Páginas vistas en el último mes

martes, 22 de mayo de 2018

El misterio de la Palomica (Alberto Turón)


Si hablamos de 'palomas', para un aragonés las palomas por antonomasia son las del Pilar:
¡Aaaay ay ay ay! Volando van 
por el Ebro, por las torres las palomas del Pilar
Así dice la canción de Francisco de Val, interpretada por Los Bocheros.
Si le preguntamos a un navarro, enseguida nos lleva a Ujué ('uxúa'), que dicen que viene del vasco y significa 'paloma'.
Los andaluces nos contagian su emoción con la Blanca Paloma. Pero hay una hermandad en Sevilla que no peregrina al Rocío, sino a Nª Sª de Valvanera, y al despedirse de la Virgen riojana le dicen, como sólo ellos saben decirle:
¡Adiós! Sol de Valvanera, ¡Adiós! Encanto de cielo 
¡Adiós! Paloma hechicera ¡Adiós! Mi gloria y consuelo

Pero si, en vez de hablar de 'paloma' o 'palomas', decimos 'la palomica', inmediatamente todos -riojanos, navarros, aragoneses- los de la Valdebro pensamos en José Iranzo, el Pastor de Andorra, la de Teruel.
El 12 de mayo publiqué una entrada monográfica dedicada a la Palomica ("No levantes tanto el vuelo") y la leyó Alberto Turón, investigador del folclore aragonés y autor de la magnífica página Arafolk, quien me envió un comentario que, por su importancia, va a ser el tema de esta entrada

1. Trabajo de campo en Andorra, hacia 2003
"Hola, Patxi. ¿Cómo estás? Hace un montón de tiempo que no tenemos contacto. Pero, como ves, sigo recibiendo tus mensajes y leyendo con gusto todas tus referencias al folklore de Navarra y de Aragón.
Me ha parecido muy interesante todo lo que cuentas de la jota de la Palomica. Te puedo dar algo de información que recogí en Andorra hace unos quince años. Por entonces hicimos un trabajo de recopilación de tradición oral en el que entrevistamos a casi toda la gente mayor del pueblo, entre ellos José Iranzo, quien nos cantó un montón de jotas, no recuerdo si incluida la palomica o no. De todo ello tengo testimonio grabado, aparte de que un centenar de temas se publicaron en un doble cd.

2. ¿Quién fue 'la Palomica'?
Algunas personas nos hablaron de que la palomica era una jota tradicional en Andorra; nos dijeron que la palomica de la copla fue una moza de allí. Hubo uno que incluso se atrevía a ponerle nombre, pero nadie más fue tan preciso. Sin embargo, todos parecían estar de acuerdo en atribuir la jota a algún episodio del pasado local. 
Como apuntábamos, el origen más seguro de esta jota no está en Navarra -como muchos creíamos- sino que hacia 1900 ya era tradicional en la zona de Andorra (Teruel). Lo que nunca sospeché es que "la Palomica" fuera una chica, una moza de la zona. Quizás algún caso parecido a la habanera de Urbén "En la Solana" o, mucho antes, la Dolores de la copla, que tantas leyendas suscitó.

3. Nunca dijo Iranzo que fuera suya
Alguno reprochaba al pastor de Andorra el haberse apropiado de esa jota, pero bueno, eso son rencillas del pueblo, supongo. José Iranzo creo que nunca ha dicho que la inventara él. De hecho en el video que has puesto en tu blog afirma que la aprendió de pequeño, como dijeron todos los demás que nos la cantaron.
Me extraña que diga alguien que el Pastor se apropiara de la Palomica, cuando -como señalas- en el propio vídeo él dice que la aprendió de pequeño, de sus mayores. Y el propio José Luis Melero iba a decir "la creó" y sin terminar la palabra rectifica y, para no dar lugar a equívocos, dice que "la recogió y la popularizó Iranzo". 
Yo creo que el autor de reproche confunde apropiarse de una jota con hacerla suya. José Iranzo la hizo suya, lo mismo que Mari Cruz Corral hizo suya otra gran jota, la de José Luis Lizarraga "Que hizo a San Fermín llorar". Porque Mari Cruz no la canta sin más; la dice, la siente, la vive, la reza. 
Y cuando alguien vive una jota...
4. Y ahora viene el misterio
Lo más curioso de todo lo que oí en Andorra es esto: la palomica es una jota con un marcado aire navarro que aquí en Aragón casi nadie quiere admitir. Ni siquiera José Luis Melero, experto entre los expertos, que habla al final del video, se atreve a calificarla de navarra. Ya ves que se limita a decir que es "peculiar".

Totalmente de acuerdo en lo del aire navarro. De hecho, la inmensa mayoría de la gente sin prejuicios, en cuanto la oye la califica de navarra. Además, aquí siempre la hemos (perdón, la han) cantado con la letra de la versión navarra:
que si te vas de Navarra, ya no podrás volver luego


En Andorra hay mucho trabajador del campo y de las minas, gente que ha cantado la jota de joven sin haber tenido maestro, sólo de oírla a sus mayores, como entretenimiento durante las largas jornadas de trabajo. 
Y también hay una sede de la Peña de El Cachirulo, entidad distribuida por Teruel y Zaragoza que entre otras actividades fomenta la enseñanza de la jota de manera "académica".
De todos los andorranos que nos cantaron jotas, los que procedían de la academia de El Cachirulo nos cantaron las mismas del repertorio estándar que todo el mundo identifica con la jota aragonesa desde hace un siglo, las mismas jotas con las mismas letras y las mismas tonadas que uno oye cantar en cualquer rincón de Aragón.
Sin embargo, los tres o cuatro mayores que no habían pasado por escuelas de jota nos cantaron varias tonadas muy originales, diferentes, y todas ellas con el mismo aire que tiene la palomica, quizá menos evidente, pero inconfundiblemente navarro.



Dice nuestro amigo común Javier Barreiro:
"En esta línea de música popular, a Raimundo Lanas, el cantador de Murillo el Fruto, que instituyó la forma canónica de cantar la jota navarra, Monreal le armonizó e instrumentó todo el repertorio de jotas escritas por Ezequiel Endériz, con las que instituyó el canon  de la jota navarra."
Si Raimundo Lanas vivió de 1908 a 1939, esa institución del canon de la jota navarra, de la que habla Javier, tuvo que ser hacia 1930.
Para esa fecha, ya era tradicional en Andorra el cantar la jota con ese aire "inconfundiblemente navarro" que dices.
Este embrollo me recuerda a aquel gitano (perdón, 'persona de etnia gitana') que para vender más caro un crucifijo, decía que era de varios siglos antes de Cristo. O sea que en Andorra era tradicional cantar al estilo de Navarra, antes de que dicho estilo fuera instituido.
Raimundo Lanas en el centro, sacando la cabeza
Me hace gracia que una vez, allá por el 34, le pidieron a Lanas en Zaragoza que cantara jota aragonesa; pero Raimundo Lanas nunca quiso hacerlo: 
«Me gusta y es preciosa, pero yo soy navarro y sólo deseo cantar a mi tierra y dar a conocer su jota, de tanta calidad, y que está tan olvidada fuera de ella» 
¡Estaba, sin saberlo, cantando jota navarra y  aragonesa al estilo de Andorra!
Da la impresión, pues, de que hay una coincidencia (que yo sepa, Raimundo nunca estuvo en Andorra) entre el estilo de esta zona turolense y el de Navarra, sin mutuas influencias.
Pero, como termina Alberto: 
Es algo que me causa perplejidad desde entonces, y siempre que tengo ocasión lo cuento, sobre todo cuando me encuentro entre defensores a ultranza de la pureza de la jota (de la suya).
He pensado que te podría interesar. Gracias por tu trabajo, un abrazo,
Alberto Turón"
Muchísimas gracias, Alberto, por una información tan sorprendente

2 comentarios:

Ruben Perez Palos dijo...

Interesante reflexión acerca de la jota navarra y aragonesa y la procedencia del estilo de la palomica.

Soy Rubén, aficionado cantador de jotas con mis raíces en Albalate del Arzobispo. Me ha animado a escribir algo por que siempre que escuchamos cantar a personas mayores, exclusivamente en reuniones familiares, que no han tomado clases de canto, le dan mucha preferencia a los estilos navarros, "Cojo la vara y mi carro", "Para sombra una noguera" y otras que las interpretan con un inconfundible estilo navarro.

Lo escribo aquí por que siempre me he preguntado el por qué de la influencia navarra en las personas mayores en una zona, que para nada es limítrofe con navarra y que no se conoce influencia alguna acerca de como se creo dicha influencia.

Solo dejo un piedra más para seguir construyendo camino.

Gracias.

Patxi Mendiburu dijo...

Hola, Rubén.
Creo, sospecho que el motivo de la coincidencia entre Andorra y Navarra puede estar en la manera de cantar la jota: al natural, a pecho limpio, sin academicismos. Lee la entrada de mañana (ya hoy) y a ver qué te parece. Se titula "Jotas, a pecho limpio"