Páginas vistas en total

sábado, 31 de marzo de 2018

Andosilla, Viacrucis viviente 2018

Impresionante imagen (Navarra.com) del momento de la Crucifixión en Andosilla (Navarra)
Andosilla revive la Pasión de Cristo ante 3.000 personas
Imanol Moreno Amatriain y Maite Resano Jimeno han tomado el papel de Jesús y la Virgen María en la XXVIII edición del vía crucis viviente
Alberto Gurrea ha estrenado una jota para la ocasión

Diario de Navarra M. MARTÍNEZ DE EULATE
Andosilla ha vuelto a convertirse este Viernes Santo en la antigua Jerusalén. Desde hace 28 años, este día es uno de los señalados en el calendario de la localidad navarra por la escenificación de las 14 estaciones del vía crucis.
el realismo es total
La Pasión Viviente de Andosilla ha contado esta vez con 40 vecinos que, por un día, han sido actores en el papel de personas que vivieron hace 2.000 años, y 60 voluntarios más que han hecho posible que este acto, ya convertido en tradición, siga perdurando en el tiempo. Un total de 3.000 personas han visto la representación.
Por segundo año, arrastró la cruz en la piel de Jesucristo Imanol Moreno Amatriain, de 27 años y miembro de la directiva del colectivo organizador, la asociación Marcha Joven. Por su parte, Maite Resano Jimeno actuó de Virgen María por segundo año consecutivo, si bien ya había interpretado este papel hace más de una década.
La representación ha comenzado a las 10.15 de la mañana en la plaza de los Fueros con la primera estación, el Juicio de Pilatos ante el pueblo hebreo. Tras la condena a muerte, la escenificación ha continuado por las calles del pueblo con la Carga de la Cruz, la Primera Caída y el Encuentro con María, una de las escenas más emotivas. Tras ello, han llegado al encuentro del Cirineo, la Verónica y las Hijas de Jesús, los pocos personajes que se apiadan de Jesús en su duro camino al Gólgota con una cruz a cuestas de 64 kilos de peso y 1,70 metros de altura. Antes de la Tercera Caída, los romanos han azotado a los ladrones Dimas y Eune, acompañando a Cristo en la Crucifixión. Ya en la plaza Lope del Val, donde, como todos los años, se instalan gradas, el público ha podido presenciar el pasaje de la Crucifixión con el levantamiento de las tres cruces, el Descendimiento, la Piedad y el entierro de Jesucristo.
***
Una jota en la Pasión andolense
En un momento del Vía Crucis, Jesús, con la cruz a cuestas, se ha detenido. Y Alberto Gurrea, desde su casa natal, ha entonado una jota. Curiosamente, desde la misma casa en la que luego vivió otro gran jotero: José Monasterio, 'Antero'. 
Le ha acompañado a la guitarra Rosario Marín.
La letra de la jota, estrenada por Alberto para la ocasión, es ésta:

Andosilla se lamenta
De amargura y de pasión
Y al llegar al Paso Santo
Es mi jota una oración


***
Este año, como novedad, se han instalado dos nuevos decorados para las escenas de la Flagelación y la Primera Caída con parajes de Andosilla. A través de la megafonía instalada a lo largo del recorrido, el público ha podido seguir los diálogos de la mano de los narradores Manolo Osorio Martín y Ana Francés Apellaniz.
Otras de las novedades de la edición de este viernes ha sido la instalación de un punto de información en la puerta de la basílica y, a modo de complemento tras la Pasión Viviente, ha tenido lugar un teatro callejero en el que se han representado tres sainetes.

No hay comentarios: