Andrés Pascual.

De ahí viene "Chantrea"
Pero la cosa angelical no termina ahí. Miguel Ángel Alústiza venía acompañado de Aurelio Sagaseta, quien, además de dirigir la Capilla de Música de la Catedral (que cantan como ángeles) lucía en su pecho la medalla del Chantre (así escrito; para que luego algunos vascorros sigan empeñados en escribir Chantrea con tx). La vinculación de la Chantría  y Capilla de Música con San Miguel de Aralar tiene una tradición de ocho siglos pues el obispo Juan de Tarazona creó la Chantría de la Catedral y dotó de Estatutos en latín (todavía vigentes) al incipiente coro catedralicio el día 29 de septiembre (San Miguel) del año 1206, dotando a la nueva institución musical de las rentas de San Miguel y Zamartze. Por eso quien sale a recibir oficialmente en nombre del Cabildo al Ángel en la Taconera es el Chantre

La tradición del otro ángel que sale a su encuentro, el "Angelico" de la Misericordia, es relativamente reciente (finales del s. XIX). Alústiza, él solico, lleva más de 40 años seguidos portándolo y nos ha dicho con orgullo que la imagen de San Gabriel, "anuncia desde hace 131 años a la ciudad que abra las puertas porque viene el ángel tutelar del Reyno, que es San Miguel".

Y los escoltas de San Gabriel también eran tres ángeles. O mejor dicho, un ángel y dos ángelas, con unas caritas y unos nombres preciosos: Samuel, Susana e Irene (pinchad, pinchad).
Y para terminar, aún vimos otro ángel acompañando a tanto ángel: el gran Joaquín Baleztena, una persona tan entrañable que a veces dudo de si es de este mundo o si es otro ángel venido a Pamplona desde el cielo.



Y desde el Bosquecillo los dos ángeles fueron a San Nicolás, siguiendo el refrán. Este año 2015, por ser non, por San Antón: "Año par por San Gregorio y año non por San Antón".

Comentarios de Face Fotos en Face

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Patxi, yo estuve el domingo,plantando un roble y tirando las cenizas de mi hermano Mikel, justo al lado del Santuario de Aralar. Ya que murió el martes. Era uno de nuestros seguidores, - al que cada seis meses, hemos estado yendo a cantar a la residencia Beloso Alto, donde estaba ingresado-
JI

Patxi Mendiburu dijo...

Esto me manda mi amigo, gran amigo, Alex:
Buenas tardes gran amigo Patxi.
Creo que no hará falta que informe de esto al Navarro mejor informado, pero como sé que eres de meticulosa investigación, me permito unas líneas sobre dos pequeños detalles.
Miguel Ángel Alústiza, es tío carnal de mi amigo Adolfo, y si no me equivoco es el menor de los hermanos de su difunto y homónimo padre. Ambos naturales de Gallipienzo, de casa Honorario.
Durante muchísimos años, (tal vez cerca de los 40 que citas), fue Secretario de la popular Meca.
Hasta ahí, creo que no te descubro nada.
El hermano pequeño de mi amigo Adolfo, se llama Hervé Alústiza Romero. Recién casado, aceptó la propuesta de cuidar del Santuario de San Miguel, junto a su esposa. Si no me falla la memoria, querían estar un año pero finalmente fueron convencidos para cubrir un año más ese precioso empleo.
Una vez terminado ese período, volvió a sus labores de trovador, poeta, ilustrador, narrador y fabricante de sonrisas. Es una persona fantástica, con experiencias en Argentina, India, etc. siempre haciendo el "payaso" donde más faltaban estos.
Es un personaje interesantísimo, y un ser ejemplar. Te invito a que intentes hacerte con él para enriquecer tu blog, ya que una y otra vez has demostrado poder hacerlo. Si consigues ir con él al Santuario, obtendrás seguramente una doble satisfacción.
Un abrazo,
Alex