Páginas vistas en el último mes

jueves, 2 de febrero de 2012

El mejor jeroglífico del mundo

Piedra de Rosetta 
Como bien sabéis, Pedro Ocón de Oro ha sido el creador de numerosos pasatiempos: crucigramas, jeroglíficos...
De todos ellos recuerdo un pasatiempo  que me llamó tanto la atención, que lo utilicé durante muchos años en mis clases, tratando de despertar la imaginación y el ingenio de mis alumnos.
Se trata de un jeroglífico ("sagrada escritura"). Para quien no sepa de qué va, un jeroglífico es un acertijo en el que hay que descubrir una palabra, una frase... a partir de imágenes o signos que están dentro de un recuadro.
Aquel jeroglífico me maravilló, sobre todo, por su economía de medios: con muy poco "dice" mucho.
Además, me permitía descubrir el nivel de mis alumnos: era un auténtico test de inteligencia.
Nunca nadie dio con el resultado sin ayuda. Yo iba dando pistas y los que creían haber encontrado la solución, la apuntaban. Miraba su cuaderno y les felicitaba... o les invitaba a seguir pensando con la pista siguiente.
Os lo cuento como a mí me lo contaron:
"Un día le preguntaron a Ocón de Oro:
- Oiga, don Pedro, ¿de dónde saca usted ese ingenio para hacer tantos crucigramas, sopas de letras, pasatiempos ..?
Y él les respondió... con este jeroglífico:


don Pedro, ¿de dónde saca tanto ingenio?   "

(Pistas y solución al final. Vete de una en una, tapando las de abajo)

De todas formas, y espoleado por la simplicidad del jeroglífico de Ocón, inventé uno que aún es más económico, ya que no usa más que el recuadro, y además es tan sencillo que no voy a dar ni pistas ni solución.


¿Qué deporte hace Mark Spitz?







Pista 1. Lo que hay dentro del recuadro es la letra u


Pista 2. No hay nada más. Tan sólo la u


Pista 3. Solamente la u


Pista 4. La u, solamente


Pista 5. U solamente


Pista 6. Usolamente


Pista 7. Uso la mente (ésta es la solución)

No hay comentarios: